24 mayo 2017

Piratas del Caribe - La venganza de Salazar







Título: Piratas del Caribe: La venganza de Salazar
Título original: Pirates of the Caribbean: Dead men tell no tales
Dirección: Joachim Rønning, Espen Sandberg
País: USA
Actores: Johnny Depp, Javier Bardem, Orlando Bloom, Geoffrey Rush, Brenton Thwaites, Kaya Scodelario, Keira Knightley, Kevin McNally, David Wenham, Stephen Graham, Adam Brown, Golshifteh Farahani, Martin Klebba, Goran D. Kleut, Jessica Green, Paul McCartney
Año: 2017
Duración: 129'
Crítico colaborador: JJ Bonal

Valoración:



Piratas del Caribe V: La maldición de la perla de Salazar… O algo así




El pasado lunes cubrí el pase de la última película de la saga del Capitán Jack Sparrow, “Piratas del Caribe V: La venganza de Salazar”. El resultado ha sido un tanto agridulce.

Por un lado, Joachim Ronning y Espen Sandberg han sabido traernos de vuelta el espíritu aventurero que Gore Verbinski supo imprimir a la primera película de la saga. He disfrutado mucho viéndola, con escenas muy divertidas, con acción dirigida de forma correcta y un guión bastante coherente de principio a fin, que sabe enlazar perfectamente la tercera película (“Piratas del Caribe III: En el fin del mundo”) con su continuación. Básicamente porque la cuarta entrega no tiene mucho que ver con el argumento de la quinta, más allá de algunos detalles como el nuevo navío de Jack, en ausencia de La Perla Negra o la presencia de Scrum. ¿Cuál es el problema? Pues que la historia ya no da mucho más de si y la trama se hace, por desgracia, demasiado similar a la primera, con aspectos que recuerdan mucho la tercera.



Mar Caribe, mediados del siglo XVIII: Los mares se ven azotados por el María Silenciosa, un buque maldito tripulado por marinos fantasma y que destruye cuantos buques encuentra a su paso buscando al capitán Jack Sparrow a fin de vengarse por su maldición. Este se verá ayudado por Henry Turner, el hijo de un pirata, y una joven, Carina Smith, aventajada e independiente para su época, con carácter suficiente para no dejarse amilanar por los hombres. Se unirán a ellos una variopinta tripulación comandada por el señor Gibss al tiempo que se ven perseguidos por la marina inglesa a fin de encontrar un poderoso objeto que les permitiría controlar los océanos…

Queda claro a que me refiero, ¿no? Si bien la película me gustó, no pude evitar el sentimiento de que ya no dan más de si los guionistas. Sobre todo porque algunos personajes son calcos entre sí (como el anodino Henry, se ve que es cosa de familia).

Como ya he dicho, es, pese a todo, una película que disfruté. Fue especialmente interesante ver el trabajo de Bardem, quien no se queda atrás en la interpretación de un personaje histriónico y un tanto excéntrico, ya que habla un ingles muy cerrado, metiéndose en la piel de su personaje, un capitán de navío español, Armando Salazar, “El Matador del mar”. Por cierto, con respecto a esto último quiero repasar su filmografía en la lengua de Shakespeare, para confirmar si es su registro común (lo que diría muy poco de él y de su nivel de inglés) o si, por el contrario, es un acento que ha sabido imprimar de forma magistral. Depp, como acostumbra, nos trae a un genial Sparrow, aunque empieza a verse superado por el personaje, que ya ha perdido, en mi opinión, casi toda su frescura. Personalmente espero que cierren aquí la saga, además, muchas subtramas quedan también aquí cerradas y sería un fallo intentar seguir exprimiendo a la gallina de los huevos de oro. 

En el apartado técnico, nada que decir, excelentes decorados y vestuario, con una soberbia fotografía y la ya archiconocida y siempre resultona banda sonora de la saga. La verdad es que en el apartado técnico se nota mucho como, si se hacen las cosas bien y no se abusa del CGI, una película ha de ser rodada. Chapó para los responsables.

-Vigía, ¿Qué es eso que asoma tras el horizonte?
-¡Parece que se trata de la sexta entrega, capitán!
-Oh, no… Calypso, protégenos. ¡Zafarrancho de combate, todos a los cañones!

Poco más que añadir. Una película interesante, divertida y apta para pasar una tarde entretenida, que nos devuelve a la primera con un toque de frescura pero que tampoco supone la bomba de neutrones. Recomendable para ir al cine a disfrutar sin pretensiones del séptimo arte. 7´5 sobre 10 (nota reflejada como 7 al no tener el sistema de puntuación de la web decimales).



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus