16 diciembre 2014

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos




Título: El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos
Título original: The Hobbit: The Battle of the Five Armies (The Hobbit 3)br />
Director: Peter Jackson
País: USA
Actores: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, James Nesbitt, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Lee Pace, Orlando Bloom, Hugo Weaving, Billy Connolly, Christopher Lee, Stephen Fry, Ryan Gage, Ian Holm, Sylvester McCoy, Manu Bennett
Año: 2014
Duración: 144'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:




Tres años después Peter Jackson concluye la precuela de El señor de los Anillos. Y a su manera, claro, aunque eso ya lo sabíamos desde que empezó la primera película, Un viaje inesperado. Tras regalar al mundo esa plasmación de la obra de Tolkien, el cineasta sentía ansias de más, cual Gollum con el anillo, así que allá que fue con El Hobbit, y con ella la decepción y admiración de muchos fans. Ya ha llegado el último capítulo.

Recuerden, el año pasado nos quedamos con esa lamentación de Bilbo “¿Qué hemos hecho?”. Pues bien, he ahí los 144 minutos de metraje. Peter ya se permitió muchas licencias en esta saga, y sigue con ellas. Algunas más creíbles que otras (muchos alucinan con el amorío entre elfa y enano, aunque el romance quede muy banal también aquí). Con una introducción que solventa la intriga que dejó La desolación de Smaug, el dilatado guion se dirige hacia el combate que menciona el título. No es tan épica como la anterior, pero sí más bélica. Como el nombre vaticina, la trama se entrega a la lucha entre los personajes ya conocidos que un día J. R.R. Tolkien diseñó.

Como siempre, la dirección artística y los efectos especiales siguen dándolo todo. El sonido y la música hacen lo mismo. El CGI se apodera de Jackson cual narcótico y toma el protagonismo al completo. Por ello semejante contienda es visualmente grandiosa (los planos de los ejércitos perfectos). No obstante, las artimañas de los combatientes son en muchos casos de primer nivel, pues siguen un mismo procedimiento infantil: sustos que vienen por detrás y en el último momento se salvan, aparte de que algunas se estiran demasiado. Aun así, dado que duran casi una hora, mantienen al espectador despierto. Otra cosa es que lleguen al corazón del fan de Tolkien, pero sin duda, impresiona.

Cierto es que todo este enriquecimiento del 3D canta mucho en el extenso combate contra los orcos: desde los animales hasta la agilidad de algunos personajes (el virtuosismo de Legolas saltando sobre piedras que caen es de videojuego).


El rol de Bilbo (Martin Freeman será ya Bilbo como Elijah es Frodo) queda totalmente eclipsado ante los enanos, ya que Thorin y compañía toman el protagonismo que adquirieron en la segunda. Porque Freeman será el intermediario, pero es Richard Armitage la voz cantante de esta gran batalla, y Bardo el Arquero (Luke Evans) un fiel esbirro de la causa. Ian Mckellen será Gandalf, igual que Cate Blanchett será Galadriel.


En lo que a moralejas se refiere, no hay nada nuevo: continúa con la certeza de que el dinero -estamos en la Tierra Media, así que el oro- no da la felicidad, algo que se ve en Thorin, en los elfos y en cada una de las divisas procedentes de la Tierra Media

La batalla de los cinco ejércitos es más de lo mismo, guste o no. Peter Jackson pone su broche final a una trilogía innecesaria para muchos, pero que se entrega a su función: entretener. El neozelandés cierra la saga aportando dosis de diversión y espectáculo.



Imagen 2 extraída de esta web.


Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus