05 septiembre 2016

Tarde para la ira












Titulo: Tarde para la ira
Director: Raúl Arévalo
País: España
Actores: Antonio de la Torre, Luis Callejo, Ruth Díaz, Manolo Solo, Alicia Rubio, Raúl Jiménez, Font García
Año: 2016
Duración: 92'
Crítico colaborador: Jordi Montané

Valoración:






Raúl Arévalo firma un debut inmejorable con Tarde para la ira, un thriller intenso con sello de auténtico barrio español. Llega al espectador con violencia, crudeza, pero sobretodo le seduce con un gran drama de base, muy bien construido que coge magnitud con el paso de los minutos. Ante nosotros una verdadera dosis de adrenalina, que ha sido una de las grandes sorpresas en positivo en el festival de Venecia y se posiciona como posiblemente el mejor thriller español de 2016.

Empezamos años después de un violento robo a una joyería que se fue de las manos, momento en el que algunos podrían pensar que el paso del tiempo les permite mirar hacia adelante. Pero otros siguen con la mirada clavada en lo sucedido y el tiempo no ha diluido la ira. El pasado volverá para recordarnos cuentas pendientes, aquellas que tal vez en su día escaparon la justicia en una clásica y dura historia de venganza.

Durante la primera parte de la película, Arévalo pinta un cuadro de los suburbios de Madrid, con capítulos cortos como si fueran colores o imágenes del mismo; el barrio, el bar, los personajes, pequeñas conversaciones del día a día y algunas tal vez más importantes desvelando esos dramas internos que dan profundidad a cada uno de ellos.

Una vez vemos el cuadro por completo, aparece la segunda parte para dar un cambio de ritmo absoluto a la narrativa. Ocurre después de que el argumento dé giros inteligentes cada vez más enfocados al género. En una película de estas características, gran parte de la experiencia del espectador pasa por saber cuánto menos mejor. De hecho, el título que se ha dado en inglés para el festival de Venecia ha dado lugar a quejas ya que desvelaba demasiado. Si aún no sabes cuál es, resístete y no abras una nueva pestaña para buscarlo; Tarde para la ira es todo lo que necesitas saber.

Impresiona el estilo valiente con el que Arévalo y Arnau Valls (fotografía) juegan con la cámara, sobretodo para ser la primera película del director. Se sienten libres y confiados dejándolo presente en muchos momentos a lo largo de la cinta. Solamente empezar, observamos que el film está grabado en 16 mm. Funciona perfectamente. Aun así, lo más sorprendente fueron aquellos planos en que los movimientos de la cámara dieron otra capa de información a la escena. Cuando esto se sincroniza tan bien con lo que están transmitiendo los actores y el lugar en el que se encuentran, la comunicación entre la película y el espectador es completa.

Cabe también destacar el gran trabajo realizado por los actores, en especial el de los protagonistas Antonio de la Torre (José) y Luís Callejo (Curro) quienes dieron la fuerza e intensidad que este thriller requería. A pesar de sus escasos minutos y cómo actor secundario, quién brilló como un principal y nos brindó indiscutiblemente la mejor escena de la película fue Manolo Solo. Su aparición fue simplemente genial y algunas voces ya hablan de una muy posible nominación de cara los Goya.

Sin lugar a dudas este film ha sido una de las grandes revelaciones de cine español en lo que va de año. Si hay algo que objetar es que llegado a un determinado punto la trama deja de dar giros y se vuelve predecible para aquellos aficionados al género. Aun así, es un película casi impecable, potente, vibrante, valiente y que, en definitiva, merece la pena.




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus