25 abril 2013

IRON MAN 3


Director: Shane Black


País: EEUU

Actores: Robert Downey Jr.Ben KingsleyGwyneth PaltrowDon CheadleGuy Pearce,Rebecca HallJames Badge DaleStephanie SzostakWang Xueqi

Año: 2013

Duración: 130’

Crítico: Mary


Puntuación:


Culminante entretenimiento

No, no voy a desvelar nada. 

Sobre todo porque soy una enemiga de los spoilers, y pasarse de la raya comentando esta cinta es bastante fácil. Lo quiero precisar porque la tercera parte de la saga del “Hombre de Hierro” contiene suculentos tejemanejes que dan ganas de comentar, que trae muchas sorpresas y mucha acción. 

Jon Favreau, el director, productor y también actor de las dos anteriores secuelas, pasa el testigo a Shane Black para culminar la versión cinematográfica de Tony Stark. El realizador hilvana bien los temas aportando dosis de energía y mesura en su justa medida. 

No, no voy a desvelar nada. 

Por eso no comenzaré por exponer que la película lleva bastantes estereotipos que se esperan en un film de este calibre, como ya se vio en las anteriores. Como en toda cinta de héroes y villanos que se precie, el chico/ salvador del mundo es un gran patriota, tiene éxito y una bella mujer florero a su lado, y unos fieles secuaces a su vera que le ayudan a hacer los chistes facilones marcados en el guión, todo ello ornamentado con un arsenal de efectos especiales que hacen brillar estas historias para así hacerse valer. 


No, no voy a desvelar nada. 

Y no diré que el elenco actoral es de lo más acertado. No sé quién sería, pero el que escogió a Robert Downey Jr. para hacer del personaje de Marvel fue un verdadero héroe. El actor da el pego totalmente como el empresario millonario amante de la tecnología. Y aquí sigue igual de sembrado que en las anteriores ocasiones, aportando ese aire de rebeldía atractiva tan necesaria para el protagonista. 

Gwyneth Paltrow queda perfecta como novia de Downey, y aquí sigue mostrando su profesionalidad como Pepper Potts, a la par que su novio ficticio, sin hacerse sombra el uno al otro. 

Jon Favreau como el fiel Happy también sigue insuperable. Rebecca Hall está muy a la altura de sus compañeros. Guy Pearce –que en algunas secuencias parece una copia de Brad Pitt- no decepciona metido en estas lides comerciales, al igual que Don Cheadle siendo por segunda vez James Rhodes. Y cómo no mencionar a Ben Kingsley, un maestro de la gran pantalla que se sigue superando en el papel que le toque, como aquí en la piel del villano Mandarín. Un grande. 


No, no voy a desvelar nada. 

Tampoco diré nada sobre a quién va dirigida una superproducción de esta índole: Para amantes o no de los cómics, para quienes quieran deleitarse con las andanzas de Iron Man por tercera vez, y para los fieles de este cine. Ahí tienen la película, en todo su esplendor. Y con una escena de acción final apoteósica donde los efectos especiales se superan a niveles insospechados. 

No, no voy a desvelar nada 

Ni aclararé que este género tiene muchos seguidores pero además detractores. No obstante, no me repetiré en decir que cada película hay que valorarla dentro de su clasificación. Y esta es de calidad dentro de la suya. 

Tampoco advertiré que hay que quedarse hasta el final de los créditos -eso tan típico de los cinéfilos-, para descubrir otra sorpresita, muy propia en estas tramas que suelen aportar ese premio a los fieles de “las letras del final”. 


La acción no decae, el interés del espectador va in crescendo en esta nueva trama del superhéroe más sarcástico de toda la familia Marvel. 

Pero aseguro, y vuelvo a decir que no he desvelado nada. ¿O acaso he estropeado algo?



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus