Los Juegos del Hambre: Sinsajo (Parte 1)


Título: Los Juegos del Hambre: Sinsajo (parte 1)
Título original: The Hunger Games: Mockingjay (Part 1)
Director: Francis Lawrence
País: USA
Actores:Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Natalie Dormer, Sam Claflin, Liam Hemsworth, Julianne Moore, Gwendoline Christie, Philip Seymour Hoffman, Robert Knepper, Stef Dawson, Elden Henson, Evan Ross, Mahershala Ali, Wes Chatham
Año: 2014
Duración: 125'
Crítico colaborador: Eva V.






Valoración:




Después de intentar intimidar a Katniss (Jennifer Lawrence) en la entrega anterior, el Capitolio se emplea a fondo para intentar mantener su forma de vida sofocando las rebeliones en los distritos, desatados por el gesto de la protagonista, sin embargo la llama de la esperanza ya está encendida, suena muy prometedor lo que estoy diciendo, pero, la penúltima película de los Juegos del Hambre nos deja con ganas de más.  Un film que debe desembocar en algo épico, se queda en una primera parte muy descafeinada, muy light, todo muy orientado al público que esta saga tiene focalizado, a los adolescentes .

Debo destacar que  a pesar de estar orientada para el publico joven pintan la situación muy desesperada (todo lo que se puede para Pg-13) y la tensión a la que llega el hilo argumental, mientras la guerra estalla lentamente está perfectamente retratada e interpretada sin llegar a ser cruda. Es lo positivo del film, que te mantiene atento y que sobretodo entretiene. También por ser para gente joven el ritmo de la película se lleva muy bien a pesar de ser tan larga, dura mas de 2 horas 

El reparto tenemos a Donald sutherland el mejor villano del mundo y Julianne Moore tan sobria como su personaje, maravillosa, la protagonista Jennifer Lawrence bastante sosa, como el personaje que hace, que ves todo lo que le sucede durante toda la saga y sigue ahí aguantando todo lo que le echan.

En conclusión, una película entretenida aunque puede provocar decepción para la gente que busque algo más, habrá que esperar a la segunda parte, si lo rematan bien.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Especial Mortadelo y Filemón (Parte I)



 Redactor: Blueberry

¿Marvel?....¿DC?,  por favor... Estos siguen siendo los maestros del cómic o tebeo como se le quiera mencionar, me refiero a los incombustibles Mortadelo y Filemón, es posiblemente mi cómic favorito, que llevo leyendo desde los 10 años.

                                                        "El mejor chiste EVAH"
                                  
¿Quien no conoce a estos dos merluzos?, Mortadelo y Filemón creados en 1958 por el gran Francisco Ibáñez, nos narran las peripecias de estos dos detectives de cuarta regional, Mortadelo un señor calvo con gafas que su afición son los disfraces y Filemón un señor con dos pelos malhumorado y que casi siempre recibe tortazos incitados por su subalterno Mortadelo. Estos personajes son verdaderos iconos en el mundo del cómic, forman ya parte de la propia cultura popular española, su punto es como Ibáñez no estanca a los personajes, sino que con el paso de los años se mantienen activos, evolucionan, tocan temas actuales ya sea de panorama político o social (desde mundiales de fútbol, olimpiadas, casos políticos, evolución de la sociedad, etc) siempre con humor y sin recurrir a la crítica directa, sin pringarse en una ideología, simplemente le da palos a quien esté en ese momento, no por su carnet, mediante el recurso de la la sátira y el chiste de  golpes (tortazos, caídas, persecuciones cómicas, etc), una cosa que me llamaba mucho la atención, es que en ningún tebeo de Mortadelo y Filemón NUNCA vas a encontrar un lenguaje malsonante, pero si vas a encontrar una gran cantidad de insultos divertidos, sin caer en lo zafio o grosero.


Estos personajes,  tienen dos etapas muy bien diferenciadas,

1-Agencia de Información (1958-1969). 

Ibáñez como muchos de su generación como Vázquez, Escobar, Raf etc. Empezaron dibujando y guionizando viñetas para pequeñas revistas, debían hacer siempre aventuras de como mucho dos paginas con final autoconclusivo, los motivos eran debido a que trabajan en una revista con multiples autores, la variedad de personajes y aventuras era muy alta. En esta etapa Ibáñez se inspira en los seriales de detectives que resolvían casos cada episodio, como El Santo o Agentes de Cipol, y otros seriales radiofónicos.

Las aventuras siempre tenían un inicio y con un final malo, para los personajes, ya sea por confusiones de palabras, Filemón recibiendo por todos sitios, eran como mencioné pequeñas tiras cómicas semanales, de usar y tirar, sin ninguna pretensión.


2-Agentes de la T.I.A (1969-...) 

En esta etapa ocurre una serie de factores que producen un cambio al comic español. En países como Francia, Reino Unido o Estados Unidos, empiezan a crear lo que llaman series regulares, es decir, aventuras que tienen una mayor extensión, con algún arco argumental que no tenía porque cerrarse al final del cómic, el cómic español, sufrió mas influencia de los cómics europeos de autores como Hergé (Tintin), Jean "Moebius" Giraud (El teniente Blueberry), Jean Van Hamme (XIII, Largo Winch), Rene Goscinny (Asterix, Lucky Luke)...que como consecuencia, las pequeñas aventuras conclusivas son casi borradas y utilizadas solamente, como elementos puntuales.


Muchas editoriales ven aquí un filón en ese tipo de formato de cómic, Ibañez no se queda atrás y lo que hace es evolucionar a sus 2 mejores personajes, Mortadelo y Filemón y dejando al resto de sus creaciones, como complemento para revistas. Estamos a finales de los años 60, el genero de detectives esta de capa caída y lo que esta arrasando por todo el mundo es... James Bond y el cine de espías, lo que hace Ibañez es convertir a Mortadelo y Filemón en agentes secretos de los Técnicos de Investigación Aeroterraquea (T.I.A).


Además de los susodichos, añade personajes que aparecen en su serie de manera regular como por ejemplo El Superintendente Vicente, El profesor Bacterio o la señorita Ofelia. La temática en los primeros comics, eran historias de aventuras largas, contra criminales, acabar con planes de enemigos, muy influenciado por el genero del cine de espías, con todos sus clichés, pero siempre con el humor que le caracterizaba a estos personajes. Tras la caída del Franquismo, Ibáñez utiliza temas actuales de la época para sus tramas principales, tenemos por ejemplo el caso Roldán, Las olimpiadas y mundiales, La guerra del Golfo, aniversarios de eventos como por ejemplo el cine, el cómic, aparición de las redes sociales y medios de comunicación (como por ejemplo El trastomóvil) etc. Todo ello siempre usando la parodia, la coña y la mofa como forma de expresión.

Artitiscamente, como cualquier autor, Ibañez evoluciona como dibujante, para ello que mejor forma que con un dibujo :


 A partir del número 5, hay un cambio radical en el diseño, algo muy característico, aunque suene chorra o muy rebuscadillo es en las orejas, eran trazos simples de hacer, ya cuando comienza con las series regulares, se toma mas en serio los dibujos y el detalle, se nota bastante por ejemplo el salto en los primeros tebeos como El Sulfato Atómico o Valor y al Toro que son posiblemente lo mejor dibujado por este señor y que con el paso de los años redujo los detalles, pero no calidad.



Y aquí termina la primera parte, la segunda tratará sobre como se adaptaron tanto en cine como televisión, ale, nos vemos en la próxima.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Dos tontos todavía más tontos









Título: Dos tontos todavía más tontos
Título original: Dumb and Dumber To
Director: Peter Farrelly, Bobby Farrelly
País: USA
Actores: Jim Carrey, Jeff Daniels, Kathleen Turner, Laurie Holden, Rob Riggle, Rachel Melvin, Cam Neely, Paul Blackthorne, Lauren Henneberg, Bill Murray, Erika Bierman
Año: 2014
Duración: 109'
Crítico colaborador: Pagalitros

Calificación:




¡He vuelto! Después de una larga etapa dedicada a comentar las series más zarrapastrosas de la parrilla televisiva, regreso a comentar estrenos. Además la secuela de una de esas comedias que para bien o para mal (Más de lo segundo que de lo primero) me marcaron en su momento. Llegándola a ver hasta 3 veces en un finde.

Dos tontos muy tontos, era una sencilla comedia sobre dos descerebrados que tenían que realizar su particular road movie y les iban sucediendo sin fin de cosas. Si el filme funcionaba era por su humor gamberro y la química que había entre un emergente Jim Carrey que venía de hacer Ace Ventura y La Mascara, bien acompañado por un siempre solvente Jeff Daniels. Fue todo un taquillazo que contó con una precuela que no tengo moral de ver y hasta de una serie de animación (No muy buena por cierto).

¿Y que sucedió con la secuela? Carrey que tras Ace Ventura 2: Operación África no quedo muy contento y desde entonces la estrella de El show de Truman rechazó hacer secuelas de sus filmes más taquilleros, caso de La Mascara o la citada Dos Tontos muy tontos que se tuvieron que conformar con ciertos derivados que no vienen al caso comentar.

Los años pasan y la carrera de Carrey como de los directores del filme, los Farrelly, llevan un tiempo de capa caída. El actor no es capaz de llenar las salas como antes y a los directores de Algo pasa con Mary, llevan una temporada que no dan pie con bola. Daniels ahora esta mejor que nunca con su serie The Newsroom.

Total que tras muchos tiras y aflojas, que si tengo la agenda ocupada, que si ahora no me apetece y prefiero hacer otras cosas. Por fin tanto los actores como los directores se lanzaron a la piscina con esta secuela.

En ella se han llegado a usar hasta 6 guionistas para repetir el mismo esquema de la anterior película, Harry y Lloyd tienen una nueva aventura, buscar a la hija secreta que tuvo el primero con una novia a comienzos de los 90.

Nuestros protas tendrán que darse otro paseo, recorriendo las rutas secundaria del país para encontrarse con toda una fauna de personajes y como no, de por medio también querrán matarlos, sin que ellos lo sepan. Vamos que original no es la trama ¿Pero que más da?

Escenas para recordar, ese comienzo en el hospital donde nos explica lo que ha sucedido con nuestros dos “genios” desde el anterior filme, la visita a casa de los padres de Harry, la falsa llegada a casa de Penny (La hija de Harry) o las fantasías de Lloyd sobre un baile de fin de curso con ataque de ninjas incluido son una serie de momentos, por citar unos pocos, en los que te partirás de risa (o por lo menos el público en la sala y servidor estaba en ese plan).

Dentro del reparto pues nuestros protas se notan que están más viejunos, sobretodo Carrey que tanto gesticular le ha pasado factura en su cara, aquí vuelve a demostrar que es capaz de hacer todas las muecas que les hizo tan famoso en el pasado mientras Daniels parece que su personaje ha madurado “algo” después de todo este tiempo (Ejemplo la escena en la que se imagina como hubiera sido cuidar de su hija). Por allí se deja ver a Kathleen Turner, como la madre de Penny, con la que Harry tuvo un lío, que se ríe un poco de su imagen de sex simbol de los 80, tiene un par de gags muy acertados sobretodo en su presentación al ser confundida con un tío o cuando intenta seducir a un tipo y le sale el tiro rana. También se dejan ver en papeles menores Laurie Holden, Andrea de The Walking Dead (La rubia que caía mal a todo el mundo), que hace de la villana de la función y a Rob Riggle, este siempre hace de malo.
Para los que vieron la primera, esta les gustará, ya que tiene muchos guiños a la original, aparece de nuevo el coche/perro o el niño paralítico y ciego al que Lloyd le vendió un periquito sin cabeza. Para los que no saben quienes son ni Carrey ni Daniels tampoco les hará falta ver la anterior pero se la recomendamos.

Lo peor de la peli es sin duda alguna el cambio de voces del doblaje con respecto a la anterior, que sin desmerecer el trabajo de los dobladores de esta, te descoloca bastante. Por lo demás, abusan de los chistes de caca, culo, pedo, pis pero es perdonable.

Por cierto, quedarse una vez finalizada la peli, no aparece Samuel L. Jackson para fichar a los chicos (Menos mal) pero lo que viene es un punto muy bueno relacionado con la anterior que además deja una incógnita de si habrá tercera entrega, según los Farrelly para el 2034 



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Hemingway & Gellhorn








Título: Hemingway & Gellhorn
Título original: Hemingway & Gellhorn
Director: Philip Kaufman
País: USA
Actores: Nicole Kidman, Clive Owen, Robert Duvall, Parker Posey, Connie Nielsen, Tony Shalhoub, Rodrigo Santoro, Mark Pellegrino, David Strathairn, Peter Coyote, Jeffrey Jones, Molly Parker, Santiago Cabrera, Brooke Adams
Año: 2012
Duración: 154'
Crítico colaborador: Pagalitros

Calificación:




Tras comentar las series de Transporter o Abierto hasta elamanecer, tengo por aquí otra crítica de un producto para la caja tonta. En esta ocasión no se trata de una serie sino de un telefilme que sino fuera por sus protagonistas no la estaríamos comentando.



Hemingway & Gellhorn es un estrenos Tv protagonizado por un Clive Owen un poco pasado de rosca y una Nicole Kidman que esta en modo de quiero volver a ser la estrella de hace 10 años con algo menos de botox del habitual. Lo que hace que el visionado sea entretenido es la cantidad de gente conocida ya sea del cine o televisión que aparecen durante su metraje, su ambientación y esos particulares “efectos especiales” que tiene que provoca una cierta vergüenza ajena o pena, según como te pille el día.


¿Y de qué va la historia? Nos cuenta la tormentosa relación que tuvieron el famoso escritor de El Viejo y el mar con la periodista Martha Gellhorn durante los años 30. La historia narrada en flashbacks por ella, nos la presenta como una niña pija que se queda embelesada del bravucón de Hemingway, esta sin ton ni son se va a España ante el estallido de la Guerra Civil como corresponsal de guerra mientras que él esta allí rodando un documental, pero todo esto da la sensación que se van de finde a la montaña o algo así.



Toda esta parte es la más entretenida de la historia mientras los protagonistas están en España, porque se ve todo tipo de cagadas de caer en los tópicos que ya os podéis imaginar, llega a un punto que se oye tantas veces el ¡Ay Carmela! que parece que iba a salir en cualquier momento Carmen Maura y Pajares.


Atentos a esos momentos absurdos como el duelo a la ruleta rusa que tiene Owen con el mismísimo Robert Duvall que hace de un militar ruso, que esta todo el día borracho o los berrinches de David Strathairn cuando se pasa todo el rato preguntando donde esta el personaje de Rodrigo Santoro mientras todo el mundo pasa de él como de la mierda, vamos no digo nada y lo digo todo o el polvete de la Kidman (Hay teticas que para eso produce HBO) con Owen en medio de un bombardeo más sutil imposible.


Después de esto, los dos protagonistas ya enamorados, se dan la buena vida aunque antes el primero se divorcia, porque por aquella época el bueno de Ernest ya estaba casado y con chiquillos y después a darse la buena vida, todo el día de farra, de juerga y siempre empinando el codo hasta el punto que iba a salir él en las etiquetas de Anis del mono.


Pero claro, como toda historia de ambición de por medio, Gellhorn es una trepa del 15, la Kidman vive eclipsada de la fama de su novio, así que decide ir por su cuenta y riesgo a diferentes fregados hasta dejarle abandonado y poco más os puedo comentar.



Visto la peli, uno tiene la sensación que si durase media horita menos y hubieran puesto más pasta hasta se podría haber estrenado en cines y más con el reparto y director que tiene pero como esto es de la HBO se quedo en un telefilme de más de 150 minutos que no da ni para una miniserie.


Que puedo decir del reparto, Owen parece que de verdad se paso todo el rodaje borracho, esta con una cara de coña permanente como sino se tomara en serio lo que sucede alrededor suya, Kidman por su parte es todo lo contrario, dando la sensación que va demasiado seria pero cumple con su trabajo. Del resto pues por allí tenemos a un Rodrigo Santoro si no va más estereotipado poco le falta, Robert Duvall no se muy bien lo que hace por aquí, solo aparece en un par de escenas y creo que de verdad estaba borracho pero como he comentado antes la aparición de tanto rostro conocido hace que no caigas en el aburrimiento. Por cierto aparece por allí Lars Ullrich ¿Y quien es este tío? Pues nada menos que el batería de Metallica, hace del director del documental que viene a rodar Hemingway en España.


A nivel de producción pues es un quiero y no puedo, sobre todo en aquellos momentos donde intenta meternos de verdad en la acción, sobre todo en las escenas de guerra o aquellas que combinan imágenes reales de la época con nuestros personajes que dan más el cante que en los del Cuéntame. Si se los llegan a ahorrar, hubiera ganado algo más de enteros.


En resumen, entretenida y se deja de ver pero más que nada por todo lo comentado anteriormente, sino eres un gran fan de tanto Kidman como de Owen mejor que ni te plantees ni verla.  



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Interstellar








Título: Interstellar
Título original: Interstellar
Director: Christopher Nolan
País: USA
Actores: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Bill Irwin, John Lithgow, Casey Affleck, David Gyasi, Wes Bentley, Mackenzie Foy, Timothée Chalamet, Topher Grace, David Oyelowo, Ellen Burstyn, Michael Caine, Matt Damon
Año: 2014
Duración: 169'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:




A Christopher Nolan le aman o le odian. Sí, es de esos cineastas que el término medio es casi inexistente. Así que después de ver su última hazaña, Interstellar, me limitaré a hablar de los pros pero también de los contras, para contentar a ambos sectores.

Pros:

  • El metraje: son 170 minutos. Pero se pasan rápido. Nolan sabe dosificar el argumento y mantener la expectación. La última expedición coge carrerilla y a medida que avanza se hace más atractiva.
  • La dualidad espacio-tiempo. No es la primera vez que recurre a la temática temporal. Ya saben: Origen, El truco final, Memento… Nolan juega de nuevo con el binomio al que añade un nuevo plató: el espacio. Las travesías galácticas siempre fueron llamativas, y la faceta curiosa del director de la última trilogía de Batman sigue más viva que nunca. (Vale, no es Cuarón, son estilos diferentes). Y mientras juega a saltar por los agujeros negros, reflexiona sobre el futuro de los humanos.
  • El reparto: A la colosal odisea se apuntan nombres con estrella: Anne Hathaway como compañera de travesía intergaláctica y Michael Caine como mentor. (Nolan tira de apuestas seguras con las que contó anteriormente). Los hijos son Casey Affleck (la faceta interpretativa se la llevó él, su hermano Ben la de dirigir) y Jessica Chastain, que redondea y aporta elegancia a la relación paterno-filial con el protagonista. Porque éste merece mención aparte. Matthew McConaughey se atreve con todo, da rienda a su versatilidad. Después de turbio poli en True detective o enfermo oscarizado de Sida en Dallas Buyers Club, por fin le toca un papel a lo más american style: papá, héroe y salvador de la humanidad. (Lo que me hace encontrar varios símiles con la Historia Sagrada)
  • Los efectos especiales y la fotografía: Tanto para reflejar el interior de una nave de última generación o plasmar el día a día de una casa de campo de la América profunda. Porque sucede en Estados Unidos, donde hay partidos de béisbol y vastos campos de maíz.
  • Corazón vs razón: Dado el argumento, él juega con las matemáticas y la física más pura, pero también con los sentimientos más íntimos.
  • La osadía: Cierto es que esto es un arma de doble filo: Pero la historia es original (aunque se apoye en el típico melodrama): Un padre alejado de su pasado de trabajador de la NASA y asentado en una casa en el campo con sus hijos, que de repente se ve inmerso en un nuevo viaje, cual búsqueda a un mundo de Oz espacial. Mientras, su familia, su casa, y el polvo de los extensos campos seguirán su curso.

Contras:
  • La trama familiar: La cinta se excede y no dosifica bien la parte emotiva. En este caso la relación de un padre y una hija, que nubla las demás relaciones –incluso la del hijo mayor-. Bonito sin duda es el planteamiento que plantea, el amor como constante espaciotemporal. Interesante, pero podría haber ofrecido más.
  • La ambición: todos lo saben. Nolan no es precisamente humilde. Se lanza en el paracaídas con todos los parámetros que la dirección abarca llenos al máximo. Y a veces el aterrizaje es brillante (El caballero oscuro), y otras se pasa de pretencioso (Origen). En su último trabajo vuelve a poner toda su energía, y el imaginativo realizador patina un poco en la pretenciosidad.

Pero como en esta vida hay que mojarse, para mí el peso de la balanza recae en los Pros. Christopher, con El caballero oscuro te superaste. Con ésta no tanto, pero sigue soñando.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Abycine 2014

Redactor: La Perra Verde



Desde ahora, el Somier recorre los pueblos de España llevando alegría y gracejo a ellos... Nah, ni tanto, que me he liado la manta a la cabeza y me he ido a Albacete a cubrir su festival de cine.

Servidora ha acudido a la XVI edición del "Abycine, festival internacional de cine de Albacete" donde se ha podido hacer una foto en el photocall como si fuese alguien (la voy a poner por que salgo mona, si no ya estaría quemada) y deleitarse con varias películas muy notables y una gala de apertura de gran calidad.



Comencemos con la gala, tras los correspondientes discursos de apertura y después de que se le entregase el premio "Trayectoria joven" a Raúl Arévalo, empezó el show. Primero contamos con la presencia de Ana Morgade, la monologuista (conocida a raíz de su colaboración con Buenafuente) hizo un remix de sus mejores monólogos durante cerca de 45 minutos arrancando las risas del personal. Al acabar tuvimos una sesión de Addictive TV, un dúo de DJ que hace videomontajes sampleando trozos de vídeos en los que salen artistas tocando pequeños fragmentos de una canción, cada uno con un instrumento distinto. En esta ocasión la temática tiraba más a la música balcánica, pero quiero reseñar sus montajes con bandas sonoras de películas ¡¡impresionantes!!





Ya entrados en el sábado pudimos ver Open Windows, pese a ser la última que vi, la menciono primero y vinculo la crítica del preestreno que hizo mi compañero Blueberry, ya que quiero centrar toda mi atención en lo que creo que es la joya de la corona.

MAGICAL GIRL

Hay veces que empiezo las críticas con "hay cine que no es para mi", en esta ocasión diré "Magical girl no es una película para todo el mundo, pero sin duda, es mi medio limón".

Definir esta película es complejo ¿tragicomedia? ¿drama psicológico? ¿thriller? un poco de todo diría yo.

Un film referencial a la cultura pop actual, sobre todo a la de los adolescentes (su trama gira entorno a la necesidad de comprar un vestido de un personaje de maganime) en la que el mimo a los personajes es enorme, sin presentarnos una historia en la que pasen mil cosas, días o cambios espectaculares, podemos conocer y ver una gran evolución de los personajes a lo largo del film, cada uno empujado por sus problemas y vicisitudes.
Una cinta que por un lado explora lo sórdidas, enfermizas y dañinas que pueden llegar a ser algunas relaciones y por otro, hace una velada pero no por ello menos manifiesta crítica a la situación financiera actual, que aboca a los protagonistas a abrir una caja de Pandora que no serán capaces de cerrar.

La película es sutil y elegante, pausada y con una trama y desarrollos muy interesantes, sin embargo, cuando el espectador ya está acostumbrado a un ritmo y estilo de narrativa, el director parece transformarse en Tarantino y hace que su obra cobre violencia y momentos explícitos que no habíamos podido más que intuir en otras escenas.

Una película en la que te ríes, te angustias y de la que acabas saliendo con mal cuerpo pero con esa sensación de haber visto algo más que un simple film, una película de autor que no resulta pedante, que hace que acabe la película y sigas pensando en ella, que no tiene esa endogamia de algunas, que son tan referenciales que sólo acaban entendiéndolas los que están implicados y cuatro hipsters más que orbitan como satélites de los realizadores y su modo de vida.

Como veréis, apenas si he dado una pincelada de la trama. Creo sinceramente que es mejor saber lo menos posible y dejarte llevar por la vorágine de su pausada trama, dejarse inundar por el carácter de sus personajes, envolverse por el aura malsana de su ambientación, tan oscura y tan llena de luz a la vez.

Sinceramente, me parece una experiencia ver esta película y la recomiendo 100% . Como no he visto otras obras suyas, no puedo comparar, como por ejemplo si ha podido hacer mi compañero Harkness en su crítica. Os recomiendo que la leáis, yo misma habría escrito básicamente lo mismo, por eso he querido enforcar mi crítica más desde el punto de las sensaciones que del análisis de la cinta en si, por no repetirme y por que el suyo me parece totalmente acertado.



Y para finalizar, ya me despido con otra actividad que hice en Albacete y que estuvo medio relacionada con el festival. Pude participar en el podcast que los amigos de Carne de videoclub hicieron sobre la película "Águila de acero", servidora estuvo esta vez en cuerpo y alma diciendo burradas. Tirando al final del mismo, David Webb hizo una referencia al festival (el cual estuvo tuiteando en todo momento).

Así que, gracias a Abycine por el trato recibido y por la selección de películas, sobre todo el tesoro que resulta Magical girl y gracias a los compañeros de Carne de videoclub por haber sido tan majos y hacer que me riese una barbaridad ¡volveré! (y si, esto es una promesa y una amenaza).



PD: Este vídeo os lo dejo como regalo. Los que hayáis o vayáis a ver Magical girl, lo entenderéis.





Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Magical girl






Director: Carlos Vermut

País: España

Actores: Luis Bermejo, José Sacristán, Bárbara Lennie, Lucía Pollán, Israel Elejalde, Alberto Chaves, Teresa Soria Ruano, Miquel Insúa, Elisabet Gelabert

Año: 2014

Duración: 127'

Crítico: Harkness




Puntuación: 

Carlos Vermut es un director procedente del mundo del cortometraje y que hace unos años dio su salto al largo con Diamond Flash, un debut cuanto menos peculiar y cargado de un estilo muy propio, un inclasificable drama con elementos de thriller en cuyo argumento se cruzaban diversas historias, con temáticas tan sumamente dispares como el maltrato, los abusos y la figura de los superhéroes. La obra de Vermut, ya desde sus cortos, viene marcada por un sentido del humor muy negro y una insólita capacidad para mezclar lo sórdido y lo cómico, para provocarnos carcajadas mediante situaciones extrañas, jodidas, o sencillamente absurdas, que a priori no son graciosas y a nadie se le ocurriría hacer comedia con ellas. No sabemos muy bien si partirnos la caja o sentirnos violentos, incómodos, con las propuestas de este señor.

Magical Girl, su segunda película, le ha valido el primer premio en el Festival de San Sebastián y le ha dado a conocer más allá de un relativo anonimato, hasta el punto de que gente como el mismísimo Almodóvar se ha deshecho en alabanzas y le ha considerado algo así como la nueva esperanza blanca del cine español. Sin ir más lejos, Diamond Flash también cosechó excelentes críticas, pero dentro de un entorno más minoritario y propenso a aclamar a sus propios vástagos, un entorno como es el del mundillo friki-gafapasta madrileño, del cual procede Vermut. Sin embargo, Magical Girl, aún con las mismas señas de identidad y capacidad para perturbar, es una película susceptible de atraer a un público más amplio y no sólo a los amantes del cine raro y minoritario. Ésto es así porque supone un paso adelante con respecto al típico debut de un principiante, una película más madura y trabajada, con una personalidad todavía más marcada si cabe, alejada de titubeos.


¿De qué va Magical Girl? Lo mejor es que vayáis a verla y lo descubráis por vosotros mismos. Es una historia retorcida donde vuelven a mezclarse el thriller, el cine negro y el drama sobre vidas que se cruzan fortuitamente, donde resulta difícil no rastrear la huella de Michael Haneke por la cruda y despiadada exposición de los hechos. Vermut es un cabrón, igual que el austriaco, y sabe pegar donde más duele. Por eso, su nueva película es un descenso a los infiernos, a un universo turbador de obsesiones, de relaciones torturadas, de personajes que no sabes si son unos hijos de puta o unos pobres diablos que se aferran a un clavo ardiendo. Personajes que no son héroes ni villanos, sino gente normal, como un padre que busca un regalo para su hija antes de que sea demasiado tarde, una mujer con un oscuro pasado, o un hombre que fue a la cárcel sin ser culpable. Personajes que se definen a sí mismos conforme avanza la historia, sin frases auto-explicativas, sin brocha gorda, con unos diálogos que contienen el matiz justo y siguen destacando por su frescura y originalidad. Está presente una cierta crítica social sobre la España actual, una crítica que en ningún momento molesta o empaña el resultado final, más bien funciona como trasfondo inquietante de todo lo que vemos.

Por otra parte, el guión es más elaborado y sugerente que en Diamond Flash, donde parecía una simple colección de cortos, con un leve aroma a tomadura de pelo. Mucho más sólido y convincente aquí. No llega a desvelar una incógnita final, una última pieza del puzzle argumental, toda una historia de amor y de locura que únicamente llegamos a intuir levemente. El manejo de la elipsis, el evitar las escenas explícitas, son una regla de oro y potencian muchísimo el potencial malrollero de la trama, con secuencias que no muestran nada y te ponen los pelos de punta. La puesta en escena es absolutamente depurada y precisa, visual, de planos sostenidos sin llegar a exasperar (para un espectador impaciente, tal vez lo haga al principio), creando una atmósfera fría, viciada. Sin música, sin esteticismo que valga, centrada a saco en los actores. En Magical Girl, el humor marciano de Vermut tiene como consecuencia inevitable un distanciamiento brutal de lo narrado, describiendo las miserias de los protagonistas sin cortarse un pelo.


Destacar, por último, unas referencias tirando a frikis y un cierto fetichismo “pop” en algunos elementos de la historia o que caracterizan a los protagonistas. Pese a que tal vez sea desvelar demasiado, la parte del final involucra una barra de bar y una pistola, asemejándose a un “western” clásico... por tanto, no me extraña que le haya encantado hasta a gente tan rancia y tan carca en esto del cine como mi querido Carlos Truñero.

Para finalizar, os dejo la crítica que hizo mi compañera La Perra Verde en su reportaje del "Abycine 2014, Festival de cine internacional de Albacete", donde se proyectó con un lleno absoluto de la sala.

No se la pierdan.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.