19 diciembre 2012

EL CUERPO


Director: Oriol Paulo

País: España

Actores: José Coronado, Belén Rueda, Hugo Silva, Aura Garrido, Juan Pablo Shuk, Cristina Plazas

Año: 2012

Duración: 107’

Crítico: Harkness

Puntuación:

El vigilante de una morgue es atropellado en plena noche mientras escapa de algo que le hace salir despavorido, algo que escapa al registro de las cámaras de seguridad. El inspector de policía (José Coronado) descubre entonces que un cuerpo, el de una todopoderosa mujer de negocios recientemente fallecida (Belén Rueda), ha desaparecido.

Con tan inquietante punto de partida arranca ésta nueva apuesta del cine español por los géneros de terror y de suspense, que supone el debut en la dirección de Oriol Paulo, guionista de Los ojos de Julia, que contaba también con Belén Rueda como principal reclamo. Estamos, así pues, ante un thriller que podría pasar perfectamente por una película estadounidense: el tono, el ambiente, los diálogos… todo ello, pese a transcurrir en nuestro país, es 100% deudor del cine americano y de directores como Christopher Nolan y David Fincher, solo que aquí tenemos a José Coronado y no a Bruce Willis (por decir al primero que se me ocurre) como veterano policía de pasado turbulento, y a Hugo Silva en lugar de Colin Farrell (otro ejemplo a boleo), como sospechoso cercano a la desaparecida, aparente víctima de un juego siniestro.


El hecho de que el cine español últimamente opte imitar al de Hollywood, no necesariamente en lo bueno (con el gran éxito todavía reciente de J. A. Bayona, Lo imposible, tachada por algunos de demasiado sentimentaloide), es algo que da como para una discusión aparte. Pero centrándonos en ésta película, los precedentes no eran muy halagüeños, ya que lo primero que le viene a uno a la memoria son El orfanato y la ya citada Los ojos de Julia, dos truños como dos pianos de grandes en opinión de un servidor…


Así pues, El cuerpo es una de esas películas que parten de un misterio inexplicable, que da pie a una red de secretos y dobleces en la que nada es lo que parece, dándose la particularidad de que todo sucede en una sola noche, con unos personajes que no salen del opresivo entorno de una morgue. Juega sus cartas con cierta trampa, y termina en giro argumental para sorprender al personal (por lo menos conmigo lo han conseguido). Correcta sin más, se las apaña para mantener el interés, pese a dar quizás demasiadas vueltas y a jugar a la confusión y al flashback continuamente, aunque ese final la redime (no es un final que replantee todo lo que habíamos visto hasta entonces, sino que más bien se acerca peligrosamente a la fantasmada y al más difícil todavía). El caso es que el principio, con un aire a Hitchcock y a las historias de Agatha Christie, es lo mejor, y de hecho es muy bueno, pero partir de ahí va perdiendo efectividad.


Una película que cuenta con algunos buenos momentos, pero bastante olvidable y prescindible en líneas generales, que simplemente recicla lo que otros han sabido hacer mejor. Aunque en comparación con el anterior currículum de éste director, eso sí, es casi una obra maestra.




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina
comments powered by Disqus