X-Men: Fénix oscura







Título: X-Men: Fénix oscura
Título original: X-men: Dark Phoenix
Dirección: Simon Kinberg
País: EEUU
Actores: Sophie Turner, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Jessica Chastain, Nicholas Hoult, Tye Sheridan, Alexandra Shipp, Kodi Smit-McPhee, Evan Peters, Scott Shepherd, Ato Essandoh, Brian d'Arcy James, Summer Fontana, Hannah Emily Anderson
Año: 2019
Duración: 116'
Crítico colaborador: JJ Bonal

Valoración: 





El viernes 7 de junio, la escuela de jóvenes talentos del profesor Charles Xavier se despide de la FOX con su última entrega. X-Men: Fénix Oscura, que sigue la estela de “Primera Generación”, “Días del futuro pasado” y “Apocalipsis”. Ambientada en los años setenta, los X-Men son enviados a auxiliar a los miembros de una fallida misión espacial. Sin embargo, en el transcurso del rescate, una fuerza cósmica desconocida entrará en el cuerpo de la joven Jean Grey, desatando consecuencias devastadoras.

La película cumple. Por desgracia, también sigue la estela de otras películas de superhéroes, que nos presenta un villano protagonista de una larga saga de los cómics (en este caso, la Fuerza Fénix), y que se nos finiquita en una única entrega. Ultron, Apocalipsis, Dormammu... Y ahora se une al club la fuerza psiónica.



El guión de Simon Kinnberg, (que también corre a cargo de la dirección), se centra en las sagas de Fénix y Fénix Oscura. Desgraciadamente a pesar de centrarse en esas dos sagas, la trama no es fluida, avanza a diferentes saltos bastante abruptos y no convence. Los personajes principales apenas tienen unas lineas y vemos una mezcla de angustia con ira por parte de Jean Grey, pero desde luego no una fuerza oscura que la vaya poseyendo poco a poco. Francamente, cabría esperar un mejor trabajo para un cierre de saga. Ojo, la película en si no es mala. La interpretación de Sophie Turner es correcta, (aunque queda eclipsada por el dúo Fassbender-McAvoy, cuya linea que separa el héroe del villano es más fina y difusa que nunca) también con correctos la fotografía, la musical o el enfoque. En general tiene todo lo necesario para ser una buena película. El problema es que te deja totalmente frío, y con la sensación de haber sido un desperdicio de tiempo. En cuanto al villano final, veremos una actuación absolutamente plana por parte de Jessica Chastain. Es imposible tomarse este villano en serio. Entre sosa y mediocre, a la altura del filme.

En mi opinión, si eres un gran fanático de las películas de los X-Men y los mutantes al que no importa más que los personajes, o te gustó su predecesora, podrás disfrutar viéndola. No obstante, en general no recomiendo verla fuera del día del espectador. Y si queréis disfrutar de una Fénix realmente oscura y movida por sus pasiones, tirad de hemeroteca y visionad “X-Men III, la decisión final”.

Enviáis a una cría a hacer el trabajo de una mujer. Y luego pasa lo que pasa... 




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.


Opina
comments powered by Disqus