10 noviembre 2014

Hemingway & Gellhorn








Título: Hemingway & Gellhorn
Título original: Hemingway & Gellhorn
Director: Philip Kaufman
País: USA
Actores: Nicole Kidman, Clive Owen, Robert Duvall, Parker Posey, Connie Nielsen, Tony Shalhoub, Rodrigo Santoro, Mark Pellegrino, David Strathairn, Peter Coyote, Jeffrey Jones, Molly Parker, Santiago Cabrera, Brooke Adams
Año: 2012
Duración: 154'
Crítico colaborador: Pagalitros

Calificación:




Tras comentar las series de Transporter o Abierto hasta elamanecer, tengo por aquí otra crítica de un producto para la caja tonta. En esta ocasión no se trata de una serie sino de un telefilme que sino fuera por sus protagonistas no la estaríamos comentando.



Hemingway & Gellhorn es un estrenos Tv protagonizado por un Clive Owen un poco pasado de rosca y una Nicole Kidman que esta en modo de quiero volver a ser la estrella de hace 10 años con algo menos de botox del habitual. Lo que hace que el visionado sea entretenido es la cantidad de gente conocida ya sea del cine o televisión que aparecen durante su metraje, su ambientación y esos particulares “efectos especiales” que tiene que provoca una cierta vergüenza ajena o pena, según como te pille el día.


¿Y de qué va la historia? Nos cuenta la tormentosa relación que tuvieron el famoso escritor de El Viejo y el mar con la periodista Martha Gellhorn durante los años 30. La historia narrada en flashbacks por ella, nos la presenta como una niña pija que se queda embelesada del bravucón de Hemingway, esta sin ton ni son se va a España ante el estallido de la Guerra Civil como corresponsal de guerra mientras que él esta allí rodando un documental, pero todo esto da la sensación que se van de finde a la montaña o algo así.



Toda esta parte es la más entretenida de la historia mientras los protagonistas están en España, porque se ve todo tipo de cagadas de caer en los tópicos que ya os podéis imaginar, llega a un punto que se oye tantas veces el ¡Ay Carmela! que parece que iba a salir en cualquier momento Carmen Maura y Pajares.


Atentos a esos momentos absurdos como el duelo a la ruleta rusa que tiene Owen con el mismísimo Robert Duvall que hace de un militar ruso, que esta todo el día borracho o los berrinches de David Strathairn cuando se pasa todo el rato preguntando donde esta el personaje de Rodrigo Santoro mientras todo el mundo pasa de él como de la mierda, vamos no digo nada y lo digo todo o el polvete de la Kidman (Hay teticas que para eso produce HBO) con Owen en medio de un bombardeo más sutil imposible.


Después de esto, los dos protagonistas ya enamorados, se dan la buena vida aunque antes el primero se divorcia, porque por aquella época el bueno de Ernest ya estaba casado y con chiquillos y después a darse la buena vida, todo el día de farra, de juerga y siempre empinando el codo hasta el punto que iba a salir él en las etiquetas de Anis del mono.


Pero claro, como toda historia de ambición de por medio, Gellhorn es una trepa del 15, la Kidman vive eclipsada de la fama de su novio, así que decide ir por su cuenta y riesgo a diferentes fregados hasta dejarle abandonado y poco más os puedo comentar.



Visto la peli, uno tiene la sensación que si durase media horita menos y hubieran puesto más pasta hasta se podría haber estrenado en cines y más con el reparto y director que tiene pero como esto es de la HBO se quedo en un telefilme de más de 150 minutos que no da ni para una miniserie.


Que puedo decir del reparto, Owen parece que de verdad se paso todo el rodaje borracho, esta con una cara de coña permanente como sino se tomara en serio lo que sucede alrededor suya, Kidman por su parte es todo lo contrario, dando la sensación que va demasiado seria pero cumple con su trabajo. Del resto pues por allí tenemos a un Rodrigo Santoro si no va más estereotipado poco le falta, Robert Duvall no se muy bien lo que hace por aquí, solo aparece en un par de escenas y creo que de verdad estaba borracho pero como he comentado antes la aparición de tanto rostro conocido hace que no caigas en el aburrimiento. Por cierto aparece por allí Lars Ullrich ¿Y quien es este tío? Pues nada menos que el batería de Metallica, hace del director del documental que viene a rodar Hemingway en España.


A nivel de producción pues es un quiero y no puedo, sobre todo en aquellos momentos donde intenta meternos de verdad en la acción, sobre todo en las escenas de guerra o aquellas que combinan imágenes reales de la época con nuestros personajes que dan más el cante que en los del Cuéntame. Si se los llegan a ahorrar, hubiera ganado algo más de enteros.


En resumen, entretenida y se deja de ver pero más que nada por todo lo comentado anteriormente, sino eres un gran fan de tanto Kidman como de Owen mejor que ni te plantees ni verla.  



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus