11 marzo 2013

Michael Collins


Título: Michael Collins
Director: Neil Jordan
País: USA
Actores: Liam Neeson, Aidan Quinn, Sthepen Rea, Alan Rickman, Julia Roberts
Año: 1996
Duración: 132'
Crítico: Blueberry
Calificación: 




¡Se acerca San Patricio!, el patrón de Irlanda y es semana de temática Irlandesa, y por eso, me revisione el biopic del mítico rebelde y político Irlandés, Michael Collins.

Neil Jordan (juego de lágrimas y entrevista con el vampiro), fue el que llevo a la gran pantalla, a este personaje, que jugo un papel relevante en la independencia de Irlanda. Pero se ve, que la cabra tira al monte y la sangre Irlandesa del director ha producido como consecuencia la creación de una película parcialista, con manipulación histórica al servicio de Jordan para resaltar la brillantez de Collins y la justificación de la violencia como único fin para alcanzar los fines deseados.


Quiero decir, que no estoy a favor de la violencia ni a favor del terrorismo, pero históricamente Irlanda fue un pueblo subyugado y maltratado por los ingleses y eso aunque les cueste admitir a los Ingleses, es cierto, aunque no justifica que la película te venda a los ingleses como perros desalmados y comeniños, y los Irlandeses como pobrecitos que se tiraron a los brazos de la violencia para justificarse, en otras palabras Neil Jordan nos dice que los Irlandeses crearon el IRA, porque era su respuesta contra los malvados ingleses comeniños, y omite o justifica los actos violentos y las masacres provocadas por el IRA, como respuesta a la maldad de los Ingleses y escenas como la del partido (El primer Domingo Sangriento), simplemente manipulada aposta para justificar la muerte de los ingleses.


Otra parte es como te venden y mitifican a Michael Collins y como tiran al suelo y desprestigian de una manera tan vil y chabacana a Eamon De Valera. Michael Collins ni Eamon fueron unos santos (Y usaron la violencia, matando hasta inocentes, como medio para alcanzar sus fines), es cierto, pero se ve que Jordan sentía mas afinidad por Collins y menos por Valera,donde le convierte casi en el villano de la película, donde Collins todo aquel que manda matar se lo merecía, donde todo lo que hace mal Collins, esta justificado por la incompetencia de otros, enseñandote casi a Valera como un pésimo dirigente y nefasto líder. Algunos dirigentes asesinados son endulzados y manipuladas sus muertes como la de Harry Boland, solamente para mostrar que Collins tiene sentimientos y personajes mas relevantes en la transición democrática y la independencia de Irlanda como Arthur Goldsmith (Fundador del Sinn Fein) quedan reducidas a un simple cameo.


La película en general, es un biopic centrado en la vida política y militar de Michael Collins, desde la sublevación de 1916, hasta su muerte en 1922. Donde encontramos grandes actuaciones y buenas caracterizaciones como las de Liam Nesson y Alan Rickman como Collins y Valera, el resto del film, filmado correctamente, con esa tonalidad apagada y sucia, por supuesto aposta para demostrarnos pesimismo y tristeza que rodea a la sociedad Irlandesa en los años de su independencia, es cierto, las interpretaciones de la pelicula son magnificas, el único problema es la manipulación histórica , que el señor Jordan hace para sus propios fines.


La conclusión, como película biopic, una exaltación del personaje, donde le encumbran en los altares como un gran adalid y un gran político, una película escasa de neutralidad y justificaciones patéticas de la violencia, pero con una gran cantidad de interpretaciones magnificas.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus