02 febrero 2017

Resident Evil - Capítulo final









Título: Resident Evil: Capítulo final
Título original: Resident Evil: The Final Chapter
Dirección: Paul W.S. Anderson
País: Canadá
Actores: Milla Jovovich, Li Bingbing, Ali Larter, Iain Glen, Shawn Roberts, Ruby Rose, Eoin Macken, William Levy, Fraser James, Rola
Año: 2017
Duración: 106'
Crítico: Warriors


Valoración:





Saludos somieres y somieras todos. Después de un tiempo sin aparecer por esta página vuelvo a comentar una película. La elegida para celebrar mi regreso ha sido el que se supone es, hasta la fecha, el capítulo final de una saga que comenzó ya hace 15 años.

La cinta arranca justo donde acabó la anterior entrega con Alice (Milla Jovovich) en un Washington DC arrasado. Tras ponerse en contacto con el ordenador de la Reina Roja, la misma le informa que hay un modo de poner fin de una vez por todas a la amenaza del Virus T y de la corporación Umbrella. Para ello ha de regresar a Racoon City y enfrentarse no solo al peligro de miles de zombis y criaturas creadas por el Virus T, sino también al responsable de todo: el doctor Alexander Isaacs (Iain Glen, el pagafantas Jorah Mormont de Juego de tronos, que como no puede hacer nada con la Khaleesi se dedica a putear a Alice) y su mano derecha, Wesker (Shawn Roberts). Pero en su camino nuestra protagonista no estará sola, ya que contará con la ayuda de Claire Renfield (Ali Larter).

Dentro del film encontramos dos partes diferenciadas: en la primera nos cuenta el viaje de Alice hasta Racoon city y los peligros a los que ha de enfrentarse. La segunda nos narra la incursión de Alice y sus aliados en La Colmena, para hacerse con el antídoto. Huelga decir que la misma estará plagada de trampas, incluyendo el famoso pasillo láser ya visto en los avances.

La cinta supone un gran entretenimiento, con un buen uso de los efectos especiales, una protagonista derrochando carisma, pateando culos de criaturas, zombis y humanos como ella sabe. El villano encarnado por Glen supone lo mejor de la película de largo. Glen es consciente del film en el que se encuentra, por lo que da vida a un villano sobreactuado y pasándolo en grande mientras tanto.

Pero hasta aquí llega lo bueno. Tres son los peros que han de ponerse a esta cinta:
  • El primero de ellos es que de nuevo, una vez más, vuelven a hacernos un resumen de todo lo que hemos visto en anteriores entregas. Lo que llega a resultar cansino, vale que haya que refrescar la memoria, pero empezando de la misma forma las tres últimas entregas es algo innecesario. Esto se utiliza en series por si te has perdido algún capítulo, y es un anteriormente en… Ahora imaginad que toda saga que se precie haga lo mismo. Ejemplo: me llamo Harry Potter, soy huérfano etc etc, y así durante seis películas. 
  • El segundo de ellos es el montaje en las peleas, que en no pocas ocasiones llega a ser mareante. No sabes por donde vienen los golpes o quien ha golpeado a quien. 
  • El tercero es su guión. Cierto que este tipo de cintas no se caracterizan por tener unos diálogos profundos o tramas que funcionan cual reloj suizo, pero al menos dentro de su simpleza haz que lo que cuentes tenga un mínimo de coherencia y explica los agujeros que existen, para que de esta forma el espectador no tenga que suponer las cosas. 

Una cinta que supone un entretenimiento inocuo, que se pasa en un suspiro y que satisfará a todos aquellos que han seguido las aventuras de Alice desde su primera entrega. Pero lo de capítulo final lo pongo en duda, mas teniendo en cuenta la imagen final. Si bien cierra todo, deja la puerta abierta a una futura entrega en caso de que la taquilla acompañe, algo que parece asegurado teniendo en cuenta el éxito de las anteriores películas.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina
comments powered by Disqus