28 enero 2013

El lado bueno de las cosas







Título: El lado bueno de las cosas Título original: Silver Linings Playbook
Director: David O. Russell
País: USA
Actores: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker, Julia Stiles, Anupam Kher, John Ortiz, Shea Whigham, Dash Mihok, Paul Herman, Brea Bee
Año: 2012
Duración: 120'
Crítico: La Perra Verde

Calificación:




El lado bueno de las cosas es la película de siempre contada de distinta forma. Es el clásico "chico está obsesionado con una chica que no puede o ya no puede tener y no se da cuenta de la maravillosa chica que ahora tiene al lado" sólo que rodeado de un aire indie que le resta edulcoración y te crea la sensación de estar viendo algo distinto.

Pat es ingresado 8 meses en un psiquiátrico tras encontrar a su mujer poniéndole los cuernos con un compañero de trabajo y darle a este una paliza que casi le mata. El motivo real de su internamiento en vez de ingresar en prisión, es que descubren que tenía un trastorno bipolar no diagnosticado.

Cuando iba a EGB siempre nos disfrazábamos de "bolsa de basura con cosas" ¿peces? una bolsa de basura con escamas
¿plantas? una bolsa de basura con flores y hojas... y así, suma y sigue.
Esa es la trama central donde todo gira, su bipolaridad y su mujer, a la que quiere recuperar a toda costa. Después nos van presentando a sus amigos y familiares, todos un tanto (o bastante) disfuncionales.

Su padre (Robert de Niro) es un jubilado que se ha hecho corredor de apuestas y un magufo de cuidado, ya que su técnica es recurrir a la suerte que le puede dar el tener o no tener a determinada persona sentada al lado mientras ve el partido (entre otras cosas).

Su madre es la clásica "señora que sufre", sufre por el hijo, sufre por el padre y seguro que sufre por todos y cada uno de los niños africanos.

Sus amigos están de lo suyo, tanto los que hizo dentro de la institución mental (que esos ya vienen de casa) como lo que "están sanos", ya que la mayoría calla más de lo que dice y tiene una vida más sufrida y dura de lo que quiere demostrar al resto de sociedad.

¿Me estás hablando a mi? No veo otro padre aquí, así que me debes estar hablando a mi...
Llegamos a la chica. Tiffany es cuñada de uno de sus amigos "que están bien" la cual es un poco pendón desorejado, ya que al morir su marido entró en depresión y decidió buscar consuelo en los brazos de unas cuantas decenas de señores... y lo que se terciase.

Cuando todas estas personas vuelven a entrelazar sus vidas, las explosiones por carácter  problemas personales y demás, están aseguradas, pero también el humor. La película tiene un humor constante y agridulce, no soltarás ninguna carcajada viéndola, pero si sonreirás con frecuencia y sentirás cierta empatía por esos locos entrañables, aunque de repente aparecerá de nuevo algún estallido de violencia física o psíquica y te descolocará un poco de la tranquilidad en la que la película te había instalado.

Como ya os he comentado, la base es la de siempre, pero contada efectivamente de otra manera, los personajes aunque extraños acaban siendo simpáticos, es amena y entretenida y las actuaciones en general están bastante bien. Así que si os apetece ver una comedia romántica pero que no os haga salir nadando en miel, esta es vuestra película.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus