25 octubre 2012

Argo


Director: Ben Affleck

País: EEUU
Actores: Ben Affleck, John Goodman, Alan Arkin, Bryan Cranston, Taylor Schilling, Kyle Chandler,Victor Garber, Michael Cassidy, Clea DuVall, Rory Cochrane, Tate Donovan, Chris Messina,Adrienne Barbeau, Tom Lenk, Titus Welliver
Año: 2012
Duración: 120'
Critico: Serdna
Calificación: 
/5


‘Argo’ es la última película dirigida por Ben Affleck. Tras debutar como director en 2007 con ‘Gone Baby Gone’, Affleck demostró que podrá tener sus limitaciones como actor, pero como director es bastante competente (aunque en aquella ocasión el guión, casi de telefilm). Su sobriedad y clasicismo recordaban al estilo de otros actores metidos a directores, como Sean Penn o Clint Eastwood. 

Tras ‘Gone Baby Gone’ y ‘The town’, su segunda película, llega ‘Argo’, posiblemente la más redonda de las tres. Cuenta la historia real (y clasificada, hasta mediados de los 90) de una disparatada y suicida operación organizada por los gobiernos estadounidense y canadiense para rescatar a seis de los célebres rehenes de la embajada estadounidense de Teherán, tomada por tropas revolucionarias tras la Revolución Islámica de 1979. Estos seis rehenes lograron huir de la Guardia Revolucionaria y esconderse en la casa del embajador canadiense. La operación de rescate consistió en… infiltrarse en Irán con el pretexto de rodar una película de ciencia-ficción (titulada ‘Argo’) y sacar a los seis diplomáticos fingiendo ser parte del equipo de rodaje. 


El tema podría haberse abordado de muchas maneras. Posiblemente, la más sencilla fuese hacerlo a modo de panfleto yankee, patriotero y maniqueo. Sin embargo, lo que nos encontramos en un thriller tenso y atípico. Sin desmerecer al resto de la película, es imposible no destacar los primeros minutos. Empezando por el inesperado prólogo, que narra la Revolución Islámica en formato cómic, y siguiendo por el asalto a la embajada, rodado de forma impecable. 

No nos engañemos, la peli tiene una vocación comercial bastante clara y no deja de ser una historia sobre un rescate, con buenos y malos. Pero el tema es abordado con la suficiente inteligencia como para no caer en el maniqueísmo. El prólogo expone los hechos que llevaron a la Revolución, y no se corta un pelo a la hora de destacar la implicación de EEUU y Gran Bretaña en el golpe de estado contra el presidente Mosaddeq y la instauración de una dictadura monárquica en Irán. Es cierto que durante el resto de la película, los revolucionarios serán presentados como unos auténticos salvajes, pero el prólogo y algunas pullas contra la administración estadounidense (y particularmente contra el entonces presidente Jimmy Carter) a lo largo del filme, logran generar la ambigüedad necesaria para que esto no parezca una película de Chuck Norris. 

Y tras los primero minutos, cuando parece que estamos ante un impecable thriller en la línea del mejor cine político de lo 70, ‘Argo’ nos demuestra que es eso y mucho más. 

Argo fuck yourself

Una historia real tan descabellada como ésta, debía ser abordada con humor. Y ahí es donde ‘Argo’ nos sorprende. Para fingir el rodaje de la película, el agente de la CIA interpretado por el propio Affleck se pone en contacto con un cínico productor de cine (Alan Arkin) y un diseñador de maquillaje (el inmenso John Goodman), que protagonizarán algunos de los mejores momentos del filme. 

‘Argo’ es un thiller político, sí, y también una historia de suspense, pero al mismo tiempo tiene mucho de comedia, una sátira sobre Hollywood, con bastante cinismo mala baba, y también es un entrañable homenaje a la serie B, pues ‘Argo’, la ficticia película que la CIA simula rodar para rescatar a los diplomáticos, no es otra cosa que una explotation cutre de ‘Star Wars’. Todos estos elementos conviven en la película y funcionan a la perfección. 

Tal vez la única pega que podríamos encontrarle sería el escaso desarrollo de los personajes. Pero tampoco llega a ser un problema, son retratados con cuatro pinceladas, gracias a un guión más que digno y unas grandes interpretaciones. Entre los secundarios, destaca Brian Cranston, protagonista de la serie ‘Breaking bad’, aquí en un papel discreto, como uno de los superiores de la CIA. 


Y por supuesto, destaca la dirección de Affleck, capaz en todo momento de generar tensión, incluso con tópicos del cine de suspense (ya sabéis, coches que no arrancan en el momento más inoportuno, y cosas así), pero los maneja con habilidad y el resultado es redondo. 

Así que no dudéis en ir a verla, ‘Argo’ es una película emocionante y divertida, que sin ser una maravilla, es algo que cada día vemos menos: cine comercial de alta calidad. 



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina
comments powered by Disqus