08 junio 2014

Estreno de "La mujer que hablaba con los muertos"



El 31 de mayo de 2014 era un día esperado en la web, por fin podríamos disfrutar de la nueva película de César del Álamo, titulada "La mujer que hablaba con los muertos".
A César le tenemos un especial cariño ya que su anterior film "Buenas noches, dijo la señorita Pájaro" inauguró nuestro primer festival de cine, el SomierFest 2013. Y esa confianza que depositó en nosotros permtiendonos proyectar su obra, la tendremos siempre muy presente.

Cuando empezó el crowdfunding para su nuevo trabajo, el staff participó en el mismo y además le hizo la publicidad a nivel internetil que pudo.
Por todo esto, por que al participar en el crowdfunding salimos en los títulos de crédito finales y por que muy probablemente esta película la proyectemos en nuestro segundo festival, la expectación que teníamos era máxima.

Así que allí estábamos Serdna, Harknes y servidora (La Perra Verde) junto a nuestro amigo Warriors (Santiago Ruiz) en el festival de terror Nocturna, sin saber el tono exacto que tendría la película y si tendría algo que ver con su predecesora. Pero dejemos la cháchara y pasemos a hablar de la obra.







Título: La mujer que hablaba con los muertos
Director: César del Álamo
País: España
Actores: Ruxandra Oancea, Alba Messa, Rafa Casette, Cova de Alfonso, Lone Fleming, Maya Reyes, Chema Coloma, Nüll García, Sara Jiménez, Lucía Caraballo, Gonzalo Navas, Cristina Soria
Año: 2014
Duración: 102'
Crítico: Harkness

Calificación:




Cuando era pequeña, Elena Castaño (Ruxandra Oancea) tenía supuestamente el don de comunicarse con los difuntos, y lo utilizaba para ayudar a la policía a resolver crímenes. Con el tiempo, ha perdido dichos poderes y se dedica a organizar falsas sesiones de espiritismo con la ayuda de su hermana (Alba Messa), para sacarles el dinero a los participantes. Pero lo que iba ser la última de estas sesiones, sus facultades vuelven a manifestarse de nuevo...

Al cineasta madrileño César del Álamo lo conocimos gracias a su anterior largometraje, Buenas noches, dijo la señorita Pájaro, un particular homenaje al cine de suspense y de terror italiano realizado desde el ámbito del cine “lowcost”, que no tardó en convertirse en uno de nuestros títulos de cabecera (de hecho, la proyectamos en nuestro “somierfest” en año pasado). La mujer que hablaba con los muertos es su nueva película, financiada mediante crowfunding (en el cual hemos participado) y de nuevo realizada con medios limitados.

Con un giro hacia la comedia negra y sobrenatural, es un film sorprendente y en muchos aspectos difícilmente clasificable, donde se hace de nuevo patente una fascinación por el cine fantástico y terrorífico. Si Buenas noches... regresaba a la cinefilia y a las claves de un género de otro tiempo, siempre bajo la mirada personal del autor, y recordaba al cine de Roman Polanski (mentes trastornadas, apartamentos como localización única...), La mujer... va más por libre, sin un género específico como referente, aunque el reparto coral y el misterio hacen pensar en Agatha Christie y en Un cadáver a los postres. Parece que a César del Álamo le gustan las historias sobre traumas, sobre pasados ocultos y personajes que no son lo que aparentan a simple vista, pero por lo que he visto, hay dos cosas que caracterizan sus películas. Por un lado, piruetas argumentales y vueltas de tuerca imposibles. Por otro lado, un extraño sentido del humor que se entremezcla con lo truculento.


Dentro del reparto, destaca la presencia de una musa del fantaterror español como es Lone Fleming (La noche del terror ciego, El ataque de los muertos sin ojos). Llama la atención el diseño de los “burtonescos” títulos de crédito iniciales, un gran detalle. Con sus aciertos y sus tropiezos, personalmente me parece que la mezcla de tonos a veces chirría un poco, como si la parte cómica y la parte dramática se dieran de tortas, sobre todo al final, que deriva en una explicación entre confusa y surrealista de las motivaciones de ciertos personajes. Por otro lado, encontramos diálogos y réplicas muy divertidos, y un uso original de la cámara en escenas como la de la presentación grupal, rodada en una única toma.

Si tuviera que hacer mi propia definición de la película, sería ésta; un ejercicio artesanal de género, desde la honestidad y la admiración sincera, carente de coartadas postmodernas, que seguramente no convencerá a todo el mundo por su ocasional rareza y que provocará tanto reacciones tanto a favor como en contra.

Fotografía realizada por Santiago Ruiz



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus