07 septiembre 2017

Michael's legacy (crítica)



Título: Michael's legacy
Duración: 110 minutos (sin intermedio)
Fecha de representación: 6 al 10 de septiembre de 2017
Lugar: Teatro Olympia
Precio: desde 20€ + GDG
Crítico: La Perra Verde

Corría el año 2009 y una joven Perra Verde con 8 años menos estaba emocionadísima porque había planeado "La semana de oro de los conciertos". Iba a viajar a Londres un par de días para asistir a uno de los 50 conciertos que Michael Jackson iba a ofrecer allí, y al volver se iba a ir 3 días a un festival de punk-rock. Sólo faltaba la confirmación de las vacaciones para, con un par de clicks, comprar la entrada y el billete de avión, pero... fue que no, como todos sabemos, el 25 de junio falleció en extrañas circunstancias. Así que, su gozo en un pozo, la pobre cánida verde se quedó compuesta y sin concierto. Con el tiempo, lo único que pudo hacer es llorar de rabia viendo "This is it", la especie de documental-detrás de bambalinas que cuenta como Michael estaba armando un espectáculo absolutamente maravilloso y demostrar su admiración por el cantante poniendo 2 cuadros en su casa y un vinilo de 1 metro con su silueta en la puerta de la habitación.

¿Y a qué viene esta intro? pues con ella quiero deciros que me gusta MUCHO Michael, así que por un lado soy una espectadora muy crítica y por otro alguien que quiere ver cualquier cosa de él.

Ayer pude disfrutar en el Teatro Olympia de "Michael's legacy", un original espectáculo que combina diversos recursos para traer de vuelta al artista.
El show empieza recreando un concierto y nos da la sensación de que va a ser todo el rato así (cosa que a mi no me habría desagradado, todo sea dicho) pero después vemos que es más, hay un hilo conductor, una historia introducida a modo de musical y además podremos disfrutar de los vídeos más icónicos representados en directo.
Esto hace que todo sea más dinámico, original y sorprendente que la mera recreación de un concierto. Si bien es cierto que los momentos de trama-musical resultan un bajón en el ritmo, son necesarios para contextualizar el porqué aparecerá la siguiente canción y darle un trasfondo palpable.

En cuanto a la escenografía, el espectáculo se basa sobre todo en proyecciones al fondo y el cuerpo de baile y sus cambios de vestuario.

Y por supuesto, hay que analizar con lupa al imitador de Michael, en quien se sustenta todo.
Sin duda, es una persona que ha estudiado al milímetro todos los movimientos y se ha aprendido de Pe a Pa sus coreografías, demostrando un respeto y cariño por el personaje claramente palpables. Se mimetiza y en muchos momentos te da la sensación de estar viendo realmente al Rey del pop. En varias ocasiones se me pusieron los pelos como Scorpions.

Concluyendo, un espectáculo que, aunque no es ostentoso, sí recrea con gusto, cariño, respeto y originalidad la obra del artista. Gustará mucho a los fans.





Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus