19 febrero 2018

Todo el dinero del mundo







Título: Todo el dinero del mundo
Título original: All the Money in the World
Dirección: Ridley Scott
País: Estados Unidos
Actores: Michelle Williams, Mark Wahlberg, Christopher Plummer, Timothy Hutton, Romain Duris, Charlie Shotwell, Charlie Plummer, Andrea Piedimonte, Marco Leonardi, Roy McCrerey, Kit Cranston, Maya Kelly, Stacy Martin, Olivia Grant, Adam Astill, Andrew Buchan, Charlotte Beckett, Francesca Inaudi, Giulio Base, Olivia Magnani, Maurizio Lombardi
Año: 2017
Duración: 132'
Crítico colaborador: Daniel Cervantes

Valoración:




Si bien actualmente no podemos decir con total seguridad que en la filmografía de Ridley Scott haya más películas buenas que malas, podemos al menos estar seguros de que Todo el dinero del mundo equilibra en mayor o menor medida la balanza a su favor. Un thriller con todas las características propias de las adaptaciones a la ficción de acontecimientos reales -personajes y situaciones sacados de la manga con propósitos dramáticos- que al menos cumple con las expectativas y hace que nos olvidemos de todo lo que ha rodeado a la película que tiene poco a nada que ver con la película; Kevin Spacey y su manufacturada ausencia.

Ridley Scott consigue, como ya ha hecho en otras muchas ocasiones a lo largo de su carrera, presentar a sus personajes de forma natural, tarea aún más difícil en el caso de Todo el dinero del mundo, que tiene el arduo labor de entregarle al público de manera creíble un personaje tan caricaturesco como fue Jean Paul Getty. Ni el más capitalista de los capitalistas ni el más mezquino de los mezquinos tragaría de buena gana un personaje tan miserable como J. P. Getty, cuyas tacañas peripecias retratadas en la película (la mayoría completamente reales) lo hacen de difícil digestión incluso sabiendo de antemano que tal persona existió realmente y que tales sucesos ocurrieron en la realidad. El veterano Christopher Plummer bajo la dirección de Ridley Scott y con el guión de David Scarpa consigue retratar con grandísima eficacia al por aquel entonces hombre más rico del planeta. Ayuda en este aspecto la composición y uso de la música de Daniel Pemberton para enfatizar la lógica y presencia detrás de un personaje tan difícil. Sorprende aún así la nominación al oscar de Christopher Plummer y la ausencia de mayor reconocimiento a Michelle Willliams -nominada, eso si, al globo de oro- que destaca por encima de todo el reparto a la hora de interpretar con naturalidad y credibilidad a Gail Harris, la madre del secuestrado.

Elemento característico e ineludible de Todo el dinero del mundo es el dinero en sí, que actuando como un personaje más, pone en duda la propia lógica capitalista y nos hace preguntarnos si es la propia riqueza, en cantidades desorbitadas, la que acaba constringiendo la libertad en lugar de garantizarla, entorpeciendo la búsqueda de la plenitud en lugar de facilitarla. Quizás por esto gusta Todo el dinero del mundo, porque funciona no solo como un retrato del secuestro de Paul Getty y la rocambolesca reacción de su enfermizamente rico abuelo si no además como un pequeño ensayo que, sin entrar en aguas muy profundas, nos hace cuestionarnos las anomalías espirituales de nuestro propio sistema, un sistema que nos promete a todos la posibilidad de convertirnos en J. P. Getty, “Todo tiene un precio, la dificultad reside en encontrar ese precio” le dice en la película el abuelo Getty a un joven Paul, ¿qué precio estamos dispuestos a pagar?



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.


Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus