04 octubre 2013

Gravity











Título: Gravity
Título original: Gravity
Director: Alfonso Cuarón
País: USA
Actores: Sandra Bullock, George Clooney
Año: 2013
Duración: 90'
Critico Colaborador: Mary

Valoración





La matrícula de honor de Cuarón

Alfonso (Cuarón) se atreve con todo. Ya sea un blockbuster como Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), o una versión modernizada del clásico de Dickens Grandes Esperanzas (1998). Da igual con qué género se tope, él puede con la ficción de Hogwarts, la lírica realidad de Y tu mamá también (2001), o una obra post-apocalíptica como Hijos de los Hombres (2006).

Alfonso cuida bien los detalles y su estética. Con Gravity no iba a ser menos. Lo mismo sucede con los planos secuencia, marca de la casa. Al cineasta no le gusta cortar la cámara, de ello dan fe Sandra Bullock y George Clooney, o lo que es lo mismo, Stone y Kowalski, los personajes de esta aventura espacial, que el cineasta mexicano ha escrito junto a su hijo Jonás.



Gravity es compleja en lo visual, pero también en el plano narrativo. Parece que posee un argumento ligero, pero ni mucho menos: tiene más significados metafóricos de lo que parece. Una ingeniera novata en expediciones se aferra a una misión en medio del espacio -en medio de la nada-, en la que la tragedia se desata estrepitosamente. Sin conexión a la Tierra, y solamente ligada a su compañero, un astronauta con sólida carrera, comienza un nuevo reto a la deriva. Y con poco oxígeno, para así alimentar más la sensación de asfixia: Paradójico sucediendo en la infinidad del cosmos.

Sandra Bullock se emerge en esta odisea con la ayuda de Clooney. Al galán de Hollywood no se le puede poner pegas. Ni a ella tampoco: La actriz, curtida en comedias empalagosas, se llevó a la vez el Oscar y el Razzie en 2010. Tres años después la balanza cae hacia el lado positivo, porque esta sí que ha sido su misión más relevante, y no las que ha cumplido como oficial del FBI involucrada en Miss Agente Especial.



Los efectos especiales son el elemento crucial de la película – ¡Échate a un lado, James Cameron!-, que la hacen tan grandiosa como el universo en el que transcurre. Y es que gracias a ellos, usted, amigo espectador, será un astronauta más, perdido en la inmensidad del firmamento. Agradézcaselo a los avances tecnológicos, pero también a los Cuarón, padre e hijo.

Espectacular también es el guion, brillante por cómo hilvana un hilo argumental que en otras circunstancias podría romperse de lo débil que es, y sin embargo, se sostiene como el más fuerte de los metales y sin perderse en la inmensidad del espacio.

Gravity marca un punto y aparte en la historia del cine. Es uno de esos artilugios cinematográficos cuyo engranaje funciona de manera excelente por tener piezas de primera: Buena narrativa, roles sustanciosos dotados con la carisma de los intérpretes, historia con profundidad, y mensaje que hace reflexionar al salir de la sala.


Por todo ello, se convierte en un título de última generación consolidado como un clásico nada más nacer.




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

1 Comentarios somieriles:

critica divertida y genial

Responder

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus