07 noviembre 2013

Séptimo









Título: Séptimo
Título original: Séptimo
Director: Patxi Amezcua
País: España
Actores: Ricardo Darín, Belén Rueda, Luis Ziembrowski, Osvaldo Santoro, Guillermo Arengo, Jorge D'Elía, Andrea Carballo
Año: 2013
Duración: 88'
Critico Colaborador: Mary

Valoración




Darín en la angustia

Como cada día Sebastián (Ricardo Darín), un padre divorciado, reta a sus hijos a bajar las escaleras mientras él lo hace en ascensor, a ver quién llega antes a la planta baja. Lo que iba a ser un cotidiano juego se convierte en una pesadilla para cualquier padre. Los dos niños no aparecen. ¿Qué ha pasado? ¿Dónde están? Con esta propuesta tan alarmante arranca un thriller dentro de un edificio, con unos personajes con claroscuros, y con varias incógnitas dentro del vecindario.



Ricardo Darín, la personificación del cine argentino, está solvente como este padre inserto en un laberinto urbano. Aguanta sobre sus hombros todo el peso del filme, y esto es literal, porque la cámara lo capta en él en todos los planos habidos y por haber; y más tratándose de este contexto, un inmueble cerrado. Darín mantiene su calidad profesional. Desde el éxito en nuestro país de Nueve reinas, el rostro del artista nos viene a la mente cada vez que nos mencionan la filmografía del país sudamericano. Son dos términos inseparables. Y es él el que ensalza esta producción.

Belén Rueda queda perfecta como Delia, la ex pareja del protagonista; sin embargo no es tan convincente como en los papeles oscuros a los que es tan asidua. La madrileña fue más creíble en aquella aventura de El orfanato, o la angustiosa Los ojos de Julia.

Si no fuera por la pareja protagonista, la película pasaría automáticamente a telefilme, porque pese a poseer una propuesta suculenta, el desarrollo no está demasiado bien hilado. Tiene un comienzo de sobresaliente, y muestra una hipótesis tan dura como atrayente. Pero el facilismo al que recurre, con unos secundarios muy planos, hacen que la cinta descienda hasta el aprobado, un riesgo en el que muchos realizadores caen –vagar en los estereotipos-, y Patxi Amezcua no ha sido una excepción. Aunque su proyecto sale bien parado, la intriga se desvanece.


Es un trabajo que promete mucho; no hay más que ver el cartel, donde se aprecia a un Darín cual Coloso de Goya, pero que en vez de campo hay rascacielos al fondo. De acuerdo, Sebastián es un pez gordo, ha quedado claro. Y en una detallada presentación se ve que se está separando de Delia (la Rueda), y que ama a su hijo y a su hija. Por cierto, estos últimos, hermanos también en la vida real, no terminan por llegar a ser convincentes. Pero dadas las otras carencias, su interpretación final no es relevante en una historia que debe ser revisada por otros lados.

Un argumento perverso, incisivo y calculador. Esos son los puntos fuertes de Séptimo, a los que hay que aferrarse. Porque el final tiene flojera, pero mientras, por qué no disfrutar del camino.

Y ustedes, amigos lectores piénsenlo dos veces antes de jugar a la ligera con sus vástagos/sobrinos/ niños allegados, etc.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus