30 octubre 2013

Sólo Dios perdona (Only God forgives)







Título: Sólo Dios perdona
Título original: Only God forgives
Director: Nicolas Winding Refn
País: Francia
Actores: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Rhatha Phongam, Gordon Brown, Tom Burke, Sahajak Boonthanakit, Pitchawat Petchayahon, Charlie Ruedpokanon, Kovit Wattanakul, Wannisa Peungpa, Byron Gibson
Año: 2013
Duración: 90'
Critico Colaborador: Mary

Valoración




Cuando Winding Refn decidió bajar a los infiernos

El gran público –al menor ya lo tenía en el bolsillo- acogió sin problemas esa obra perfecta llamada Drive, la cual contenía todos los ingredientes para convertirse en una obra de culto nada más nacer. Por ese motivo hordas de fans de Refn esperaban con ansias “Only God Forgives”, en la que cuenta con el mismo protagonista, un Ryan Gosling mucho más impasible que aquel misterioso y perfecto conductor.



Ese es el único punto en el que Drive y el presente estreno coinciden, en el actor principal. Que nadie, y mal que les pese a los fans, se espere algo en la misma línea. Lo que el danés compone aquí es un trabajo basado en la pura violencia narrado mediante postales de ambiente tailandés.

Sin duda lo más loable es la fotografía: Solo hay una escena al final de día, las demás son en interiores o vistas nocturnas de calles tailandesas. Refn es único en reflejar crudeza mediante sus ambientes. En este caso utiliza decorados muy extremos iluminados con contra-oscuros todo el tiempo, donde el cineasta coloca a sus actores para que transmitan odio, dolor, venganza, maldad y violencia a borbotones
Puede que muchos entiendan toda la necesidad de violencia explícita de la cinta. Desde mi humilde punto de vista, es exacerbada en su mayoría.
En cuanto al guion poco se puede comentar porque este casi es inexistente (¿Diez hojas en total?).


Kristin Scott Thomas está estupenda haciendo de madre extravagante; los demás actores son creíbles dentro de los márgenes que dejan este proyecto a la realidad. Refn dio muestras de su savoir faire con las escenas de acción y violencia, y en “Sólo Dios perdona” lo vuelve a plasmar con facilidad.

Bien sea “pun intended”, o que se le haya ido la cabeza, ésta es una de esas cintas pertenecientes al más profundo cine de autor, tan personal que se considera capricho.
¡Ah por cierto! No hay que olvidar las luces de neón; hay a borbotones, lo que me recuerdan a la primera estrofa de la canción igualmente titulada Luces de Neón de Lori Meyers: “Si, tan sólo con mirarte encuentro una razón, a veces denigrante con luces de neón” Eso me ha pasado a mí; difícil de encontrar los porqués y el sentido.

Una fotografía de lo más poética, que forjan una estética de diez, hacen que esta oda a la violencia se salve.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus