10 marzo 2016

Kung Fu Panda 3







Titulo: Kung Fu Panda 3
Director: Jennifer Yuh, Alessandro Carloni
País: USA
Actores: Animación
Año: 2016
Duración: 95'
Crítico colaborador:Mary










Valoración:




Po ha vuelto. Sí, por tercera vez. Hay historias que parecen no tener fin. El panda ahora regresa con su candor repleto de 3D de ultima generación para enseñar el último -¿y definitivo?- capítulo sobre el oso karateca. Ahora aparece Li, su padre biológico, que le guiará hacia una aldea donde conocerá a los de su misma especie. Mientras hace frente a su nueva situación personal -en la que el señor Ping teme llevarse la peor parte- también aparece aquí un villano, llamado Kai. Parece que con el argumento se hace spoiler de cómo va a acabar las nuevas proezas del oso. Porque Kung Fu Panda 3 no aporta nada nuevo. Simplemente da una ristra de momentos simpáticos en forma de escenas llamativas de lucha (cuando se enfrentan al malvado Kai) o de jovialidad (en la aldea con los paisanos del protagonistas). La cinta rebosa ternura a borbotones, procedente tanto del venerado maestro Sifu como de los adorables pandas pequeños.



La animación está cuidada al milímetro y como siempre el significado es bien claro. El ritmo se sigue bien, lento o rápido cuando toca, siempre bien dosificado; lo que no quita que sea una historia de calidad y para todos los públicos. Los gags de humor se reconocen pero son efectivos. A nivel visual como en el argumento, en ningún momento se hacen cargantes, algo de lo que peca mucho la animación infantil. A esto ayuda el doblaje: Florentino Fernández vuelve a poner timbre al protagonista, y aunque se le reconoce y es difícil no verle, lo desarrolla muy bien. En Gru sucedía algo similar y seguía haciendo gracia. Y como siempre, aquél que vea la cinta en versión original, oirá a Jack Black, homólogo de Fernández, que viene de nuevo con Dustin Hoffman, Angelina Jolie, Seth Rogen, Jackie Chan o Lucy Liu. A ellos se le unen en la tercera ocasión Bryan Cranston en el rol de progenitor y J.K. Simmons, que parece ya encasillado en eso de personajes con vozarrones en dibujos animados después de su oscarizado papel en Whiplash y aquí da voz al temible Kai.




Efectivamente, hay historias que parecen no tener punto final. No hay sorpresa, no hay grandes moralejas; sólo bondad y diversión. Y si se cuenta bien, bienvenida sea. Si se va en esta línea, no nos importa conocer más aventuras de este héroe bonachón.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus