07 marzo 2013

Situación Límite (Catch.44)









Título: Situación límite Título original: Catch.44
Director: Aaron Harvey
País: USA
Actores: Forest Whitaker, Bruce Willis, Malin Akerman, Nikki Reed, Deborah Ann Woll, Brad Dourif
Año: 2011
Duración: 93'
Crítico colaborador: Pagalitros

Calificación:




La crítica contiene spoilers

Bueno pues después de la decepción que tuve en el estreno de la última entrega de la Jungla de Cristal me decidí a ver esta película inédita en cines españoles con nuestro Bruce Willis realizando un rol secundario, aunque en el póster nos lo vendan como el prota. Se que en USA se llegó a estrenar en unos pocos cines aunque el estreno iba más al mercado doméstico. Y si lo se, me vuelvo a ver La Jungla de Cristal, la original del 88.

Vamos al lío, esta pelí la podrían haber llamado “Mama, quiero ser Quentin Tarantino en sus años buenos”. El filme comienza con una voz en off, es Willis hablando a la cámara, primer error ¿Dónde esta Ramón Langa para doblar a nuestro querido John McClane? No es la primera vez que Langa no lo dobla y eso la verdad que resta puntos.


Aparecemos en una cafetería de carretera de mala muerte donde están nuestras tres protagonistas (Entre ellas la guapa Malin Akerman, una actriz que todo el mundo recordará por ser Silk Spectre en Watchmen, que la verdad no esta teniendo mucha suerte a la hora de elegir sus papeles), hablando de chorradas, pero ojo, de chorradas transcendentales para quedar bien y que termina con un sangriento tiroteo.

Segunda característica de querer imitar a Tarantino, vamos a poner canciones molonas (Suena la canción del programa de radio Emisión pirata y me empiezo a reír). Llegan los títulos de crédito molones (Descubrimos que uno de los productores de la peli es David Willis, hermano de Bruce, así que ya sabemos porque aparece en esta peli) para presentar a las protas. Tenemos a dos morenas que son hermanas y a nuestra Malin que hace de camarera en un local de striptease. Que además es la jefa porque las otras son sencillamente memas. Nos explican que van a dar un golpe, robar un envío de droga, súper fácil de hacer.

En ese momento llega nuestro amigo Forest Whitaker o como lo conocemos por el barrio como “El del ojo cagao”, entonces me pregunto que hace este hombre por aquí ¿Era cierto que no hace ni 10 años gano un Oscar y lo tenemos por aquí o lo he soñado?
Este aparece con unas pintas de empollón, que si llega a ponerse tirantes parece el mismísimo Steve Urkel. Se hace el tontuelo con un ayudante del sheriff pero es la excusa para darle matarile.




Pasamos de nuevo a las chicas con más música molona y planos chulos de ellas mientras van conduciendo, parece que estoy viendo uno de esos anuncios de ¿Te gusta conducir? (Respuesta: Pues no, porque mi coche tiene más de 20 años y tiene dirección resistida en vez de asistida. Aunque bueno si tuviera en mi asiento del copiloto a tan buena compañía como la Akerman no me quejaría tanto).

Ahora pasamos a otra nena que viene en un cochazo y aparca en una casa de diseño, mientras la cámara la sigue (Y de paso tenemos un primer plano de su pandero) para poder ir presentándonos al personaje de Mel (Willis).

Otra conversación chorra de las nenas mientras están repostando el coche, se largan y aparece nuestro Forest, con las ropas del sheriff y va tras ellas, salto a... Volvemos de nuevo a la cafetería, volvemos a ver los mismos tiros pero desde el punto de vista de otra de las chicas y vemos que muere otro personaje más.

De regreso de nuevo al coche, el guiño divertido de la peli, las chicas empiezan a hablar de música y terminan poniendo una cinta de casete (¿Os acordáis de ellas?) para escuchar el primer disco de Bruce Willis que edito en los 80, Return of Bruno.



En ese instante las chicas son detenidas por el amigo Forest, haciéndose pasar por Sheriff, les empieza a contar un rollo, se empieza a ligar a la Akerman y las otras alucinan. Al final las nenas se largan y Forest abre el maletero de su coche (Eso si, si usar el famoso plano de dentro del maletero) remata al ayudante del Sheriff. Otro momento de quiero copiar a Tarantino, el nombre del Sheriff es Elmore, nombre de uno de los escritores preferidos del dire de Jackie Brown, Elmore Leonard (De hecho esta última peli estaba basada en una novela suya).

Volvemos a la estación de servició aparece otro ayudante del sheriff (interpretado por Brad Dourif que seguro que la gente le recuerda de El señor de los anillos, aunque yo le recuerdo de la serie Deadwood y resulta que ya trabajó con Willis en los 80 en un capítulo de Luz de luna). Descubre en la estación de servicio que se han cargado al dependiente.

Total que ya estamos de nuevo en la cafetería, la nena siguen de bla, bla, bla (nuestro director seguro que se empapó de los soporíferos diálogos de Death Proof) hasta que una cuenta un chiste de unas monjas.

Nos plantan más planos de Willis mientras se va arreglando en plan molón (me pregunto sino le enfocan la cara para crear cierta sorpresa que no existe ya que le vimos la jeta nada más empezar la peli).

Otra vez a la cafetería y otra vez el mismo tiroteo pero desde otro punto de vista, que finaliza con dos personajes apuntándose y diálogos random sacados de los descartes de Tarantino en Pulp Fiction.

Llega el bueno de Forest y descubre todo el pastel de la trama, Mel (Willis) contrato a un tipo para que matara a las tres nenas por haber metido la pata en un golpe anterior, el bueno de Forest tenía planeado matar a todos menos a nuestra guapa Malin para irse con la pasta y con ella ya que estaba enamorado de ella desde el primer día que se vieron.


Entonces nos meten un flashbacks (¡OJO! Aparece el Lex Luthor de Smallville con pelo) de cuando Malin conoce a Forest y este le presenta a Willis (Con unas pintas que parece Billy Bob Thorton) con mucho diálogos chorras.

De ahí volvemos a la cafetería y llega el momento más chorra, Forest se declara a Malin y le pide que se case con ella y más bla, bla, bla. Todo esto termina con tiros, lástima que enfocan el exterior de la cafetería y no lo vemos.

Llega Willis, entra en la cafetería, Forest es el único superviviente pero esta malherido. Entre ellos hablan de una historia chorra de indios y vaqueros, Willis revienta la cabeza de Whitaker y parece que todo esto va a terminar pero sorpresa, la Akerman se hacía la muerta, mata a Willis (Supongo algunos de los fans cabreados que hayan ido al cine este finde tendrían pensado algo similar) y se pira con el dinero. Más canciones molonas y ¿¿¿FIN???

Pues no, tenemos la típica escena de después de crédito (Bueno a la mitad no al final) y llega el bueno de Brad Dourif (que hacia de sheriff) a la cafetería, va a entrar en la cafetería y FIN.

En fin, una peli malilla, se deja ver pero es de esas que a finales de los 90 se mataban muchos directores noveles en hacer para ver si tenía la suerte de Tarantino o Robert Rodríguez. Diría que sería la típica de videoclub sino fuera por el reparto, pero es que con el reparto que tiene ha salido directamente a videoclub. 



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus