04 febrero 2015

Foxcatcher







Título: Foxcatcher
Título original: Foxcatcher
Director: Bennett Miller
País: USA
Actores: Steve Carell, Channing Tatum, Mark Ruffalo, Sienna Miller, Anthony Michael Hall, Vanessa Redgrave, Tara Subkoff, Sherry Hudak-Weinhardt, Guy Boyd, Brett Rice, Jackson Frazer, Samara Lee, Francis J. Murphy III, Jane Mowder, David Bennett, Lee Perkins, Robert Haramia
Año: 2014
Duración: 134'
Crítico colaborador: Mary

Calificación:




Foxcatcher: la cara B del deporte

Engaña al principio, pero la película de Bennett Miller es sugerente. Tras Moneyball, que también tocaba el backstage deportivo, impregna nuevamente su película de tintes americanos, muy bien esparcidos.

Posee una gran amplia introducción, pero una vez entrado en materia y en el mundo de un millonario con ansias de controlar, el espectador se adentra por fin. El argumento parte de unos hechos reales transcurridos en Estados Unidos en la década de los ochenta. Pero su punto fuerte es obvio: la tríada que componen Carell, Ruffalo y Tatum.

Los hermanos Mark y David Schultz fueron dos atletas de lucha en los ochenta. Mark, el más joven es invitado por el hombre rico John du Pont, que le quiere ayudar para prepararse a él y a su equipo para los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988. Aquí empezarán una alianza que irá más allá del deporte.

Al que no se le ve tan a menudo por estas lides independientes es a Channig Tatum, que se defiende tanto en el ring como en la actuación a la perfección. Sorprendente papel que queda a la altura de los otros compañeros, pese a que la academia no haya querido valorarlo con una nominación (claro que cuando entran en juego pesos pesados como Robert Duvall, Edward Norton o J.K. Simmons no basta con las palizas de gimnasio con se habrá metido el protagonista de Infiltrados en la Universidad). Mark Ruffalo –este sí que ha entrado en el club de secundarios nominados- está soberbio como David Schultz; y aunque cuesta reconocerla de primeras, Sienna Miller es la esposa en la ficción de este hermano. Vanessa Redgrave aparece en un par de escenas como madre de Du Pont y por supuesto queda a la par de Carell.

Y tras los secundarios llega él, John du Pont, una personalidad insegura, fría, egoísta, y sobria. Insignificante y poderoso a la vez, también inestable. Para hacer creíble a este multimillonario con tantos matices se necesitaba alguien a la altura; y ahí estaba un hombre versátil como el que más (de hecho su anterior película era Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso). A Steve Carell no cuesta verle aquí. El público estaba acostumbrado a verle en blockbusters, pero no sólo es su gran faceta, ya que elabora papeles encomiables en el lado indie: El camino de vuelta, Pequeña Miss Sunshine. Aquí hasta estremece.

El hecho de que Foxcatcher no llegue al pleno de cinco puntos es por su tempo. Muy repetitivo, y pausado, demasiado pausado. Una de esas cintas en las que uno debe tener todos los sentidos al pie del cañón (no, no es de trama ligerita). Porque éste es un drama psicológico y que posee un guion sugerente. Pese a que el sueño americano se ha reflejado en varias ocasiones, la trama se pierde a veces en un ritmo tan relajado.

Gracias a las interesantes actuaciones, Miller forja una película de notable que habla sobre la crueldad del deporte, sobre el amor fraternal, los logros, la competitividad y la superación.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

1 Comentarios somieriles:

La película Foxcatcher con Channing Tatum es una cinta sobria, pero no por eso menos impactante. A pesar de narrar una historia sobre la decadencia, con una apariencia naturalista, oscura, y un final que está lejos de ser optimista, me fascino esta película

Responder

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus