23 mayo 2013

La Estrella









Título: La Estrella
Director: Alberto Aranda
País: España
Actores: Ingrid Rubio, Carmen Machi, Marc Clotet, Fele Martínez, Carlos Blanco, Rubén Sánchez
Año: 2013
Duración: 95'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:




Yo soy la Ingrid

Alberto Aranda se estrena en la ficción con una película que toca varios dramas sociales como la violencia de género, y de fondo acompañan otros, como la especulación inmobiliaria, inmigración, el rechazo social a los inmigrantes. ¿Género costumbrista? Sí.


El municipio de Santa Coloma de Gramanet recoge la historia, basada en el libro de la también coguionista de la cinta, Belén Carmona. En ella se cuenta la vida de una chica de barrio, Estrella, el eje central del argumento, una típica joven sin muchas aspiraciones, pero resuelta, aunque su vida no sea precisamente envidiable. El que no se contenta con la suya es su chico Salva (Marc Clotet), que acaba de asumir más responsabilidades en su empresa (inmobiliaria), y sólo puede mirar hacia sí mismo.

Ingrid Rubio aporta la luz necesaria a su Estrella: Por fin la actriz tiene la oportunidad de quitarse el rol angelical de niña dulce y frágil, y se desenvuelve bien haciendo de una chabacana que desprende vitalidad y optimismo. Un gran contrapunto a su compañera de trabajo, Trini, interpretada por Carmen Machi, una mujer con problemas conyugales serios, depresiva y cuyo único consuelo es el que le da su amiga. La que fuera Aída en la televisión sale muy bien parada con este trabajo. Lo hace muy bien, pero deberían darle otras oportunidades en el cine con otros estilos, para que se vea la verdadera profesional que es.

Aunque si hay alguien que se supera, es Marc Clotet como novio chulito al que sólo le interesa trepar. El actor borda a ese chico al que le gusta controlar todo, incluida su novia, que mientras esté buena y atienda sus necesidades, todo estará perfecto. Total, es él el que se mata a trabajar y se merece más atenciones.

En cuanto a Fele Martínez, que está en el elenco como secundario, mejora su calidad interpretativa en el pequeño papel de un músico alegre y campechano.

En el aspecto narrativo la película es bastante sencilla. Lo único resaltable es la secuencia del zapateo de baile, donde se ve a cada uno de los personajes en un montaje que ha sabido coreografiar muy bien los planos con el taconeo al son del flamenco. Una buena forma de apoyar con más estruendo la parte punzante de la película.

Sin embargo, el relato recae en muchos tópicos de los que el cine español lleva alimentándose mucho tiempo: Ambiente campechano, denuncia social, reflejo del sufrimiento de la clase obrera, etc.

Una vez visionada, se tiene la sensación de haberse visto “Yo soy la Juani” y “Te doy mis ojos” juntas, e incluso con algunas escenas de “Solas”.

Durante los 90 minutos se tocan muchos problemas, pero el más llamativo no es el del maltrato físico, sino el psíquico, igual de real y quizá más peligroso. El director ha plasmado con esmero ese mensaje de que la violencia de género es algo de todos, no sólo algo que deba ser resuelto por ellas.

Este trabajo será repetitivo; es cierto que no enseña nada que no contaran antes varios realizadores patrios como Zambrano o Bollaín. Pero independientemente a la falta de frescura que el cine español está pidiendo a gritos, La Estrella consigue aprobar, y a su público le gustará.

Photocall del preestreno



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus