04 septiembre 2014

Hércules (2014)








Título: Hércules
Título original: Hercules: The Thracian Wars
Director: Brett Ratner
País: USA
Actores: Dwayne "The Rock" Johnson, Rufus Sewell, Ingrid Bolsø Berdal (AKA Ingrid Bolso Berdal), Aksel Hennie, Ian McShane, Joseph Fiennes, Rebecca Ferguson, Askel Hennie, John Hurt, Irina Shayk
Año: 2014
Duración: 98'
Crítico colaborador: JJ Bonal

Calificación:




Un poeta, un guerrero bersherker, una amazona, un guerrero letal, un adivino… Y un semidiós.

El día 5 de este mes se estrenará la última película de Brett Ratner. Protagonizada por Dwayne Johnson “La Roca” e inspirada en el cómic homónimo de Steve Moore, se nos muestra a un Hércules un tanto menos divinizado y más humano, atormentado por un pasado oscuro y que, junto a un variopinto grupo de mercenarios, recorre Grecia derrotando a monstruos, bandidos y piratas. Tras su última hazaña en las costas de Macedonia, el famoso hijo de Zeus recibirá un encargo de la mano del mismísimo rey de Tracia a través de su hija, para pedirle ayuda contra un brutal caudillo secesionista que está convirtiendo su reino en un baño de sangre.
    La película, si bien empieza de forma totalmente fiel a la leyenda del semidiós, no tarda en desembocar en una cambio totalmente radical con respecto a la misma: Sin negar explícitamente su supuesto origen divino, Hércules resulta ser más bien un guerrero astuto y sumamente fuerte que se ayuda de su sobrino Yolao y sus compañeros de armas para acrecentar su leyenda, explotando el miedo que infunde contra aquellos que se oponen a sus mecenas. Se trataría por tanto de la historia de un guerrero hábil y como su leyenda le convirtió en un semidiós no solo en las historias que se contaron tras su muerte, sino durante su propia vida.
Con semejante jarro de agua fría a los escasos 10 minutos de película, me temía una bazofia insufrible a lo largo del metraje. No porque una reinvención de una historia anterior sea algo necesariamente malo, sino porque sospechaba que iba a encontrarme alguna patochada de las que ahora tanto “disfrutamos” gracias a Nolan y sus seguidores, con mucho “realismo” y “oscuridad”. La primera escaramuza, aunque impecablemente rodada me hizo tranquilizarme un poco al ver que los principales atributos de Hércules, su garrote, la armadura hecha con la piel de El León de Nemea y su fuerza descomunal, excesiva para un simple mortal se mantenían. Durante el desarrollo de la película acabé de convencerme de que esta vez si habían hecho una película de Hércules decente, respetando la leyenda original y al mismo tiempo encuadrándola en un marco de ficción histórica perfectamente plausible y creíble (que diferencia con la de 2005, y eso que en esa salían todo tipo de seres de la mitología griega... Y con todo tuvieron que liarla inventándose al padre del héroe), donde no había una referencia directa a los dioses, pasando estos a ser algo en segundo plano. El propio Hércules deja caer varias veces que en realidad no es más que un humano, aunque el último acto nos hace dudar una vez más sobre si no correrá néctar y ambrosía por sus venas.
Como Hércules, Dwayne Johnson hace un buen trabajo, sin que sea sobresaliente. Por otro lado tanto el personaje mítico, como en Hércules del film, es un papel relativamente plano, donde lo que se nos cuenta son sus aventuras y como salió victorioso de ellas, bien por la fuerza, bien por la astucia. Da el pego y sabe como meterse en la piel del protagonista en los momentos algo más sentimentales que dar leches como panes. Del resto del elenco, cumplen todos bastante bien, especialmente Rufus Sewell, e Ian McShane, con unos personajes cínicos y resignados con su suerte si por ello dejarse arrastrar por la melancolía.


En mi opinión, Hércules supone un regreso a los cines de como representar la Grecia clásico-mítica sin dejarse arrastrar por escenas de cámara lenta y de una atmósfera excesivamente barroca y moderna al tiempo al que nos han acostumbrado películas como 300, Inmortals o el remake de Furia de Titanes, con peleas de interminables planos oscuros y salpicando sangre y polvo más allá de su justa medida. En mi humilde opinión, sin ser ninguna obra maestra, Hércules es una película altamente recomendable para pasar una tarde entretenida sin la sensación de haber tirado el dinero. Por cierto, tras verla, recomendaría el uso de gafas 3D para las batallas de la película, aunque no se hacen en absoluto algo necesario y tampoco compensa el sobreprecio (en otras palabras, si tienes la ocasión de verla en 3D sin pagar un precio excesivo o en una televisión adaptada cuando salga en Blue-Ray DVD. Sino, no merece la pena)  
En la escena del Jabalí de Erimanto, el cuarto trabajo de Hércules, no pude dejar de acordarme de Pumba, el personaje de El Rey León, aunque no hay muchas opciones más para representar a un monstruoso jabalí que requiera de la fuerza de un semidiós para cazarlo...


Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

1 Comentarios somieriles:

La película me gustó pero creí que por ser Hércules una leyenda, la verdad pensé que se esforzarían en la historia pero no, le dieron más peso a la parte visual, la película entretiene, le daré Ok de calificación no hay que ser quisquillosos. Hay un elemento que le aplaudo a “La roca”, y es que no se estanca en el típico papel del “fortachón audaz” pues lo hemos visto en participaciones más relajadas como series o películas con dramas tiernos como “Entrenando a papá”, me encanta que no se encasille, a pesar de lo que digan a mí me encanta este ex luchador.

Responder

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus