13 diciembre 2016

Guía para no perderse con el cine de superhéroes

Universo cinematográfico Marvel, Universo Extendido DC, continuidades, cesiones de derechos, Kevin Feige... nuestro colaborador Edward Hinda te ayuda con sencillos ejemplos a no perderte con el cine superheroico que viene. 

Que los superhéroes dominan la industria es algo que a estas alturas ya nadie duda. Desde que se iniciara la tendencia, en el ya lejano 2002, con el estreno del primer Spider-man de Raimi, el número de estrenos por año se ha ido incrementado progresivamente hasta alcanzar su récord en este 2016 que estamos a punto de finalizar, con nada menos que seis películas en total. Y los avances de Guardianes de la galaxia vol. 2 y Spider-man: Homecoming que hemos visto en los últimos días, ya nos auguran que la tendencia se mantendrá constante en el próximo 2017 (pues a esas dos cintas habrá que sumar otros cuatro estrenos más: Logan, Wonder Woman, Thor: Raganarok y La Liga de la Justicia.

Ante esta auténtica avalancha de estrenos es normal perderse, sobre todo teniendo en cuenta que estas películas están inspiradas en personajes de editoriales diferentes, y a su vez están producidas por diferentes estudios de Hollywood (aun siendo algunas de ellas de la misma editorial), en abierta competencia entre ellos. Un lío. Las rivalidades, y alianzas ocasionales, entre estudios son tan complejas como las luchas de poder de Juego de tronos, o por poner un ejemplo más cercano, como la situación política que hemos vivido en España este año. Y como son precisamente cuatro los estudios de cine en liza, vamos a explicar en este artículo quién es quién, comparándolos con nuestros cuatro grandes partidos.


Marvel Studios-PP 

En primer lugar, tenemos a Marvel Studios, propiedad de Disney. Inicialmente era, sencillamente, la división cinematográfica del conglomerado Marvel Entertainment, dentro del cual estaba la propia editorial de cómics Marvel, además otras divisiones dedicadas tv, videojuegos, etc. Pero compra de Marvel Entetainment por parte de la compañía del ratón, y el posterior desgajamiento de la división cinematográfica respecto al resto de conglomerado Marvel, han hecho de Marvel Studios una productora con enorme capacidad de maniobra y planificación, aun dentro del paraguas de Disney. Hoy por hoy no tienen rival, son quienes lideran la recaudación y cuentan con un universo de 15 películas interconectadas que hoy por hoy no puede compararse con el de ninguna otra compañía. Este año han estrenado dos de las seis películas de superhéroes que hemos visto (Capitán América: Civil War y Doctor Strange), pero en 2017 estrenarán tres Tienen en su poder los derechos de la mayoría de personajes de la editorial Marvel, aunque no todos.

Su condición de ser los primeros en el pódium hace que la comparación más obvia sea con el partido más votado en las dos últimas rondas electorales, el Partido Popular. A día de hoy, el estudio es dirigido por mano de hierro por Kevin Feige, ambicioso productor idolatrado por los fans, pero criticado también por su talante autoritario. Sin embargo, visto lo visto, Feige parece bueno comparado con su antiguo jefe, el presidente de Marvel Entertainment, Ike Perlmutter. Uno y otro, fueron responsables de la salida precipitada directores como Edgar Wright o Joss Wheedon. Además, sus detractores acusan a Marvel Studios de tener comprada a la crítica, eso añadido al carácter siniestro de algunos de sus mandamases han configurado una auténtica leyenda negra en torno a la compañía que sus haters no se cansan de alimentar. Aunque la mayoría de estos asuntos turbios son infundados (cosa que no puede decirse del PP), no lo son tanto las críticas de falta de originalidad y conservadurismo (narrativo) de muchas de sus producciones. Sin embargo, eso no parece afectar en absoluto a sus resultados en taquilla, de la misma manera que los numerosos casos de corrupción no hacen mella en los votantes del partido conservador. En cualquier caso, lo que está claro es que con tres estrenos pendientes para el año próximo, y Doctor Strange todavía recaudando, Marvel Studios va a hacer tanto dinero como si de un tesorero del PP se tratase.


"Es Marvel Studios el que elige a los directores y son los directores los que quieren que sean Marvel Studios los directores". 

Fox- PSOE

Si Marvel Studios fuese el PP, no tenemos ninguna duda de que el segundo partido más votado sería Fox. Lejos quedan ya las grandes mayorías absolutas ochenteras del PSOE, casi igual de lejos que los éxitos de la franquicia X-Men, cada vez más desgastada. Al mismo tiempo, si bien no podemos negar grandes logros a la Fox (los dos primeras de X-Men o la estupenda X-men: Primera generación), de la misma manera que no podemos negarle los suyos al PSOE, lo cierto es que ambos tienen sus propios cadáveres en el armario, pues la Fox tiene en su haber una vergonzosa lista de bodrios, que representan los momentos más bajos del género superheroico: Punisher, Daredevil, Elektra, Ghost Rider y en general todo lo relacionado con los Cuatro Fantásticos. Cal viva en estado puro. Fox tiene los derechos de personajes Marvel que la compañía antes comentada le gustaría recuperar, y desde hace tiempo se viene rumoreando una cesión o acuerdo que permita a Marvel Studios utilizar a personajes como los Cuatro Fantásticos para su universo compartido. Si bien en Fox niegan la mayor… todos sabemos que acabarán cediendo.


"No es no, señor Feige", pero ahora todos sabemos que "no" también puede ser "sí"...

Warner/DC- Podemos

Si el tercer partido más votado, Podemos, es sin duda el mayor rival del PP (al ser el más opuesto a sus políticas y el único con el que nunca llegará a acuerdos), la comparación más obvia no puede ser otra que la de Warner. Compañía rival de Disney, tiene además en su poder los derechos de todos los personajes de la editorial DC, rival as su vez de Marvel. Ahora mismo es la única en condiciones de plantar cara al reinado de Marvel, aunque parece que nunca terminan de despegar el vuelo. Eterna promesa, igual que el partido morado, tendrían un gran porvenir si fueran capaces de resolver sus conflictos y contradicciones internas, que han acabado por lastrar algunos de sus proyectos, como ha pasado este año con Escuadrón suicida.


Sony- Ciudadanos

En cuarto lugar, tenemos a Sony Pictures, que con los derechos de un único superhéroe en su poder (Spider-man), poco tiene que hacer frente a los cada vez más complejos universos compartidos de las compañías rivales. De modo que han hecho lo mismo que el cuarto partido español más votado, Ciudadanos, y han prestado su apoyo a su rival más fuerte, Marvel Studios en un caso, y el PP en otro. Igual que el partido naranja votó a favor de la investidura de Mariano Rajoy, Sony se ha unido a Marvel para producir de forma conjunta la nueva aventura de Spider-man, una maniobra inteligente para una compañía con cada vez menos peso en el ámbito superheroico, que sin duda le garantizará el éxito este verano. No estamos tan seguros de que las perspectivas sean tan buenas para el partido de Albert Rivera, convertido ahora en un apéndice del PP.

Y hasta aquí los parecidos. Las diferencias principales son, que si bien al PP se le presenta una legislatura bien jodida, a Marvel le espera un largo y tranquilo reinado, con Sony en el bolsillo, Fox con una saga decadente y agonizante como buque insignia, y DC sin saber todavía muy bien qué hacer con su vida. ¡Kevin Feige presidente!




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus