29 mayo 2013

R3SACÓN - Resacón 3







Título: R3SACÓN. Resacón 3 Título original: The Hangover Part III
Director: Todd Phillips
País: USA
Actores: Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis, Justin Bartha, John Goodman, Ken Jeong, Heather Graham, Jeffrey Tambor, Gillian Vigman, Sasha Barrese, Jamie Chung
Año: 2013
Duración: 100'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:




El broche final para la resaca

Tenían que volver. El pobre Doug, que por suerte –o por desgracia- siempre se pierde todas las aventuras, el buenazo de Stu, el chulo de Phil,.. y Alan, como siempre tan difícil de definir.

Todd Phillips, que ya tiene experiencia como director de comedias alocadas -no sólo por la ya trilogía, sino también por títulos como Salidos de cuentas (2010), o Starsky y Hutch (2004)-, termina la saga de la resaca más duradera en el cine, y lo hace cambiando el esquema de las anteriores. Porque toda la gente que haya visto las dos anteriores habrá comprobado que la segunda era prácticamente un remake de la primera, pero en Tailandia. Ahora en la número tres los protagonistas regresan a Las Vegas, el lugar donde empezaron todos sus males, para solventar nuevos rifirrafes con nuevos matones.



Lo que también se consigue con soltura en la historia es que los personajes, cuyas vivencias en la realidad harían considerarles como unos pringados, adquieran otro cariz -como todo lo que pasa por el celuloide- y hasta resulten conmovedores. Incluido Alan, todo un ser digno para dedicarle un spin off dividido en tres partes también. Zach Galifianakis ha dado al niño grande de la Manada durante este tiempo un estilo único que ya ha quedado sellado como personajes míticos del cine. Si en las anteriores aventuras mostraba toda una sarta de chifladuras, en R3sacón no va a ser menos, y sus excentricidades irán a más, y desde el principio.

Stu (Ed Helms) seguirá con su comportamiento meticuloso y correcto, mientras que Phil (Bradley Cooper) mostrará el poco carácter que el grupo posee. Los intérpretes tienen muy conseguida la esencia de sus papeles, con lo que el trabajo de actores, sin ser de diez, es solvente. Ahora falta verles cómo se desenvolverán fuera de estos roles, ya finiquitados. Cooper lo tiene más fácil, y no por ser el más atractivo, que también, sino porque ya tiene una nominación al Oscar bajo el brazo.



En cuanto a las nuevas apariciones en el elenco, esta vez cabe resaltar a Melissa McCartthy, que ya ha habido ocasión de verla este año en el título “Por la cara”; aquí aparece unos escasos minutos, pero la actriz, única en crear entes antipáticos metidos en tesituras cómicas pero no agradables, se hace ver. Ya lo comprobarán.

Un producto así tiene una doble misión: entretener y hacer caja. Lo primero lo cumple. Lo segundo, seguro que también.

En esta clasificación de género, la comedia se basa en chistes fáciles y en repetir clichés. La inicial supo diferenciarse en este apartado. Sus momentos jocosos estaban mejor construidos y el humor era más inteligente. La tercera sigue la estela, pero no consigue esa exclusiva originalidad.

No es humor muy desarrollado, pero hace alguna gracia que otra. Además se verán a muchos de los rostros que han rondado por las anteriores secuelas. Y vuelve Leslie Chow (Ken Jeong), más grimoso, insensato y cocainómano que en las anteriores. También cuenta con la presencia de John Goodman, toda una presencia encomiable en el papel que se le ofrezca, sea del estilo que sea. Pese a los años, el actor de Roseanne sigue tan versátil en sus trabajos, que da igual qué guion le pongan enfrente, ya sea el presente texto, el que le enseñe Ben Affleck, o la última enajenación de los Coen.



Las escenas y locuras son menos ofensivas que en las anteriores; la última película cierra el ciclo actuando como una aspirina de alivio para calmar los estragos que las otras dos provocaron.

Dentro de la categoría de cine desfase- gamberro-palomitero-, la trilogía entera está por encima de las expectativas que muchos títulos del mismo tipo y condición. Haciendo honor a la frase “Segundas partes nunca fueron buenas”, la tercera parte no llega al par precedente; le falta la frescura que propició la uno y el punto canalla que se revolucionaba en la dos. No esperen sorpresa, pero sí diversión, momentos locos, carreras por Las Vegas, y un colofón hilarante.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

1 Comentarios somieriles:

No sé si no verla entonces, y quedarme con el grato recuerdo de la 1 :) Pues soy rarita para las comedias de este tipo...

Responder

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus