20 septiembre 2012

Teniente corrupto (remake)

Título: Teniente corrupto Título original: Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans
DirectorWerner Herzog
País: USA
Actores:Nicolas Cage, Eva Mendes, Val Kilmer, Alvin “Xzibit” Joiner...
Año: 2009
Duración: 122'
Crítico colaborador: Victor_S







Calificación:


/5



Desde el momento en que se me ofreció la posibilidad de aportar una crítica a la web del gran Doctor Somier, tuve claro que quería hacerla de esta peli. Voy a extenderme un poco hablando del director y curiosidades varias antes de pasar a la crítica propiamente dicha, así que querido lector, si conforme vas leyendo el artículo te parece más cansino que un especial de Nochevieja de José Mota, tienes mi permiso para salir del mismo y hacer cosas más productivas (aunque te odiaré de por vida). En fin, allá por 2009 un amigo mío que es bastante gafapasta me propuso ver “Teniente Corrupto” y pese a que ya he tenido más de un escarmiento por su culpa, pensé que el tráiler pintaba bien y que si era mala al menos me reiría con Nicolas Cage. Bueno, pues resulta que a ambos nos pareció un coñazo infernal y yo terminé de convencerme de que debería crearse la categoría en los Oscar “Best trailer”, porque engañar vilmente al espectador es todo un arte.


La película es un remake del film de 1990, dirigido por Abel Ferrara, en el que se nos cuenta el descenso a los infiernos de un teniente putero, alcohólico, violento, extorsionador y CORRUPTO (obviously), interpretado por Harvey Keitel. Como me he tomado la crítica muy en serio, decidí verme la original y la verdad que aunque tampoco me encantó, es una peli entretenida, muy cruda y con un gran protagonista. Para que os hagáis una idea, en Rotten tomatoes le gusta al 77% de los críticos y al 72% de los espectadores (a la par, vamos). Luego le eché una dosis de gónadas e hice un revisionado de la moderna, pero esta vez no tenía a ningún amigo para acompañarme en el calvario, así que tuve que verla en 3 partes para que mis neuronas pudiesen recuperarse un poco.

¿Y quién ha dirigido este engendro? Pues Werner Herzog, un director de culto y visionario (tiemblo cada vez que oigo esas expresiones, con razón mi amigo quería verla). Este fulano, como todo iluminado que se precie, es un alemán que entre sus hazañas se encuentran estar a punto de matar a todo su equipo durante un rodaje, ya que en la escena en cuestión había que subir un buque por una colina en medio de la selva, y con 2 cojones exigió que el barco fuese real, que nada de trucos (ya se sabe que las maquetas las carga el diablo). El tío aceptó hacer el remake de Teniente Corrupto, y montó una polémica cuando dijo que había hecho la película sin haber visto la original y que no sabía ni quién era el director. Jojojo, con un par. Por supuesto, como buena película de “bisionario”, se supone que contiene reflexiones profundas , matices y simbolismos que el común de los mortales no puede entender, y si no te gusta la película eres un ignorante y puedes arder en el infierno. Pues bien, ya pueden ir haciendo hueco allí porque pese a que en Rotten tomatoes vemos el curioso dato de que el 87% de los críticos profesionales se arrodillan ante esta “maravilla”, el 52% de los espectadores normales piensan que cortarse las venas es más divertido. Y tras este testamento, ¡¡vamos con la crítica!!

La película va de Terence McDonagh (Nicolas Cage), un policía un poco corruptillo que consume drogas y que investigará el brutal asesinato de una familia senegalesa mientras…bueno…no. Lo siento, no puedo seguir con esta farsa. La película no tiene argumento, la trama es una excusa para ver a Cage desatado haciendo el monger. Son 2 horas en las que Nicolas se queja de cuanto le duele la espalda y se dedica a colocarse por todo medio posible y a poner caretos increíbles. El thriller y la investigación del caso de asesinato son más espesos que una sopa de babas, y el ritmo es tan irregular que estaréis deseando que los minutos pasen rápido y todo acabe de una vez. Como no soy cruel y no quiero que la veáis, os la voy a destripar:

La edición especial en dvd viene con este completo kit para mejorar la experiencia del visionado.


A diferencia de la original, la película transcurre en Nueva Orleans, post- huracán Katrina. Se podría pensar que quizá una ciudad que ha sufrido una catástrofe natural enorme y que básicamente tiene barrios marginales, pantanos con caimanes y gente tocando jazz no es un escenario tan bueno para ser corrupto como podría ser Nueva York o Miami, pero con los directores visionarios no se discute, así que chitón. Vemos que Nicolas Cage está en una comisaría inundada con su compañero Steve, al que interpreta Val Kilmer (actor que con los años ha ido consiguiendo una GRAN presencia ante las cámaras, parece que se las va a comer…) y hay un preso en el calabozo a punto de ahogarse y pidiendo ayuda. Pese a que lleva unos calzoncillos muy caros, Cage saca el Superman que lleva dentro y no le importa tirarse a un agua llena de mierda para salvar una vida inocente. La recompensa a tan heroico gesto es que le ascienden a teniente. Eso y que se revienta la espalda y debe tomar analgésicos de por vida ya que el agua debía cubrir sólo un metro y el imbécil no se dio cuenta.

 “En serio, salid en mi película y volveréis a ser idolatrados como Nick Rivers” 
Seis meses después, vemos a Cage meterse una rayita para empezar bien el día de curro y va a una escena del crimen: el asesinato de una familia senegalesa. De momento todo parece una típica peli de policías aunque tenemos una escena absurda que incluye a Nicolas con un pez y leyendo un poema chorra que no viene a cuento de nada, aunque supuestamente de cara al final de la película es significativo. Una vez en comisaría, su jefe le pone al cargo de la investigación. Además de su ceño fruncido y los morritos que pone durante todo el metraje, vemos por primera vez la descojonante forma en que Cage guarda su pistola (seguro que en la academia te enseñan así; combinando seguridad a la par que disimulo).



A continuación se hace un pequeño lapsus donde conocemos a Frankie (Eva Mendes), señorita de vida alegre, drogadicta y “novia” de Cage. Por supuesto, es un personaje que no aporta nada y su función es ser un florero, como suele suceder con los papeles de esta actriz. Más tarde vemos al teniente en la farmacia montando un pollo porque quiere sus calmantes y la dependienta está hablando por teléfono, así que ni corto ni perezoso se cuela detrás del mostrador y los coge él mismo (pagándolos, que es un corrupto honrado) y mostrándole su gran trabuco al segurata que va a llamarle la atención (no, ese trabuco no…).

Pasamos a un poquito de interrogatorio. Gracias a su inigualable carisma, Cage se entera de que el asesinato de la familia fue porque el padre traficaba sin permiso en una zona dominada por un mafioso local. Con la satisfacción del deber cumplido, se echa la siesta (¡en el trabajo!) y viene a verle el becario que curra en el depósito de pruebas a decirle que han puesto cámaras y que pasa de seguir sacándole droga para sus dolores de espalda. Total, que como Cage está con el mono decide que necesita un poco de juerga nocturna: sigue a una pareja de novios que sale de una discoteca, y con la excusa del registro y de meterles un paquete increíble, les incauta la droga, se la fuma allí mismo y de paso se beneficia a la muchacha ante la estupefacta mirada del novio. En la película original, hay una escena similar a esta en la que Harvey Keitel para a dos chicas menores que van conduciendo sin carnet. Y mientras que esa escena es bastante incómoda de ver y llegas a pensar “menudo degenerado”, en el caso de Cage resulta ridícula gracias a sus muecas y ruidos copulatorios.

That awkward moment when you…
Avanzando un poco con la investigación, la policía se entera que un chaval que trabaja de repartidor estaba haciendo un envío durante la matanza de la familia y presenció el asesinato, y dice que el responsable es el mafioso “Big Fate” (Xzibit) y sus dos secuaces, “Enano” y “G”. Por cierto, cada vez que nombra a “G” a lo largo de la película, Cage levanta la voz en tono de sorna y le da la risa, supongo que por un chiste que solo entienden él y el director. En un plano secuencia bastante bien filmado, vemos como capturan a “G” (jojojo, me parto, y más si lo escucháis en VO), mediante el truco que solo se puede hacer en EEUU de entrar por casa del vecino y luego colarse al otro jardín, ya que TODAS las casas americanas tienen puerta trasera. Pese a todo, el matón del nombre gracioso es un tipo duro y no le dice nada a la policía.

En una subtrama que paso de desarrollar (aunque comentaremos después), Cage va a ver a su corredor de apuestas para que le ponga un resultado en el fútbol americano, pero como le debe dinero, el corredor exige que en compensación le quite a su hija una multa de tráfico. A estas alturas de la crítica quizá penséis que la peli no es tan mala, pero es en este punto (45 min), con Cage que ya empieza a ir como Pocholo por Ibiza entre la falta de sueño y lo drogado que va, que acontece una escena muy bizarra mientras vigilan la casa del “Enano” antes de entrar a por él. Sin palabras.



Más subtramas así por encima: el padre y la madre/madrastra de Cage (típicos paletos borrachos que viven en una casa de madera con porche en mitad del pantano) le dejan su perro para que lo cuide, y como Nicolas pasa del asunto, se lo encasqueta a Eva Mendes. Nuestra adorable pareja debe también vigilar al repartidor hasta que testifique en el juicio, pero como los ambos son unos inútiles y van hasta las cejas, mientras están en un restaurante el chaval pide ir al baño y pasa como los padres que salen a por tabaco, que ya no vuelve. Por último, en una de sus visitas a Mendes, Cage defiende a su amada de un cliente que la estaba pegando, y de paso le quita al tío su dinero. El pavo, que es el presentador de Slumdog Millonaire tras hacerse un lifting, jura venganza porque su padre es un pez gordo.

Reconócelo. Un tupé así intimida.
Ahora viene una de las secuencias más divertidas y ridículas de la película. Cage se va a la residencia de ancianos donde trabaja la abuela del testigo fugado y exige saber dónde está el chaval. Para conseguirlo, le quita el tubo de oxígeno a la vieja a la que está cuidando la abuela y amenaza con dejar que se ahogue y con exhibir todo su repertorio de muecas. Al final le dicen que el chico se ha cogido un avión a Inglaterra. Es decir, que el caso se va a la mierda. Lo increíble de la escena es que cuando ambas señoras entran en la habitación, Cage las está esperando escondido detrás de la puerta (se supone que lleva horas en vela allí) de esta guisa:

Descubrir a Cage acosándote mientras se afeita (sí, está con la maquinilla en serio), el sueño húmedo de toda fémina.
Comportándose así, es normal que a Cage se le tire la mierda al cuello. Por si no fuera bastante con cargarse el caso perdiendo al único testigo que había, las viejas le denuncian, por lo que asuntos internos le abre una investigación, y posteriormente le hacen otra visita por lo del flipado del tupé, cuyo padre resulta ser en serio un pez gordo. En fin, que se queda sin caso, le suspenden, le quitan el arma y le recomiendan comprarse un bote XXL de vaselina para el puro que le espera. Pero el malote del pelazo gitano aún tiene que causar más problemas: cuando Cage va a ver a Eva Mendes a su piso, se encuentra a unos mafiosos que le dicen que tiene dos días para devolverle al peluca el dinero que le quitó (con unos intereses del copón), o les hacen unos zapatos de cemento a ambos y dejarán a Eva Mendes como la bandera de Japón. Total, que Cage va a casa de sus padres y les deja allí a su novia para que esté en un lugar seguro. Asistimos también a una serie de discusiones familiares y diálogos íntimos entre nuestra pareja que se supone que deben ser emotivos pero sólo causan vergüenza ajena.

“Dios, en el Gabinete del Dr. Somier van a odiar esta basura”
Entramos en la parte final de la peli. El teniente va por una calle cuando caza a un chaval comprando droga, que resulta ser la estrella del equipo de fútbol rival. Entonces Cage le dice que puede hacer la vista gorda si hace que pierdan el partido, y el pobre muchacho acepta casi con lagrimillas en los ojos. Luego Cage aprovecha para ir al corredor y apostar una buena suma a su resultado amañado.

Al margen de eso, va al depósito de pruebas y se lleva un montón de heroína. La forma en que lo consigue es de coña: unos agentes vienen a pesar una bolsa que han incautado, Nicolas dice que la báscula no funciona (la pone encima pero es que ni se molesta en encenderla) y que ya se ocupa él de pesarla. Sus compañeros ponen póker-face, y más cuando luego les dice el peso y obviamente es muchísimo menos de lo que había, pero como son tontos o les da igual se lo creen, y ya de paso le informan de una redada. Con esa información, Cage se va a ver a Big Fate y se ofrece para ser su poli corrupto a sueldo. Le da el chivatazo de la redada, le da el caballo…todo perfecto (esto no sucede tan repentinamente, pero os lo resumo xD).

Entonces vamos a la mansión del mafioso, donde están cortando el caballo y repartiéndose beneficios (los chistes y caretos que pone Cage en este trozo de la película mientras fuma con su pipa son tan penosos que no puedo ni describirlos), cuando entran los mafiosos del tupé diciendo que el plazo se ha acabado y quieren el dinero ya. No sólo eso, si no que se van a llevar la droga también. Entonces tiene lugar una escena APOTEÓSICA, de lo más incomprensible que he visto en una película. Opinad vosotros mismos.



EN SERIO, ¿WTF? ¿SU ALMA SIGUE BAILANDO? ¿POR QUÉ NO PUEDEN VER LA ESCOPETA A KILÓMETROS? ¿POR QUÉ LOS MALOS SON TAN LENTOS? POR QUÉ SUENA MÚSICA DE ARMÓNICA? QUÉ COÑO LE PASA AL DIRECTOR CON LAS IGUANAS?

En otro contexto o en otro género, esta escena sería un puntazo brutal, pero aquí te descoloca tanto (sí vale, es una alucinación de Cage)que lo único que puedes entender es que el director se ríe en tu cara y no te queda otra que poner la jeta de Xzibit y morirte de bochorno.


Y para que no termine el festival de humor, te cuelan una de las mayores pirulas de guión que recuerdo. Antes del tiroteo, Cage fuma droga con su pipa y la comparte con el malo. Luego en comisaría le dice a un compañero que ha tenido una revelación y que en la casa de la familia asesinada quizá encuentren una pipa de crack con las huellas del malo. Y van y la encuentran. Esto puede entenderse de dos maneras, pero la cagada es enorme en ambas opciones:

- Si Cage ha puesto en la escena del crimen la pipa que compartió con el malo, también estarían sus huellas (él fuma sin guantes, y no puedes borrarlas selectivamente), lo que generaría muchas preguntas difíciles de contestar.

- Si resulta que encuentran una pipa distinta, que casualmente tiene las huellas del malo, y todo es por una epifanía de Cage…el director y el guionista me pueden comer las pelotas a tres tiempos.

En fin, que van a detener al malo, que obviamente lo flipa, y cuando acusa a Cage éste queda como el super poli diciendo que todo era una farsa, que estaba de incógnito etc. Incluso se permite salvar al malo de Val Kilmer (que lleva media película sin salir, vaya forma de tratar a Batman), que quiere cargárselo, quedarse con la droga y decir que se resistió al arresto. Entonces vemos que Cage se lleva palmaditas, que el corredor de apuestas viene con un fajo de pasta para él porque ha acertado el resultado del partido amañado, el tío del tupé viene a disculparse y a informar de que su padre ha retirado la demanda después de que sus matones desaparecieran misteriosamente…

Y para colmo ascienden a Cage a capitán, se va a casar con Eva Mendes, espera un hijo y ella y los padres se han desintoxicado y son muy sanos. Toma happy ending. Ser corrupto en Nueva Orleans es mejor incluso que serlo en España.

¡¡¡Viva España, viva el Rey, viva el orden y la Ley!!!
Peeeeero…la película no ha acabado aún. Tras dejar a Eva en su nueva casita, vemos que es de noche y nos plantan una escena exactamente calcada a la de cuando Cage pilla por banda a la pareja a la salida de la discoteca, y luego nos la cortan, lo que viene a decirnos que pese a todo sigue con sus problemillas. Y después le vemos colocadísimo en una habitación de hotel, entra el servicio de habitaciones y el camarero es el chico al que salva al principio de morir ahogado y por el que se jode la espalda, que ya es un miembro productivo de la sociedad y no consume drogas. Cage le dice que no debió haberse tirado a salvarle, y el camarero que le ve de bajón se ofrece a irse con él por ahí cuando termine su turno. Entonces Cage hace una pregunta existencial: “¿sabes si sueñan los peces?”. Parece ir relacionado con el poema que Cage lee en la escena del crimen al principio de la película, pero el propio gilipollas del director ha reconocido que no sabe lo que significa y que le gustó, así que lo puso. La película termina con un largo plano de ellos sentados en un acuario, en silencio. Al final Cage se ríe y fundido a negro.

Lo siento, no vamos a devolverte los 122 minutos de vida que has perdido.
Y con esto, finaliza la crítica. Una película con un ritmo lentísimo e irregular, que mete música de armónica en tiroteos pero pone música de suspense en escenas cotidianas. Una basura en la que no pasa nada, nos meten reptiles reales e imaginarios y cuenta con personajes con el mismo carisma que una mierda seca. Y os aseguro que me he dejado escenas y cosas por comentar, pero si queréis descubrirlas tendréis que pasar por el tormento de ver la peli vosotros mismos.

Le he puesto un 2 sobre 5 en lugar de un 1/5 porque tiene un par de cosas que se salvan: está bien dirigida (aunque el contenido sea mierda) y la actuación de Cage es digna de comentar. En serio, después de ver esta película, o es un actorazo o es que en el rodaje iba drogado de verdad (según ha comentado en entrevistas, el director estaba convencido de ello). Los tics, los caretos, las rayas, repeinarse, enfundando la pistola, andando cojo y con chepa…es el histrionismo personificado. Es lo peor y lo mejor de la película a la vez, al menos te partes el culo. De todas formas mi consejo es que no la veáis salvo que estéis muy aburridos, y ni se os ocurra hacerlo solos. Os dejo una pequeña muestra de la masterclass de interpretación:



Y como premio si os habéis leído todo este infierno…un extra para vuestro deleite.





Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina
comments powered by Disqus