10 julio 2015

BIRD PEOPLE - ATLÁNTIDA FILM FEST

 Un año más, desde "El Gabinete del Doctor Somier" vamos a compartir con vosotros las impresiones que nos hemos llevado de unas cuantos títudos que nos ha brindado el festival de cine online ATLÁNTIDA FILM FEST, organizado por la plataforma FILMIN.



Dirección: Pascale Ferran


País: Francia


Actores: Josh Charles, Anaïs Demoustier, Roschdy Zem, Clark Johnson, Radha Mitchell, Hippolyte Girardot, Geoffrey Cantor, Anne Azoulay, Genevieve Adams, Sharon Mann, Erin Elizabeth Burns, Akéla Sari, Camélia Jordana, Habib Kadi


Año: 2014


Duración: 127'


Crítico: Harkness








En un hotel al lado de un aeropuerto, un estadounidense (Josh Charles) que se encuentra de viaje de negocios toma la arriesgada decisión de cambiar su vida por completo, abandonando su empleo y a su esposa. Paralelamente, una limpiadora del hotel (Anaïs Demoustier) se encuentra agobiada por su entorno familiar y por el trabajo.


Me sonaba vagamente el nombre de Pascale Ferran, director francés no muy prolífico y cuyo último largo antes del que nos ocupa fue una adaptación de la novela El amante de Lady Chatterley de D. H. Lawrence. Su nueva película es una “rara avis” (tal denominación, si atendemos al título, es un chistaco en toda regla) que no sabe uno muy bien cómo tomársela. Una historia que hasta bien entrada la acción no termina de vislumbrarse exactamente de qué va, o qué es lo que nos quieren contar. A través de un estilo cinematográfico realista, sobrio y preciso como un reloj, se nos desvelan las vidas de dos personajes anónimos y desconectados que únicamente al final se encontrarán, pero que parecen tener en común la desesperada necesidad de huir de sí mismos, de unas vidas falsas que están hartos de vivir.



Y así, más o menos a la mitad del metraje tiene lugar un giro que nos deja con el culo torcido. No voy a desvelar nada, tan sólo que se trata de un “tour de force” en toda regla en cuanto a manejo de la cámara, y que únicamente se me ocurre denominar como realismo mágico. Por lo demás, no estoy muy seguro de cómo valorar ésto que ha dirigido el tal Ferran, una ocurrencia que puntualmente despierta la admiración del espectador, pero que también le hace sentirse entre perdido y algo aburrido; intencionado o no, el estiramiento se hace patente cuando la trama no es muy abultada y sí lo es la duración del asunto (algo más de dos horas). ¿Será que la cosa daba más para un cortometraje que para la larga duración? Por lo demás, y excusándome por lo posiblemente parco de esta crítica, creo que es mejor contar lo menos posible y que cada uno saque sus propias conclusiones de esta Bird people.






Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina
comments powered by Disqus