28 noviembre 2013

Los Miserables - El musical


Título: Los Miserables
Actores: Nicolás Martinelli (Jean Valjean) Ignasi Vidal (Javert), Talía del Val (Cosette), Guido Balzaretti (Marius), Lydia Fairén (Eponine) Elena Medina (Fantine) Carlos Solano (Enjolrás) Eva Diago (Madame Thénardier) Armando Pita (Thénardier)
Duración: 180' aprox
Fecha representación: 22 de noviembre al 22 de diciembre de 2013
Ciudad: Valencia
Lugar: Palau de les arts Reina Sofía
Precio: 25 a 99 euros
Crítico: La Perra Verde

Calificación:


[modo Sophia Petrillo] Madrid, 1994, una lozana preadolescente de 12 años está en la capital española en viaje de fin de curso, la última actividad que hace antes de regresar es ver el musical de Los miserables y comerse un bocadillo de tortilla de patata en un área de servicio. [/modo Sophia Petrillo]

Queridos amigos, anoche viví una experiencia catártica que entre otras, tenía bastantes connotaciones emocionales. Como ya habéis leído en la entradilla, mi primer musical lo vi a los 12 años y fue precisamente Los miserables. Supongo que no era la actividad más adecuada para unos críos de séptimo de EGB, pero mi director siempre fue "muy del drama" y le encantaban los musicales, teatros, revistas y demás (los cuales además hacíamos luego para fin de curso). Para mi desde luego fue un éxito, no pude estrenarme de mejor manera en este mundillo ni pudo tener el viaje mejor broche.

Ahora... unos cuantos... poquitos... dos o tres... años después, tengo la oportunidad de volver a ver este espectáculo ¿me parecería tan grande y apabullante como me pareció con 12 añitos? pues afortunadamente, si.


Los miserables sin duda es un MUSICAL con mayúsculas, un trabajo pro, está en otro nivel en este género. Después de haber visto aproximadamente 15 musicales de distinta índole, puedo decir que ninguno se le medio acerca a nivel técnico. La escenografía nos ofrece unos mastodónticos decorados que aparecen y desaparecen como si fueran livianas sillas, transformando ante nuestros ojos en breves segundos la escena por completo y además evitando esa sensación de "esto es de cartón piedra" de la que difícilmente pueden huir muchas series (sobre todo españolas) imaginad las obras teatrales (musicales o no).

La barricada es contundente, la casa y la verja del jardín de Valjean son totalmente creíbles y cuando aparece la posada, casi parece que debes agarrar fuerte el bolso como las ancianas en los autbouses cuando se sienta a su lado un heavy, por si los pícaros Thénardier te lo roban con sus camelos.

Hay partes escenográficas realmente difíciles de reproducir como puede ser la escena de la alcantarilla, y aquí es donde entra en juego el apoyo visual. De fondo se proyectan continuamente luces e imágenes que se mimetizan con la trama del momento y la apoyan o crean escenarios interactivos que dotan a la obra de una sensación de movilidad, agilidad y realismo muy difíciles de encontrar fuera del audiovisual.



Todo esto consigue que en ningún momento haya sensación de pobreza en escena, de "falta relleno o queda soso", o bien el escenario está lleno de reparto o el actor está acompañado hasta el mínimo detalle por las luces, imágenes y música propicias.

Los vestuarios impecables, la orquesta maravillosa (aunque en ocasiones se oyese por encima de las voces) y el conjunto final es simple y llanamente glorioso. No podría haber salido más contenta y emocionada del evento. Y digo emocionada a todos los niveles, por que en los momentos más álgidos (sobre todo en el solo de Fantine) me cayeron lágrimas como kiwis.

Mi única pega al evento es que no estuviese Daniel Diges, pero eso es por que soy un tanto fangirl suya y me hubiera gustado abalanzarme y arrancarle un rizo o algo así (todo muy civilizado y elegante) , quizá ese día no se pudo levantar (que arte para meter referencias, oigs).


Concluyendo, por muchos musicales que veáis a lo largo de vuestra vida, pocos (quizá el del Rey León) o ninguno van a tener la magnitud que tiene este, pocos tendrán unas canciones tan emotivas que traspasan el escenario y te llegan al alma, pocos o ninguno tendrán unos decorados más propios del cine o de una serie con presupuesto, muy pocos o ninguno conseguirán hacerte salir del recinto sin poderle poner pegas.
Un espectáculo que te hace amortizar cada euro invertido en él, si eres capaz de pagar una media de 20-30 euros por un famoso monologuista, no te puedes llegar a hacer a la idea del rendimiento que te darán los entre 25-50 euros que valen las entradas más baratas.
Casi 3 horas de puro gozo y disfrute (yo es que disfruto llorando y sufriendo).



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus