07 abril 2013

Los increíbles (Ala rota, La dama de hierro y La mujer radiactiva) - Atlántida Film Fest

La plataforma Filmin organiza por 3er año su festival de cine online, el "Atlándtida Film Fest", por 20 euros los nuevos usuarios y sólo 10 euros los ya registrados, puedes disfrutar a lo largo de un mes (22 de marzo hasta el 22 de abril), en tu casa y en el orden que quieras, de 37 películas que han ganado premios en festivales como Sundance o Sitges y que no se han estrenado en salas (ni probablemente lo harán). Incluso si no te apetecen tantas películas o no tienes tiempo, existe un abono de 10 euros para ver las 5 que prefieras.









Título: Los increíbles (Ala rota, La dama de hierro y La mujer radiactiva)
Director: David Valero
País: España
Género: Documental
Actores: Juan Eulalio López, María Moreno, Joana Martín
Año: 2012
Duración: 90'
Crítico: La Perra Verde

Calificación:




Leyendo el título podéis pensar que estáis ante la parodia en acción real de la película de Pixar, algo al estilo "Mystery men", o que es una película sobre gente normal que quiere ser superhéroe a lo "Kick-ass", pues no, ni una cosa ni la otra, ni es ficción, ni da una pizca de risa.
Esta obra es un documental sobre temas reales interpretado por personas con esos problemas reales que consigue emocionar y dejarte un mal cuerpo encima que no puedes con él, sin recurrir a la ñoñería o a la sensiblería.

Aunque todo sea dicho, al principio no me dio buena espina. En los primeros 20 minutos aproximadamente no hablan apenas y empecé a tener la sensación de que o bien era "la clásica española dramón de siempre" o bien que yo estaba muerta por dentro, ya que no podía entender en ese momento ni las puntuaciones (8 de crítica y 8 de público, siendo en todas las películas del festival este último mucho más exigente) ni los comentarios sobre lloros y demás, hubo un tercio en el que pensé que me lo tenía que hacer mirar, la verdad, pero luego...


El documental nos cuenta la historia de Juan (Ala rota), un hombre que pierde la movilidad de un brazo en un accidente, cosa que le sume en una depresión que hace que su matrimonio se rompa, después de quedarse también en paro ha de dedicarse a vender cupones y lo más difícil de todo, ha de dedicarse a rehacer su vida sentimentalmente con el lastre de ese brazo tonto que no deja de recordarle tiempos mejores.


También tenemos a María (La dama de hierro), una anciana de 94 años de las de antes, de las de misa diaria, santicos con velas en un altar (la encimera de la cocina mismamente), de las que les dan vergüenza los chascarrillos soeces y de las que no tienen prisa en morir pese a haber sufrido muchas pérdidas dolorosas. Una mujer familiar, buena, activa, una mujer que refleja a tu abuela, mi abuela y a las abuelas que probablemente (si tenemos suerte) seremos algún día (bueno, yo lo de los santicos va a ser que no).



Y por último nos cuenta la historia más dramática con diferencia, la de Joana (La mujer radiactiva), una joven madre de 2 hijas aquejada de un grave y extraño cáncer que le va deformando la cara. En el documental nos muestra como la familia intenta mantener la normalidad por encima de todo, como nunca se prohíbe que las niñas corran, jueguen y rían alegres, como no se deja de salir los domingos a comer todos juntos y como no se oculta la enfermedad o se evita hablar de ella, pese a que Joana cada día que pasa está más débil, de peor humor, más desanimada, apagada. SPOILER Es simplemente horrible el momento en el que va a raparse el pelo antes de que se la caiga por la quimioterapia y se compra una peluca. Estoy escribiendo esto y os juro que se me están llenando los ojos de lágrimas FIN SPOILER


En conclusión, en un principio parece fácil emocionar contando desgracias con gente real, pero lo que es muy difícil es hacerlo sin regodearse en la miseria, sin que parezca que sacas tajada de hacerselo pasar mal a los que actúan para que den mucha pena y de hacer llorar al espectador. El tratar a las personajes que cuentan su historia real con dignidad, sin maniqueísmos, sin adornos, que estés haciendo un documental que casi parezca una película, o que te de la sensación de ver una película que casi parece un documental, es algo muy muy difícil. De hecho me ha recordado al documental "Las alas de la vida" (no dejéis de verlo), aunque aquel no tenía el estilo claramente cinematográfico que tiene esta producción, si me han resultado muy similares en el tratamiento de sus personajes y ante todo, en que cuentan historias descorazonadoras pero con un claro mensaje optimista y de superación.

Un documental en ocasiones muy duro (y quiero recordaros que son historias reales, tenedlo en cuenta para según que acontecimientos...) y que recomiendo ver, y del que no debéis dejar de ver los títulos finales de crédito.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus