18 octubre 2012

Adam resucitado


Director: Paul Schrader.

Guión: Noel Stoolman (Basada en la novela 'El hombre perro' de Yoram Kanuik).
Actores: Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Derek Jacobi, Vasile Albinet, Jenya Dodina.
Producción: Coproducción EEUU-Israel-Alemania; July Agust Productions. Distribuida en España por SHERLOCK FILMS.
Música: Gabriel Yared.
Fotografía: Sebastian Edschmid.
Crítico colaborador: Uternak.




Calificación:





<< La pareja Goldblum-Dafoe destacan en este film independiente que intenta responder a una enigmática pregunta, ¿quién es Adam Stein?>>

Tras cuatro años de espera, llega este viernes a nuestras pantallas ‘Adam resucitado’ dirigida por Paul Schrader conocido por ser el guionista de ‘Taxi driver’ y ‘Toro salvaje’, cuyos protagonistas guardan un cierto paralelismo sus el de esta película, interpretado por Jeff Goldblum.

La película, narra la historia de Adam Stein. Un artista judío de variedades, con numerosos talentos, que sufre una especie de síndrome post-traumático al haber estado en un campo de concentración nazi. Las perrerías que sufre y las consecuencias posteriores de sus actos allí, le llevarán finalmente a un centro psiquiátrico israelí especializado en víctimas del holocausto. En este psiquiátrico, conocerá a David, un niño con una extraña patología que los psicólogos del centro no logran curar y prefieren aislar. Pero Adam, al ver que el sufrimiento del niño es el mismo que él sufrió en su estancia en los campos, decide ayudarle a curarse y sin darse cuenta también se ayuda a sí mismo.


Las actuaciones tanto de Jeff Goldblum como de Willem Dafoe son, sin duda, lo mejor de la película. Sobre todo, destaca la actuación de Dafoe que, una vez más, nos ofrece ese papel de malvado histriónico que ya le hemos visto anteriormente. Pero esta vez, con un trasfondo oscuro, solitario y melancólico. Las escenas entre ambos, son las de mayor carga emocional, los dos son personajes atormentados que se juntan en mismo lugar con distintos motivos y objetivos en mente.

Lo que no puede destacarse tanto es la dirección, sin nada nuevo que aportar y con técnicas tan repetidas por anteriores cineastas, que nos hacen tener una sensación de déjà vu pese al excelente trabajo de fotografía y de su banda sonora. Y que provoca, en ciertos momentos, una sensación de pesadez y falta de ritmo pese a los numerosos misterios y preguntas que provoca el film.


Profundizando un poco más en la historia, nos encontramos con muchísimos interrogantes ante los cuales, cada espectador tendrá su punto de vista. Si la historia está contada a través de una mente enferma: ¿cómo sabemos qué es o qué no es real?; ¿cómo sabemos que ese psiquiátrico en el que se recluye, no es en realidad un rincón de su mente en el que se encuentra ocultas todas sus paranoias? ¿No podría ser el niño su parte más oscura y traumática?; ¿realmente, sale de la habitación del hotel que nos enseñan al principio de la película?… Preguntas y más preguntas, que no pararán de surgir a medida que el espectador reflexiona sobre la película.

Si se le puede poner un pero a esta historia, se podría decir que es la simpleza con la que trata el tema del nazismo. La complicada relación entre Adam (Goldblum) y el comandante Klein (Dafoe) puede verse reducida a una simple relación “nazi malo, pobre judío sufridor” tantas veces vista en numerosas películas de este género y que ya produce una cierta sensación de cansancio ante lo repetitivo de la temática.


A modo de conclusión, me gustaría hacer una aclaración sobre mi calificación. No considero que sea una película tan extraña como para no saber si es buena o es mala. Pero el problema, es que quizás mi subconsciente le dé una nota que no es acorde a la realidad. Considero que tiene tantos matices que cada uno le sacará su propia puntuación y reflexión.

Mi opinión simple y llanamente es que se juntan dos temáticas que no son de mi agrado. La primera, las películas ambientadas en psiquiátricos, con e personajes tan estrambóticos o simplemente raros, que me producen una sensación de incomodidad. Y la segunda, es que tras haber visto ‘La lista de Schindler’ cualquier película sobre el Holocausto no tiene parangón. La obra maestra de Spielberg llega a unos niveles de emotividad, violencia, sufrimiento… que las posteriores a ella sólo puedes considerarlas burdos intentos de llegar a ese punto de empatía emocional que jamás logran alcanzar.

En todo caso, ‘Adam resucitado’ es un film decente que no pasará a la historia del celuloide pero sí que conseguirá hacernos reflexionar a todos aquellos que tengamos el privilegio de visionarla.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina
comments powered by Disqus