El circo de los horrores - Apocalipsis [crítica]



Título: El circo de los horrores - Apocalipsis
Duración: 120 minutos aprox (con 15-20 minutos de intermedio a parte)
Fecha de representación: desde el 18 de octubre hasta el 4 de noviembre
Lugar: C/ Marcos Sopena con C/Eugenia Viñés (zona de La Malvarrosa - Valencia)
Preciodesde 25€ + GDG (hay descuentos puntuales)
Crítico: La Perra Verde

Lo prometido es deuda, y después de traeros una reseña con lo visto de "El circo de los horrores - Apocalipsis" en el pase de prensa, hoy os traigo la crítica tras haber podido disfrutar del espectáculo entero.

Con un presupuesto de 3.500.000 de euros, unas 100 personas entre artistas y técnicos, un escenario alargado (olvidaos del hemiciclo) de más de 600 m2 y una gigantesca pantalla LED de 208 m2, El circo de los horrores da un paso más en su concepción del espectáculo.

Los números están más cohesionados entre sí, no sólo por compartir la estética, como ocurría en las anteriores producciones, sino por mantener un hilo argumental común todo el tiempo, acompañados de una banda sonora que transforma al espectáculo circense en algo más teatral.

Los números están llenos de estímulos, más allá del número en sí. Todos los artistas están acompañados de bailarines (algunos de ellos, artistas también) con cuerpos estupendos (demasiado estupendos para haberse acabado la civilización conocida, ¡poco hambre han pasado de momento!). También veremos continuas proyecciones en pantalla o música rock en "directo". Incluso los montadores van tuneados para no romper la estética del show.
Lo de poner "directo" entre comillas, viene a que la voz y parte de los instrumentos sí que son en vivo (guitarra, bajo y violín), sin embargo hay otros instrumentos o coros que están pregrabados.

Uno de los elementos que más juego da, sin duda es la pantalla. Ocupa todo el escenario tanto a lo ancho como a lo largo, y no deja de proyectar animaciones acorde al número que se ve. Desde una ciudad asolada en llamas, hasta un temible demonio, pasando por los tribales propios de la tribu maorí, harán que sin tener que fabricar nueva escenografía o perder un valioso tiempo montando, desmontando o moviendo decorados, se creen nuevos ambientes totalmente interactivos.
Además, encima de la pantalla hay diversas luces LED que junto a los cañones de luces tradicionales, ayudan a crear ambientes y situaciones.

Más allá del aspecto visual, el Circo ha sabido reinventarse en cuanto a su manera de presentarse e interactuar con el público. Si en los 2 primeros (circo y manicomio) ya entrando por el túnel te asaltaban los más peligrosos monstruos para asustarte, los cuales además te perseguían y "atacaban" hasta en la butaca, y en el cabaret el erotismo se iba paseando entre fila y fila, aquí nos olvidamos de todo eso, no encontraremos sustos, tensión o sensualidad y lujuria, sino que, a parte de conservar al humorista que se pasea entre el público humillando (yo me hice bolita, por si acaso) y la afición de Suso, "El Regente" y maestro de ceremonias por lamer cabezas de calvos (y no es una manera de hablar), el resto de la interactuación es menos cercana. En esta ocasión han cogido el leitmotiv del fin del mundo para crear una serie de discursos en pos de la hermandad entre las personas y el respeto a la naturaleza, que además, plasman mediante performances en los números y las proyecciones.

El atrezzo y la escenografía están totalmente conseguidos, siguiendo la estética Mad Max, encontraremos crestas, ropa harapienta, cuero, pinchos, coches que parecen salidos del averno, y maquillajes que parecen creados por los maquilladores de Marilyn Manson y David Bowie.
También acompañan los elementos móviles, como un enorme reloj de arena que sirve de atril a Suso para dar los discursos y hacer así las presentaciones y transiciones. Y finaliza la puesta en escena con la mencionada pantalla, el elemento del que más partido logran conseguir.

A lo largo del espectáculo la gente se reirá (qué bonito es ver cuando humillan al de al lado ¿eh?), se sorprenderá e incluso asustará con la complejidad y peligrosidad de algunos números, y acabará emocionada con el número final, una explosión de música, colores y declamación tremendamente estético y efectista.



Como conclusión, diré las mejoras que he apreciado, y ofreceré un par de mejoras (que ofrecer es gratis).

-Mejoras respecto a otras producciones del Circo: como no quieren estancarse, pero sí mantener un sello de identidad, es interesante el uso de la música como banda sonora, la creación de clanes entre los artistas, para crear así una trama, y el que vayan variando los números. Y huelga volver a hablar de la pantalla.

-Mejoras que sugiero como espectadora: en ocasiones hay demasiada información en el escenario, por un lado, es genial que a los números les acompañen bailarines u otros artistas haciendo números paralelos, pero hay ocasiones en que hay tal cantidad de movimiento que apabulla, y a mí, personalmente, me sabía mal mirar sólo el espectáculo, y no observar a los bailarines, pero obviamente, si les miraba a ellos, no apreciar el trabajo del artista, ya que todo el rato ambos estaban en paralelo. Sentía que estaba teniendo falta de respeto hacia el cuerpo de baile.

Segunda mejora: ya que se crean tramas y contextos, sería interesante el cuidar algunos números que se quedan algo pobres en cuanto a eso. Sobre todo el número de los motoristas en la jaula. Por un lado, es uno de los que tiene continuamente a bailarines en acción, pero por otro, los motoristas salen y ya, sin más. Es una pena que teniendo una jaula redonda que claramente es como "La cúpula del trueno" de Mad Max 3, no aparezca alguno de los bailarines a decir algo del estilo "4 motoristas entran, 1 sale" o similar, y hacer ver que lo que sucede dentro es una competición, por ejemplo. Este número por un lado apabulla (el no poder hacer el suficiente caso a los bailarines) y por otro se queda un poco pobre en su presentación y trama respecto a otros (eso sin entrar en la ejecución, de la que no puedo decir nada malo).


Y para finalizar me pregunto ¿qué nos ofrecerá el Circo de los horrores en su próximo espectáculo? Sea lo que sea, será dentro de mucho, ya que por lo pronto ahora están inmersos en su gira por España y habitualmente luego se trasladan a México. Aquí podéis consultar las fechas de la gira que tienen actualmente.



Nota: Todas las imágenes han sido extraídas del facebook de El circo de los horrores.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina
comments powered by Disqus