10 julio 2014

Sabotage








Título: Sabotage
Título original: Sabotage
Director: David Ayer
País: USA
Actores: Arnold Schwarzenegger, Sam Worthington, Olivia Williams, Terrence Howard, Joe Manganiello, Mireille Enos, Max Martini, Josh Holloway, Dawn Olivieri, Malin Akerman, Harold Perrineau, Ralf Moeller, Martin Donovan
Año: 2014
Duración: 109'
Crítico: La Perra Verde

Calificación:





Hola, soy La Perra Verde y me declaro muy fan de los años 80. Esta pequeña intro la hago para que os imaginéis que siento cada vez que veo que viejas glorias hacen una nueva película (estoy megaemocionada esperando Los mercenarios 3). Por una parte, alegría y expectación, por otra, temor a que les salga una chufla y le den la razón a esos niñatos modernoides con gafas de pasta sin graduar que dicen que tanto ellos como su cine está acabado.

Últimamente tanto Stallone como Chuache (de quién hoy hablamos) están muy activos y haciendo películas bastante potables, siendo a mi juicio Chuache quién lleva una línea más regular.

Es un hecho más que evidente que pese que Stallone tiene dos años más (68), está en muchísima mejor forma que el ex-governator y aprovecha eso para seguir siendo un badass en sus films y ya que está, un ligón... y oyes, a mi me resulta raruno. Sin embargo Chuache tira más por la autocrítica del "estoy fondón pero aún te puedo saltar 3 muelas de una ostia", como sucede en El último desafío.

Repite eso de que estoy peor que Stallone si eres tan amable, sucia Perra... Verde...

En esta película no tiene esa línea autocrítica tan marcada, pero se nota que si bien es el jefe de un equipo de la DEA que se infiltra en cárteles mexicanos para ayudar a desorganizarlos, no hace acciones desmesuradas para su condición física (bastante mejorada, sobre todo desde que empezó con Los mercenarios). Es el jefe, el primero que está "en el campo de batalla", pero también el que coordina, el que pone la cabeza en las situaciones críticas, por encima de la fuerza bruta y el simple instinto.

Una cosa que me ha gustado mucho como fan ochentera y que llevo echando de menos en las películas de los últimos años, es la inclusión sin ningún tipo de pudor de sangre y vísceras de forma explícita.
Gracias a ese temido PG-13 o peor aún, una R, ves películas de acción con Jason Statham donde este parte brazos, da ostiafinas en la cara y hay disparos por doquier, pero ni una sola gota de sangre.
Aquí no echaréis en falta nada de eso, os lo puedo asegurar.



Un lenguaje plagado de tacos, momentos macarras y alguna pincelada sexual, me acercan esta semana por segunda vez a Josh Holloway. Yo que creía que desde Perdidos no había hecho nada, quitando su cameo en el final de temporada de Community, y resulta que es que sus trabajos cinematográficos aún no habían llegado (su nueva serie como protagonista ya la estrenó Telecinco hace unos meses).
También podemos ver a Sam Worthington bastante echado a perder (esperemos que por exigencias del guión únicamente), aquí ni se medio parece a si mismo en Avatar o Terminator salvation (donde ya coincidió con Chuache).

En definitiva (prefiero no contaros nada del argumento o los giros de guión que pueda o no haber), sin ser una maravilla o una película imprescindible, tiene una historia entretenida, unos personajes potables, buenas dosis de acción y violencia que gustarán sobre todo a los fans del género, pese a contar en el guión con Skip Woods, que nos "deleitó" con abominaciones como fueron El equipo A, Lobezno orígenes o la violación a la saga que supuso la última de La jungla de cristal.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus