17 mayo 2016

X-MEN Apocalipsis











Titulo: X-MEN Apocalipsis
Director: Brian Singer
País: USA
Actores: Michael Fassbender, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Hugh Jackman, Oscar Isaac, Nicholas Hoult, Evan Peters, Rose Byrne, Kodi Smit-McPhee, Sophie Turner, Chaning Tatum, Alexandra Shipp, Tye Sheridan, Olivia Munn, Lucas Till, Lana Condor
Año: 2016
Crítico Colaborador: David Hidalgo

Valoración:

 





El último film de Bryan Singer y de la franquicia cinematográfica “X-Men” llega rodeado de mucha controversia en cuanto a críticas. Y es que, tras publicarse las primeras críticas durante las semanas previas al estreno del film, ha llegado a tener un 45% en Rotten Tomatoes. Actualmente, la media de notas en Rotten Tomatoes y Metacritic está subiendo, pero lo que está claro es que esta cinta ha generado mucha discrepancia entre público (que suele valorarla más positivamente) y una crítica a la que, por lo general, no le ha entusiasmado la propuesta de Singer.




¿Está justificada esta animadversión? En la humilde opinión de un servidor, ni de lejos. Pero primero describamos la trama en líneas generales: Apocalipsis, más conocido como “En Sabah Nur” (“El Primero”), es el mutante más poderoso que ha existido nunca desde el inicio de los tiempos. Adorado como un dios, es forzado a un letargo que dura miles de años. Al despertar en un mundo que no le gusta, decide reclutar un equipo de cuatro Jinetes, encabezado por Magneto, para crear un nuevo orden mundial. Pero el Profesor X, con la ayuda de Mística, se unirá a un grupo de jóvenes mutantes para tratar de detener al mayor enemigo contra el que se hayan enfrentado jamás.

Lo primero que he de decir es que “X-Men: Days of Future Past” no me entusiasmó tanto como a muchos críticos y a la mayoría del público, a juzgar por la media de notas que cosechó esa película. Me pareció una propuesta con buenas ideas y bastante amena, pero muy floja como adaptación de la obra de Chris Claremont, con personajes desperdiciadísimos (ese Bolivar Trask que apenas aparece 10 minutos en todo el film…), y un tempo narrativo que va de más a menos conforme avanza el metraje. Tenía muchas esperanzas depositadas en esa película, pero una vez vista, en conjunto, me pareció bastante inferior a “X-Men: First Class” de Matthew Vaughn. Pese a todo, me encantó el hecho de que Singer recuperara la silla de director en esta saga, una franquicia que el propio Singer inauguró con dos excelentes películas y que ayudó a sentar unas bases en el cine de superhéroes que cineastas como Christopher Nolan o los Hermanos Russo, entre otros, explotarían al máximo.



Dicho esto, creo firmemente que “Apocalypse” acierta donde “Days of Future Past” fallaba o se quedaba corta. Para empezar, tiene lo que algo de lo que “DOFP” carecía: un villano con algo de enjundia. Aunque el Apocalipsis que propone Singer nada tiene que ver con el de los cómics, e incluso se podría argumentar que su aspecto físico es distrayente e incluso ridículo, Oscar Isaac logra dar a ese personaje una presencia intimidante, así como que sus peculiares motivaciones resulten comprensibles, e incluso aceptables, para el espectador medio. No en vano, dentro de la vanidad y egolatría que muestra este villano en todo momento, Apocalipsis no deja de ser un vehículo para reflexionar sobre cómo las guerras, así como el culto al dinero y al poder, han corrompido al Mundo y lo han llevado a una suerte de decadencia social y moral. Sin entrar en spoilers, quisiera destacar cierta escena en la que Apocalipsis muestra por primera todo aquello de lo que es capaz, al ritmo de música clásica y un discurso sobre las armas y los falsos ídolos.


Después, la acción. Puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que “Apocalypse” es la cinta más espectacular de la saga, a la par de “First Class”. Repleta de efectos digitales y de trepidantes set pieces, está rodada con un pulso eficaz por Singer. Mucho ha llovido desde que el autor de “Usual Suspects” dirigiera la primera entrega de la saga con buena mano para las escenas intimistas pero dudoso gusto para las escenas de acción; ahora, Singer pone toda la carne en el asador para crear momentos impactantes, sin embarullar o atontar al espectador en el proceso (aprende, Zack Snyder). Y por supuesto, cabe destacar dos escenas en particular, ambas protagonizadas por el mutante Quicksilver. Estos dos momentazos (no hay más ni mejores palabras para definirlos) quedan en el recuerdo del espectador y son dignos de aplauso, por lo bien ejecutados que están y por su combinación entre humor slapstick y acción.



Pero no nos engañemos: ante todo, “Apocalypse” es una cinta emocional, una carta de despedida que Singer dedica a una de las obras más importantes en su carrera. Por ello, el director, amparado por el guionista Simon Kinberg (con quien repite desde “Days of Future Past”), pone toda la carne en el asador para cerrar el arco Charles Xavier – Eric Lensherr que viene gestándose desde “First Class”, y casi todas las tramas y subtramas que han ido abriéndose desde ese film. Para ello, se sirve de una serie de acontecimientos que desencadenan un conflicto aparentemente irresoluble entre quienes quieren la convivencia pacífica entre humanos y mutantes, y quienes desean la extinción de los humanos.

Aunque Apocalipsis es el gran villano de la función, y Charles Xavier es el protagonista indiscutible, hay dos personajes en los que el film deposita el foco emocional: Magneto y Mística. Mientras que el primero está envuelto por un aura trágica, tanto a causa del guión como por obra y gracia de una maravillosa interpretación de Michael Fassbender (tal vez, la mejor que ha ofrecido en todos estos filmes), la segunda cobra más protagonismo del que nunca ha tenido como heroína y líder de los X-Men. Ambos se ven reforzados por otras caras familiares, como Hank McCoy/Beast o Alex Summers/Havoc. En contexto, funciona y es una resolución coherente a su participación dentro de este reboot de la franquicia.



Mención especial a los nuevos mutantes que se incorporan a ambos bandos, X-Men y Jinetes del Apocalipsis. Por un lado, tenemos a Jean Grey/Phoenix, Scott Summers/Cyclops y Kurt Wagner/Nightcrawler, cada uno bien defendido por su respectivo intérprete, y con su propio momento para lucirse y brillar. Por el otro, están Ororo Munroe/Storm, Angel y Psylocke. En este caso, como refuerzos del villano resultan un tanto flojos, entes con muy poca personalidad cuya mera función es la de obstaculizar momentáneamente a los protagonistas para que no logren derrotar a “En Sabah Nur”. En ese sentido, me recuerdan a los flojísimos Sabertooth y Toad de la primera “X-Men”, salvo que en aquella película, al menos creaban divertidos contrastes e interacciones entre ambos personajes, mientras que en ésta apenas tienen líneas de diálogo, ni entre ellos ni entre otros caracteres. La única que sale más o menos bien parada es Storm, pero ni siquiera ella logra tener un arco evolutivo bien plasmado.

Otro defecto del que peca esta cinta es un cierto uso de conveniencias y Deus Ex Machina, tanto para justificar ciertos eventos como para ayudar a la resolución de la trama principal. Resulta algo molesto que un film que se está tomando su tiempo para desengranar una trama más o menos bien construida, para desarrollar una serie de personajes y para presentar unos elementos que al final son empleados narrativos de una forma u otra, ciertas tramas y subtramas sean resueltas deprisa y corriendo, o incluso que parezcan pegotes mal integrados. Hay una subtrama en particular que, aunque da lugar a una escena de acción muy vistosa, no acaba de encajar bien con el resto del film, y parece más bien un guiño a los fans. Quienes hayáis visto la película, sabréis de qué subtrama estoy hablando.



Por lo demás, “Apocalypse” es una cinta a todas luces imperfecta, especialmente en lo que a guión se refiere, pero en conjunto resulta entretenida, espectacular, y un digno cierre para la trilogía que viene gestándose desde 2011. Con bastantes guiños y elementos que satisfarán a los fans de la saga así como de los cómics (atentos a cierta coña sobre “The Last Stand”), me ha parecido una cinta vastamente superior al desastre que fue “Batman V Superman: Dawn of Justice”, por más que la crítica especializada se haya empeñado en comparar ambas cintas como si les fuera la vida en ello. No llega a la altura de la excelente “Captain America: Civil War” en lo que a excelencia superheroica se refiere, y sin duda alguna sigo pensando que “X-Men 2” es la mejor película de toda la saga, pero “Apocalypse” cumple bastante bien como película de escapismo. Podría haber sido algo mejor, pero en conjunto, es más de lo que esperaba, y Singer ha logrado decir adiós con dignidad a los X-Men.

A partir de ahora, esperemos que venga sangre nueva a la saga, y que todo vaya a más… y a mejor.

LO MEJOR: La emotividad que la cinta desprende en todo momento, por mano de Singer; lo espectaculares que resultan las escenas de acción; algunas ideas y reflexiones sobre el mundo y la humanidad que el film plantea son interesantes, e incluso un tanto arriesgadas; lo bien integrados que están los nuevos X-Men con las generaciones ya previamente establecidas; unos agradecidos toques de humor, que alivian la tensión y tragedia que impregnan la trama principal.

LO PEOR: Ciertos Deus Ex Machina y conveniencias que Simon Kinberg emplea para salir de algunos callejones sin salida en los que se mete; una subtrama en particular que no acaba de quedar bien integrada con el resto del film; el aspecto físico de Apocalypse, bastante grotesco y distrayente; que los Jinetes del Apocalipsis, salvo Magneto, son bastante flojos como personajes con entidad propia.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus