The strange colour of your body's tears - Atlántida Film Fest

Por 4º año consecutivo, la plataforma Filmin organiza su festival de cine online, el ATLÁNTIDA FILM FEST, del 27 de Marzo al 27 de Abril. Nada menos que 46 títulos, tanto de cine español como extranjero, premiados en diferentes festivales y difíciles de encontrar en cines. 5 películas por 10 Euros, o bien 20 películas por 30 para tener tu propio festival en casa.



Título original: L'etrange couleur des larmes de ton corps


Director: Hélène Cattet, Bruno Forzani

País: Bélgica

Actores: Klaus Tange, Jean-Michel Vovk, Sylvia Camarada, Sam Louwyck, Anna D'Annunzio

Año: 2013

Duración: 102'

Crítico: Harkness

Puntuación:

           
Un apartamento vacío. Un hombre que vuelve de un viaje pero que no encuentra a su mujer, desaparecida en extrañas circunstancias y posiblemente muerta. A partir de ahí, misterio, horror, asesinos enguantados, sangre, alaridos, puñaladas, sexo, muerte, pezones, sadismo, más sangre, visiones raras, cristales rotos, espejos, vidrieras “art decó”, escaleras...


Todo esto y más podremos encontrar en The strange colour of your body's tears, la nueva ocurrencia de estos dos locos, de estos dos frikazos obsesionados con el terror y el “giallo” que son los belgas Hélène Cattet y Bruno Forzani. La revelación de este particular tándem de cineastas vino hace unos años, tras unos cuantos cortos, de la mano de su debut Amer, film experimental y surrealista que reinterpretaba y homenajeaba las claves del mencionado género de terror italiano, dividiendo a la crítica y consiguiendo llamar la atención en algunos de los festivales más importantes. Con este segundo largometraje (de extenso e impronunciable título) podríamos decir que la pareja prosigue su investigación en las atmósferas, ambientes y temáticas de su género favorito, y si ya Amer era una locura audiovisual, ésta lo es todavía más (por imposible que pareciera, vaya).






Porque The strange colour of your body's tears es un desfase, una película retorcida y barroca, alucinatoria y excesiva hasta lo enfermizo, irrespirable hasta el punto de llevar al espectador al desconcierto, a la fascinación, la irritación... tú decides con qué te quedas, una vez finalizado el visionado del film. La historia es ilógica y destartalada, nos reta a no perdernos entre el caos de imágenes malrolleras y poéticamente grotescas, a través de una puesta en escena plagada de artificios de todo tipo; desde ángulos imposiblemente rebuscados y pantallas partidas, hasta las posibilidades cromáticas, de iluminación, montaje, etc. más surreales que se puedan concebir. Es sencillo, en cualquier caso, rastrear unas influencias del cine de Argento y Lynch (las más obvias), por ejemplo de Suspiria, también de Laura de Otto Preminger, o incluso de Polanski y sus localizaciones en edificios u apartamentos.


La música supone otro apartado importante, ya que en esta segunda película también se recurre a las composiciones de otras películas clásicas del estilo (y no tan clásicas, por no decir directamente desconocidas), melodías inquietantes, o bien de un sabor genuinamente setentero tan molonas como la que sigue:





Sea como sea, estamos ante una obra de pura heterodoxia, un salto al vacío de unos señores que van a su bola, siguiendo su propio camino y sus obsesiones particulares y en cierto modo elitistas, de mirarse el ombligo (cuanto más familiarizado se esté con las claves giallescas, más se identificará uno con la propuesta) pese a saltar ya fuera del terreno del propio cine casposo y de género, hasta caer en el del videoarte. No faltará tampoco quien se queje de un aparato visual que no se sostiene por causa de un argumento endeble. Y es que, más que a una simple película, The strange colour of your body's tears se asemeja más a un viaje de LSD o a un mal suelo, una pesadilla de la cual es difícil despertar.


"Nos lo pasamos piruleta con nuestras bizarradas"




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

The lunchbox









Título: The lunchbox
Título original: Dabba (The Lunchbox)
Director: Ritesh Batra
País: India
Actores: Irrfan Khan, Nimrat Kaur, Nawazuddin Siddique, Denzil Smith, Bharati Achrekar, Nakul Vaid, Yashvi Puneet Nagar, Lillete Dubey
Año: 2013
Duración: 104'
Crítico Colaborador: Mary

Calificación: 




Amor por tupper

Comer: una de las necesidades primarias del ser humano. Más variada que dormir y menos tabú que la sexual. Y sobre todo, una gran manera de transmitir sensaciones.

El almuerzo será el protagonista de este íntimo drama romántico ubicado en India, un país donde el exotismo supera a la pobreza y donde los manjares autóctonos suplen la implantada hambruna.

La cinta de la primeriza Ritesh Batra enseña al mundo el sistema de entregas implantado en Bombay: las mujeres preparan las comidas para sus esposos. Un mensajero en motocicleta carga con los recipientes y los reparte por las oficinas de la bulliciosa urbe. Rudimentario, pero eficaz. Tanto que ha sido analizado en prestigiosas facultades, y que tiene un margen de error de uno por cada seis millones de entregas. De ese “uno” es de donde nace el argumento para tan apetitosa producción.

Una simple fiambrera metálica une a dos personas solas aunque estén casadas: ella, con un marido que parece invisible; él, con su burocrático trabajo. Irrfan Khan, visto en La vida de Pi y en The Amazing Spider-Man es aquí el señor Saajan Fernandes, un contable viudo al que le queda pocos años para jubilarse, cuya apacible vida se verá trastocada cuando por error, empieza a recibir la comida que no le corresponde y que le ofrece un nuevo mundo de sensaciones ante tales manjares. La misteriosa cocinera es Ila (una elegante y novel Nimrat Kaur), una mujer deseosa de conseguir atención que no le procura ya su marido y que busca refugio en la cocina y demás tareas del hogar, al igual que Fernandes se cobija entre miles de carpetas amontonadas en su mesa. Dos corazones solitarios en una superpoblada ciudad -¿A Tom Hanks y Meg Ryan no les pasaba lo mismo en Nueva York?-, a los que la peculiar conexión les llena el día a día.

La línea secundaria la protagoniza Shaikh, un joven impetuoso que personifica al indio medio que quiere subir de escalafón en su sociedad emergente. Este chico huérfano será el sustituto del contable, una figura adorable con la que el espectador fraterniza a medida que el metraje avanza.



Distanciada del pomposo Bollywood, la exquisitez del séptimo arte hindú se asoma de vez en cuando por circuitos más internacionales, y se agradece. El año pasado visitó la cartelera la mágica Hijos de la medianoche, bonito cuento ficticio que explicaba la historia del país. Es ahora el arte culinario el que narra una historia de amor que viaja en tartera, transportando sabrosos platos y sinceras cartas. Los silencios, los gestos pueden transmitir mucho más que las típicas frases engoladas de títulos romanticones. Muchas veces basta con dos personajes modestos para irradiar más comprensión y cariño que en metrajes rosados destinados a complacer a la taquilla.

Batra conjuga sencillez, color y una buena dirección de actores y obtiene escenas plagadas de ternura y viveza. El ritmo es lento, cierto, pero así debe ser: The Lunchbox no es para consumir en un atracón de merendola, sino que hay que degustarlo suavemente, con los cinco sentidos.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Especial Capitán América desde el punto de vista del lector de cómics 1 de 3

Hace poco se ha estrenado "Capitán América: El soldado de invierno", la segunda parte del reboot de este vetusto superhéroe. La crítica que os ofrecimos es desde el punto de vista de un no lector de cómics, y creemos muy interesante el poder contaros si, aparte de ser buena o mala película, es una buena adaptación.
Nuestro colaborador Victor SM es un consumado lector de cómics y marvelita de pro y se ha currado un megaespecial que os vamos a dividir en 3 partes. En esta primera podréis leer la crítica de la película enfocada a si ha sido o no buena adaptación, profundizando en los detalles y las curiosidades, en la segunda se centrará en los "easter eggs", que seguro que a muchos se nos pasaron por alto y en la tercera parte nos elucubrará sobre que línea temática puede seguir la tercera película, por lo visto en estas primeras.
Obviamente todas las partes del especial estarán llenas de spoilers, tanto de las películas como de cómics.


Redactor: Victor SM

Incluso antes de las películas y sin haber leído nada de él, es muy raro que a alguien no le sonase al menos el Capitán América. El personaje surgió de la mano de Timeline en 1940, y al igual que otras creaciones comiqueras de la época, fue utilizado como una herramienta de propaganda política entre los jóvenes americanos, alcanzando una gran popularidad durante los años de conflicto y posguerra. A principios de la década de los 50 el género superheroíco había perdido el interés del público y no fue hasta 1961, cuando la editorial cambió de nombre a Marvel Comics, que Stan Lee y Jack Kirby decidieron reintroducir al Capitán en Avengers #4 para su recién formado Universo Marvel.


Tan sutil como el “alístate en la marina” de Los Simpsons.

A lo largo de más de 70 años se ha ido convirtiendo en uno de los mayores iconos de la historia de los cómics, ha pasado por muchas etapas de calidad con autores reputados, y en sus páginas se han visto abordados temas como el uso de drogas, la corrupción política, la segregación racial o la lucha por los derechos civiles. Se ha ganado el pomposo sobrenombre de “Centinela de la libertad” a base de defender la justicia y a los débiles, pese a que su imagen para mucha gente es la de ser un símbolo del fascismo y del imperialismo de EEUU (inconvenientes de llevar un disfraz que es una bandera xD).


Ahora, en estos años de “boom” superheroíco y taquillazos anuales, Marvel nos trae la secuela “Capitán América: El soldado de invierno”. La primera película tuvo una buena recepción de crítica y público, además de ser un trámite obligatorio para Vengadores, pero su nueva entrega suponía un riesgo considerable: no cae tan simpático como Iron man, no tiene las legiones de fans de Thor y Loki, o el rollito Mr. Jekyll/Hyde típico de Hulk. Habiendo hecho una película de orígenes, con el encanto pulp de la 2ª Guerra Mundial, ¿qué necesidad había de hacer una secuela del héroe a priori más soso y al que muchos les parece ridículo, en lugar de explotar otras franquicias y esperar a verle de nuevo en Vengadores 2? Pues la jugada ha salido bien, porque aparte de que en taquilla y crítica está siendo un éxito; para mí es la mejor película individual que ha hecho Marvel, la que más respeta el personaje y la que más se integra con el resto del universo cinematográfico (tanto en conexiones, como en repercusiones futuras). Voy a ir argumentándolo por partes:
Ahora, en estos años de “boom” superheroíco y taquillazos anuales, Marvel nos trae la secuela

- Guión y tono: la película adapta de forma muy libre un arco de la etapa de Ed Brubaker (autor que comenzó en el género negro y policíaco), caracterizada por dejar de lado el tema superheroíco y potenciar el thriller, el espionaje, las conspiraciones y la faceta de Steve Rogers como soldado fuera de su tiempo. Lo cierto es que vendieron esta secuela como un film de espías con superhéroes, y en líneas generales han cumplido con ello. El argumento prescinde de subtramas y cosas raras y se centra en el Capitán siendo cabeza de turco en el asesinato de Nick Fury, mientras con la ayuda de Sam Wilson y Natasha Romanoff intenta resolver una conspiración dentro de SHIELD y se enfrenta al misterioso Soldado de invierno.

Asistimos a una historia donde se va alternando la acción con la pausa y el desarrollo de personajes, así como los giros de guión conforme se va destapando el asunto. La verdad que durante más de media película, es como si estuviésemos viendo una peli de Bourne u otra del género, con la diferencia de que los protagonistas están dopados hasta las orejas. Sin que el guión sea un prodigio, desde luego es bastante más complejo que en otras pelis de superhéroes, y el hecho de que algunos giros sean previsibles se debe más que nada a una mala promoción de la película (pósters e imágenes promocionales del Soldado de invierno a cara descubierta, hacer demasiado énfasis en Robert Redford en los trailer etc), o el estar informados de qué personajes aparecerán en secuelas, y por tanto no pueden morir. Un precio a pagar por el universo compartido. Por cierto, el momento en que se revela que Bucky es el Soldado de invierno pilló a bastantes por sorpresa en el cine, pese a que se dan varias pistas.

Para mí la clave es que han conseguido una película MADURA, lo cual no quiere decir “realista y oscura”. El acierto es que plantean una historia adulta, tocando por encima temas como la invasión a la intimidad y los ataques preventivos del gobierno, el estrés post-traumático de los veteranos o incluso el Alzheimer; pero no se comete el error de meterse en un charco con ellos ni caer en la rimbombancia y tomarse tan en serio a sí mismo como por ejemplo Nolan.

En consecuencia, el humor se ha reducido al mínimo. Sigue habiendo alguno de los gags típicos para relajar la tensión o hacer la gracia, pero están muy contenidos y no son sonrojantes. De la misma forma, por primera vez en una película individual no meten un romance, aunque jueguen un poco con la tensión sexual entre los dos protas. Por cierto, pese a la calificación PG-13 y que se tienen que cortar con la sangre (heridas de bala y poco más), es la película de Marvel más violenta con diferencia, y la gente no muere fuera de pantalla como en Vengadores. Aquí tenemos tiroteos a inocentes, un tío espachurrado por un motor, el Capi clavando un machete en la mano a un tío, Bucky matando de mil formas...

Respecto a la supuesta ridiculez del plan de Hydra que me ha comentado alguna gente, ya di mi opinión: lo único que me parece muy cogido por los pelos es el algoritmo de Zola (aunque como yo entendí, no es un método 100% fiable, si no una fórmula que permite detectar amenazas POTENCIALES mediante estimaciones, igual que las previsiones en economía y estudios de mercado). Si eliminan a los ejércitos, los héroes y personas influyentes, la gente no tendría más remedio que someterse, aunque fuese a disgusto. Y les da igual hacerlo a plena luz del día ya que de haber salido bien el plan, se habría hecho en cuestión de minutos e Hydra controlaría los 3 Helitransportes. Yo personalmente, lo vi muy exagerado, pero coherente. Y por supuesto da la excusa perfecta para tener un clímax final desfasadísimo, como obliga toda peli de héroes. No olvidemos que en esencia estamos viendo una película de super tipos con trajes chulos que resuelven las cosas a ostia limpia.


“Como vuelvas a mentirme te rompo el culo. Literalmente”

Por último, meten un giro argumental enorme de cara a todas las futuras películas al quitarse SHIELD de encima; y la presencia de Hydra en el ajo, da mucho un nuevo sentido a lo visto en películas anteriores (lo desarrollaré más adelante en el apartado de Easter eggs y referencias).

- Steve Rogers: poco queda del pardillo que vimos en la primera película y que en Los Vengadores, según Stark, “lleva un traje ridículo y no aporta nada”. Ahora si que tiene sentido que sea el jefe del equipo y que el resto de héroes le idolatren. Aquí le vemos tal como en los cómics; altruista, mandando y organizando tácticas, reventando todo lo que se le ponga por delante y soltando discursitos motivadores (sin caer en la americanada). Incluso todavía saca rato para tirarle la caña a la vecina y cuestionar a Fury y la Viuda. La verdad que aunque cuando se anunció el actor no me hizo demasiada ilusión, con los años Chris Evans se ha hecho con el personaje y me cuesta imaginarme a otro interpretándolo.

- El Soldado de invierno: el aparente gran antagonista de la película, que luego no lo es tanto. Debo aclarar que para la película han cogido los rasgos esenciales del personaje, pero sus orígenes y la forma en que está integrado en la historia es totalmente distinta. Si bien algunos se quejarán de que no se profundiza demasiado en él, es lógico teniendo en cuenta que está medio lobotomizado. Pero cumple muy bien en el papel de enemigo badass e implacable a lo Terminator. Su aspecto me encanta, y la pelea final con Steve también. Por supuesto y tal como se hace ver en la escena post-créditos, no será la última vez que veamos a Bucky.

“Mis amigos comunistas me pintaron la estrella tras aprender este truquito...¿cómo dices? ¿Que aquí soy nazi, WTF? “

- Viuda negra, Halcón y Fury: la Viuda ha necesitado aparecer en tres películas para que esta sea la primera dónde me ha gustado y no parezca un florero. Muy bien en su faceta de espía, sus puyitas a Steve sobre su vida amorosa y la caracterización que le han dado (pese a que seguimos sin saber un carajo sobre sus orígenes). Respecto al Halcón (O “Falcon”, ya que lo dejaron sin traducir para no hacer líos con Ojo de Halcón), consiguen darle sus momentillos y no llegar a cargar como mero colega chistoso del protagonista. Samuel L. Jackson en su buena línea, y aquí además nos muestran a Fury haciendo cosas de Fury: fingiendo su muerte, troleando a todos y estando siempre un par de pasos por delante de los demás. Pese a que la película es individual y el peso recae sobre el Capitán América, todos estos personajes hacen un buen complemento.

- Villanos: muy bien la verdad, siendo uno de los puntos que normalmente son flojitos en las pelis de Marvel. Se empieza con un Batroc bastante bien adaptado al cine como entremés. Arnim Zola vuelve brevemente haciendo un fan-service en toda regla. El Soldado de invierno y el agente Brock Rumlow (me ha gustado el Frank Grillo este, tiene carisma para ser un papel de esbirro random) cumplen en su papel de reto físico, mientras que Robert Redford lo hace bien como Alexander Pierce, un enemigo más intelectual. Hay que reconocer que en Marvel Studios tienen buen ojo para elegir actores veteranos. Hablando de Redford, me alegro mucho de que no resultase ser Cráneo Rojo, como mucha gente aventuraba. Lo habría visto increíblemente forzado.

"Muchos pensaron que me quitaría la máscara y sería Cráneo rojo. Pero no, es que mi cara es así."

- Dirección y FX: la dirección es correcta, con algunos planos bastante de viñeta tipo Steve y la Viuda en la penumbra del búnker cuando se abre el ascensor, o Bucky pegando al escudo. como fanático del género y de las de artes marciales, puedo decir tranquilamente que la peli no solo tiene las mejores escenas de acción de Marvel (junto con la batalla final y plano secuencia de Los Vengadores), si no que en este apartado me parece de lo mejorcito de cine americano en los últimos años. La pega es que en las escenas donde se usa cámara en mano, al cámara le tiembla bastante el pulso y tenemos el dichoso parkinson/desenfoque, que puede marear un poco especialmente si estás muy cerca de la pantalla (mi primer visionado fue en fila 8, el segundo en la 15 y mejoró mucho). Los efectos especiales están genial e integrados perfectamente (los golpes de Steve en el barco o al ir atravesando paredes en el pasillo, Falcon volando...), aunque en general la película huye del uso de ordenador y tenemos a los especialistas partiéndose el pecho. Por cierto que la música acompaña muy bien las coreografías.

La escena de emboscada y persecución en coche a Fury está muy bien; al igual que la pelea del ascensor, que aparte del espacio reducido da un toque de originalidad meter los imanes (por cierto, me acordé de Desafío Total con lo de la gota de sudor que delata al maloso xD). Ya con Bucky, hay coreografías curradísimas que aprovechan mucho el escudo y donde se cambia sin cortar plano de armas de fuego, a arma blanca, a ostia limpia...y toda la parte de despiporre final con los Helitransportes muy bien hecha. Que me lo pasé genial, vamos.

Veredicto

Lo que no me gustó: que no haya más protagonismo del Soldado de invierno, la poquísima participación de Maria Hill y Sharon Carter, el tembleque de cámara en las peleas.


Lo que me gustó: básicamente todo. Aún tomándose licencias, respetan el material y los personajes, han innovado, y me parece la película más equilibrada que ha hecho Marvel a la hora de combinar todos los ingredientes: guión, acción, drama, desarrollo de personajes etc. Muy entretenida y seria, sin tomar el pelo al espectador. Por mí, que todas las siguientes sean en ésta línea.

Os espero en la segunda parte del especial.


Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

El viento se levanta











Título: El viento se levanta
Título original: Kaze tachinu (The Wind Rises)
Director: Hayao Miyazaki
País: Japón
Actores:Animación
Año: 2013
Duración: 125'
Crítico Colaborador: Mary

Calificación: 




Retirada de Miyazaki por todo lo alto,


El viento se levanta y mueve casas, vuelan los sombreros, los aviones despegan, surgen catástrofes naturales… y la imaginación vuela. Qué alegría que un soñador como Hayao Miyazaki haya compartido su visión del mundo con el resto de la humanidad.

El viento se levanta… y la vida sucede. El dibujante acerca la biografía de Jiro Horikoshi, diseñador de los aviones japoneses de la Segunda Guerra Mundial. Un chaval apasionado con la aviación, soñador –virtud sine qua non en un principal de Miyazaki- y que por ser corto de vista no puede ser piloto, lo que no le impide convertirse en un prestigioso ingeniero aeronáutico. Jiro posee una sensibilidad que le hace sobresalir dentro de sus compañeros y de sus cuadriculados jefes.

El relato mezcla datos históricos y personales de este joven con momentos oníricos donde el director da alas a su creatividad y acerca una vez más su fantasía que hasta el momento no entiende de fronteras. Cierto que esta película se apoya más en los datos reales y la quimera va recargada de simbología para reforzar más ideas y metáforas: un choque perfecto, equivalente a la mente artística del joven con la finalidad de sus creaciones (cazas de combate): delicadeza versus rectitud, nubes de colores contra diseños perfectamente medidos con escuadra y cartabón. La dualidad entre ambas dimensiones se ajusta perfectamente y forja una película diferente a otras que llevan la misma firma de autor, pero que a la vez, quizá sea la más personal.

El viento se levanta, y el amor llega. La historia de amor comienza en su infancia y pese a que pasen por momentos duros, la mano del Walt Disney nipón ofrece una cara amable y positiva de las dificultades que se presentan. Una relación pintada con apabullante sencillez y que no deja de lado la vida laboral; ésta también se hace con amor, y es que para el director, este es el carburante que mueve el mundo.

El viento se levanta… y las penalidades aparecen. Y como todo en esta vida, está en uno mismo interpretarlas como quiera. Miyazaki opta por poner optimismo al narrar los sucesos históricos (la entrada en Japón a la Segunda Guerra Mundial o el terremoto de Kanto en 1923), o hasta en la muerte de un ser querido.

El viento se levanta… y toca partir. El director impregna con tintes personales este relato –la vista ha sido también su talón de Aquiles-, y que por última vez llena de humanidad y de mimo cada trazo.

Gracias maestro, gracias por acercar a Totoro, a Mononoke, a Ponyo, o a ser partícipes de viaje que realizó Chihiro.

Ozu, Kurosawa, Koreeda, … Pocos serán los que duden si Miyazaki está en la cúspide del cine japonés.

Es una lástima que se jubile, pero deja un gran legado. Así que toca hacer caso al subtítulo del filme, proveniente de Paul Válery…El viento se levanta, y ¡Hay que intentar vivir!




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

El poder del Tai Chi










Título: El poder del Tai Chi
Título original: Man of Tai Chi
Director: Keanu Reeves
País: USA
Actores:Keanu Reeves, Jeremy Marinas, Karen Mok, Iko Uwais, Brahim Achabbakhe, Tiger Hu Chen
Año: 2013
Duración: 105'
Crítico Colaborador: Pagalitros

Calificación: 




Llevaba una temporada Keanu Reeves desaparecido de las pantallas de cine y se ha puesto las pilas, hace unos meses estreno la fallida La Leyenda Del Samurai, ahora sigue con el tema oriental para dar el salto en la silla de director con este El poder del Tai Chi ¿Le pasará a Reeves lo mismo que a Ben Affleck? ¿Terminará siendo el próximo Batman? Ya veremos.

De momento tendremos que esperar. Seamos sinceros, si la peli no estuviera coprotagonizada por la estrella de Matrix, no habría llegado a los cines. Lo cual no quiere decir que el filme sea malo, sino que es demasiado típico dentro del género. Vamos, no estamos ante una nueva Tigre y Dragon de Ang Lee, de la cual se comenta que se rodará una secuela con Donnie Yen (Ip Man y secuela) de protagonista.

Con la pasta que le he dado a Pagalitros me va a poner bien la crítica”

¿Entonces Pagalitros merece la pena ir a verla? Pues eso depende de si eres un fan del cine de tollinas de toda la vida o por el contrario estas buscando otra cosa, pues mejor olvídate y piensa en apuntarte a ese curso de calceta que tantas ganas tenias de ir pero te daba vergüenza no vaya a ser que coincidas con las amigas de tu madre.

La peli da lo que da, peleas y más peleas a tutiplén en variopintos escenarios, vamos siguiendo a nuestro protagonista, Tigre Chen (Esto es un nombre para un prota de una peli y lo demás son tonterías), interpretado (Es un decir) por Tiger Chen (Vamos como en las antiguas pelis para poder distinguir a Bruce Lee del resto en la traducción le llamaban con su propio nombre), este es un currito en China (Ya desde las 5 de la mañana está en pie) que trabaja de mensajero, en sus ratos libres participa en un torneo de artes marciales para demostrar que el Tai Chi sirve para algo más que ver grupos de ancianitos practicarlo en los parques.

¿Mal rollo?, si esta es mi mascarilla de noche

Por otro lado tenemos al villano que interpreta Reeves, un tipo que tiene montado un torneo de peleas ilegales superchungo, ya desde el primer minuto del filme nos dejan claro que Neo aquí es malo malísimo, con esa aparición suya con una mascara que da muy mal rollo.

Este en su búsqueda de nuevos talentos para su espectáculo, da con Tigre y le ofrece la oportunidad de hacer mucho dinero con sus peleas, que por otro lado le hace falta tanto para ayudar a su familia como para el templo de Tai Chi donde estudia con su maestro, el cual se pasa todo el filme con su sempiterna cara de estar estreñido.

No estoy estreñido, estoy concentrado”

A todo esto hay una subtrama con menos peso que mi cartera a fin de mes (Bueno a principio de mes no es que tenga tampoco mucho más), que casi se la podía haber ahorrado sobre una policía de Hong Kong que va detrás de Reeves, todo esto me recordó un poco a Contacto Sangriento de Van Damme pero no estamos aquí para hablar de aquel filme de la mítica Cannon.

A este le voy a dar rápido lo de pulir cera y dar cera”

Las peleas como no, están genialmente coreografiadas por Woo-ping Yuen (Este hombre ha trabajado con Jackie Chan, Tarantino o incluso en Matrix entre muchísimos otros trabajos). Reeves las ha filmado bastante bien, hay usos de cables pero no cantan mucho y como antes he comentado son bastante variopintas, desde el típico torneo donde participa Tigre por afición a otras más elaboradas como un 2 contra 1 donde tiene que poner toda la carne en el asador. Hay incluso un momento donde hasta se mofa de Karate Kid, la original, cuando su oponente va a usar la famosa técnica de la grulla y se lo despacha en un segundo.

El Maestro Tortuga en la peli de Dragon Ball hasta que vino Chow Yun Fat”

Del reparto, pues Reeves ha sido muy listo al fichar a un tipo más impasible que él. Tiger Chen, es un gran luchador pero que a la hora de interpretar se dedica a poner cara de circunstancia lo mismo para partirle la cara al enemigo de turno como para ir a ver a su familia para una cena familiar. Con lo que Reeves aquí hace un villano relativamente carismático que no tiene mucho problema de llevarse la peli de calle. Incluso tiene un momento que se pone a nadar a lo David Meca, aunque sin las gafas y como no también dará su buena ración de patadas.

¿Cómo puede ser que no tenga ni un solo amigo en Friend Face?”

Del resto del reparto destacaría a un comentarista, un vejete que parece sacado de alguna película de coña de las de Stephen Chow, sus escenas son cortas pero muy divertidas o el mano derecha de Reeves que creo que si dice una frase es otro que parece que estudio en la misma escuela de interpretación de Steven Seagal. Hay también por allí el típico graciosillo de turno que no tiene gracia pero el sigue don erre que erre pero vamos que no llegar a niveles hostiables como en otra producciones.

Keaunu tras leer la crítica y enterarse que van a hacer un remake de Le llama Bodhi”

En resumen, la peli es un entretenimiento y hará las delicias de los fans del género. Como debut de Reeves pues no se cuales eran sus intenciones pero si quería hacer algo con cierta profundidad y distanciarse del 99% de los filmes del género pues la verdad que no lo ha conseguido. Veremos si vuelve a la dirección o esto se queda como un mero experimento.

Venga que la próxima a ver si te haces ya de una vez la tercera parte de Las Aventuras de Bill y Ted



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Need for speed








Título: Need for speed
Título original: Need for speed
Director: Scott Waugh
País: USA
Actores:Aaron Paul, Dominic Cooper, Imogen Poots, Michael Keaton, Scott Mescudi, Dakota Johnson, Rami Malek, Nick Chinlund, Ramon Rodriguez, Kid Cudi, Han Soto, Carmela Zumbado
Año: 2014
Duración: 130'
Crítico Colaborador: Pagalitros

Calificación:




Lo prometí en su día, con la crítica de La Conspiración que no volvería a comentar más pelis en esta página hasta que no fuera un estreno no protagonizado por Bruce Willis y aquí estoy de vuelta para comentar Need for Speed ¿Hemos salido ganando? Pues ni yo mismo lo sé. Allá vamos.

Contiene algunos spoilers

Need for Speed es la adaptación del famoso videojuego de carreras de coche de EA (Empresa que tiene el mérito de ser la peor valorada durante dos años seguidos en USA), al que he tenido el placer de jugar en alguna que otra ocasión aunque si la cosa es jugar con coches prefiero cosas del tipo Crazy Taxi o si hay que hacer el borrico prefiero pillar un coche en el GTA y hacer las misiones de repartidor de pizza.

En fin, que para la ocasión han apostado por hacer un pequeño batiburrillo de ideas vistas en otros filmes, entre el homenaje y copia y pega descarado. Han fichado a Scott Waugh, director de aquel publirreportaje sobre “Como mola ser Marine americano” llamado Acto de Valor y de prota nada menos que Jesse Pinkman (Aaron Paul de Breaking Bad) que tras dejar el negocio de la meta se dedica ahora a reparar coches to tuneados.

La trama va de Tobey Marshall (Paul), dueño de un tallercito familiar que ahora regenta con sus colegas, donde tunea todo tipo de coches aunque su especialidad son los coches clásicos y para sacarse unas perras extras hace alguna que otra carrera ilegal.

Para poder salvar el negocio, ya que la crisis les ha llegado a los tuneros, los tunantes ¿Cómo narices se llaman los aficionados al tunning? Acepta la proposición del pijo de Dino Brewster (Dominic Cooper) de terminarle el último Ford Mustang en el que estuvo trabajando Carroll Shelby (Para más información de este señor que es toda una eminencia en el mundo del motor  http://es.wikipedia.org/wiki/Carroll_Shelby).

Todo parece ir sobre ruedas, nunca mejor dicho, venden el coche por un pastizal a una inglesita con las facciones de Imogen Poots y como no tienen otra cosa mejor que hacer se juegan el dinero de la venta en una carrera donde el mejor amigo de Tobey muere por culpa de Dino que le da por hacer un “Esperanza Aguirre” y manda a la cárcel a nuestro prota un par de añitos.

Cuando este sale libre, ni corto ni perezoso lo único que tiene en mente es ¡¡¡VENGANZA!!! Pero en vez de destrozar París como Liam Neeson, no se le ocurre otra mejor idea que apuntarse a la megachachipiruli carrera ilegal que tiene montada un Michael Keaton pasado de vueltas en la otra punta del país, donde participará Dino.

Para ello, volverá a contar con la ayuda de sus colegis (Entre ellos el típico negro que no para de soltar chistes que esta empeñado en que todo el mundo le llame Maverick porque pilota una avioneta) y de la inglesita que le presta el super Mustang de la muerte para cruzar todo el país sin dar muchas explicaciones.

Entonces la peli se convierte en una especie de road movie con alguna que otra escena espectacular como aquella que hacen un saltamontes (Saltar por los aires para cambiar de carril, vamos lo habitual que hago yo cuando voy en hora punta) u otra en la que se dedican a vacilar a un coche de policía para llamar la atención del personaje de Keaton para que les invite a la CARRERA de las narices.

El filme navega un poco entre los 60 segundos de Nicolas Cage y como no, con toda la saga de A Todo Gas, aunque sin la espectacularidad de esta otra. De lo mejor sin duda el uso de especialistas de toda la vida para las escenas de acción lo que le da una espectacularidad que ya quisieran otras al abusar de tanto CGI por ordenador, esa es su único punto fuerte ya que lo demás no funciona, sin duda la historia hace aguas por todos los lados y es una pena porque se podría haber hecho algo realmente interesante.

De las escenas destacaría la primera carrera, de noche en un autocine donde proyectan mira por donde Bullit, encima se permiten hacer un guiño a otro filme clásico como es The French Conection o el momento de echar gasolina en medio de la autopista, que es una soberana memez pero ya por el trabajo de los dobles merece la pena.



De lo demás, pues el reparto la verdad que parece como que no se creen lo que pasa, Paul aunque intenta a ratos imitar a Ryan Gosling en Drive se le ve que hace alguna macarrada de su famoso personaje televisivo pero se le que el chaval tiene potencial, Cooper hace un malo de chichinabo (Siempre enfadado y poniendo morritos), la chica de florero total (También aparece por allí Dakota Johnson, aunque ya nos fijaremos en ella cuando empiecen a estrenar lo de 50 sombras de Gregorio), los coleguis pues salvo el pesado que he mencionado antes como que son un poco random, solo uno de ellos tiene una escena totalmente surrealista para dejar su trabajo al ritmo de Back in the saddle (Aunque por desgracia no es la original de Aerosmith sino una versión moderniquis de ahora) y para el final Keaton que este año después de su papelito en el remake de Robocop y lo que hace aquí, espero que su siguiente proyecto, Birdman (Comedia que se mofa de los superhéroes) este a la altura porque sino vaya 2014 más malo que no ha dado el Batman de Tim Burton.

De la dirección, curiosamente no tenemos 700 planos por minutos y la cámara con Parkinson, aunque la falta de ritmo es algo alarmante. Como apunte musical Nathan Furst tiene que ser fan de James Horner ya que en un par de ocasiones suena el famoso parapaba del famoso compositor. Aquí una muestra de las veces que ha usado este recurso el habitual de James Cameron:



En resumen, la película se deja ver, pero si tienes otros estrenos pendientes como que no pasa nada si no la ves, además recuerda que si empiezas a ver Need For Speed, Vin Diesel puede terminar de esta forma.





Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro










Título: The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro
Título original: The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro
Director: Marc Webb
País: USA
Actores: Andrew Garfield, Emma Stone, Jamie Foxx, Dane DeHaan, Paul Giamatti, Sally Field, Embeth Davidtz, Colm Feore, Denis Leary, Marton Csokas, Sarah Gadon, Chris Zylka, Martin Sheen, Chris Cooper, Mark Doherty, Stan Lee
Año: 2014
Duración: 152'
Crítico Colaborador: Mary
Calificación:




LA CORRECTA SEGUNDA PARTE

Andrew Garfield uno ya se lo cree del todo como hombre–araña después de The amazing Spider-Man; es que Tobey Maguire dejó el pabellón alto (después de tres títulos lanzado telarañas se le coge cariño pese a la cara de pardillo). El que creó Sam Raimi era más comedido, mientras que el nuevo Peter Parker es más impulsivo. ¿Uno es mejor que el otro? Diferentes, por algo existe el reboot.

Dos años después, los esquemas del bueno de Spidey se repiten: desde lo de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, la doble vida chaval que vive con tía May/superhéroe que deambula por los edificios de Nueva York, la penalidad del niño huérfano que busca respuestas, enfrentamientos con multinacionales de industrias químicas… y el amor, esa energía que mueve el mundo y que el hombre-araña no es una excepción, para lo bueno y para lo malo.

Emma Stone era igual de verosímil que su compañero en la primera parte de la nueva saga: ella es Gwen y punto. Es más que necesario hacer una mención al director en cuanto a lides románticas: Marc Webb dio muestra de saber tratar el amor con esa pieza casi de culto llamada 500 días juntos, un romance sin aditivos. Pero en la presente historia acaramela tanto el metraje que se le va la mano con el almíbar; algo vaticinaba el final de la primera, con eso de que las mejores promesas son las que se rompen y tal… Quizá el cineasta haya querido aprovechar la -real- química que desprenden Garfield y Stone. Quizá.

¿Qué pasa con los nuevos? Vaya trío de malvados: Jamie Foxx, venerado en el western tarantiniano sabe trabajar también en blockbusters de este calibre, con diastema incluido. Su dicotómico e histriónico Electro/Max Dillon da la talla, aunque un niñato ricachón se le adelanta: El joven Dane DeHann es un maravilloso Harry, más oscuro y menos atractivo que el que presentaba James Franco. Hace honor a turbiedad de la familia Osborn. Y un irreconocible Paul Giamatti aparece por allí para enfrentarse al enmascarado.

Esta segunda parte presenta más penumbra en sus dos horas y veinte minutos y más dinamismo en la acción. Webb trata mejor las escenas con trifulcas. Ahora bien, puede que sea culpa de los guionistas o suya, pero las líneas secundarias no son su fuerte. Electro no tiene tanto protagonismo como anuncia el título, y la historia del Green goblin es un visto y no visto (uno se queda con ganas de más). ¿Eso es que nos los mostrarás en futuras partes, Marc? Quiero pensar que sí.

Porque por encima de sus contras, la película cumple a rajatabla con lo que se pide de ella. Más lucha, más historia, más ciudad de los rascacielos, más héroe, más preguntas y más incógnitas… Más, eso es lo que se quiere… qué pena que no sea una serie.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.