14 julio 2014

El amanecer del planeta de los simios









Título: El amanecer del planeta de los simios
Título original: Dawn of the Planet of the Apes
Director: Matt Reeves
País: USA
Actores: Andy Serkis, Jason Clarke, Gary Oldman, Keri Russell, Toby Kebbell, Kodi Smit-McPhee, Enrique Murciano, Kirk Acevedo, Judy Greer
Año: 2014
Duración: 130'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:





Gran fábula con grandes efectos especiales

Una presentación de casi veinte minutos dedicados exclusivamente a los simios: una introducción magnífica, quizá de las mejores que llevamos en este 2014.

Cansados estamos de ver películas desparramando tecnología punta y cuyo guion hace aguas por todos lados. Además el elenco actoral suele estar estandarizado, limitándose a fichar y cumplir con su labor. Pues en El amanecer del planeta de los simios aúna buenos efectos especiales, buena narración y buenos actores. Empecemos por estos últimos:

Andy Serkis merece mención aparte: ya quisieran muchos colegas del gremio gesticular y transmitir tanta emoción con su mirada en cada situación. Su Gollum es ya mítico, pero con su César, el protagonista de la cinta se supera. Ya lo bordó en la primera parte. Sus compañeros de reparto, tanto los que hacen uso de las técnicas CGI como los que no (Gary Oldman también pasaba por allí), están perfectos y aportan su grano de arena, alrededor del primate protagonista, ya que todo el peso recae sobre él.


La historia, que toma el relevo de la primera y transcurre diez años después, se nutre del esquema básico de los enfrentamientos: presentación de los dos grupos + momento bélico, aunque su mensaje, alcanza matices que más adelante definiremos.

Bien contento debe estar Matt Reeves (Monstruoso, Déjame entrar) con su última producción, porque ha tejido un espectáculo que muchos ya definen de revolucionario. Puede que lento y minucioso, puede que con un trasfondo pueril, pero es un deleite visual de alta calidad.

Con partes pausadas, no es una película para buscar acción, sino para entusiasmarse con los efectos especiales (grandiosas casi todas las imágenes de la lucha de los simios).

Cuántos significados se descubren en su historia, como toda buena fábula que se precie. Un ejemplo de cómo la lucha entre pueblos, es a veces tan absurda y fácil de evitar si los líderes se sentaran a hablar… Se solventarían tantos conflictos,… Y es que la cinta explica muy bien los desarrollos de las injusticias y las traiciones, y cómo el miedo lleva a actuar al ser humano. Igual que cómo se crean las dictaduras, que lo enseña de una forma precisa (“Encerramos a los amigos de tu padre por oponerse a mis ideas”). Todo envuelto en un halo metafórico (hasta el nombre, César, da varias pistas…), como buen cuento que se precie, tanto para mayores como para pequeños.

Por poner algún pero: los buenos y malos están más que estandarizados, aunque no desentona tanto al poseer el argumento un ritmo narrativo muy aceptable.

Si todos los reboot fueran así, los clásicos no tendrían nada que temer. Ni las segundas partes, de las que siempre se teme que defrauden a la predecesora.

Dejemos el 5 para las obras maestras y para los dioses, y el 4’5 a esta gran producción. Nunca mejor dicho, al César lo que es del César.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus