16 marzo 2016

El regalo


 






Titulo: El regalo
Título original: The gift
Director: Joel Edgerton
País: Estados Unidos
Actores: Jason Bateman, Rebecca Hall, Joel Edgerton, Beau Knapp, Allison Tolman, David Denman, P.J. Byrne, Tim Griffin, Beth Crudele
Año: 2015
Duración: 108'
Crítico Colaborador: Horacio Applegate

Valoración:

 




Partiendo de una premisa argumental en absoluto novedosa, como es la recurrente historia del intruso que interfiere de manera invasiva en una consolidada relación de pareja, Joel Edgerton logra pergeñar un muy interesante thriller psicológico de desasosegante turbiedad e indisimulados ecos hitchcockianos.

La primera parte de la película se me antoja un tanto morosa, probablemente con la pretensión de perfilar de la manera más completa posible el triángulo de personajes protagonistas, pero la trama va alzando el vuelo a medida que abandona los territorios más trillados para incursionar por derroteros menos convencionales, donde abundan las sorpresas, los giros y también algunos escarceos pretendidamente epatantes que resultan más cuestionables. 


 
Y es ahí donde radica la principal virtud de esta estimable opera prima: tras engatusarnos con un planteamiento habitual en los telefilmes de sobremesa, Edgerton (que también ejerce de guionista y se reserva uno de los papeles estelares de la función) nos ofrece un producto muy distinto, donde hay cabida para la reflexión sobre asuntos tan poco frívolos como el peso del pasado, la culpa, la redención, el perdón, las apariencias o la legitimidad del secreto en la sagrada institución marital. Pero, como es bien sabido, en ocasiones en el propio pecado está la penitencia y esta insoslayable virtud en forma de alejamiento de los resortes narrativos más prescindiblemente usuales puede entenderse también como una de las flaquezas principales de la propuesta, si lo interpretamos como una simple fórmula encaminada a buscar el desconcierto en el patio de butacas. Con todo, el balance final es francamente positivo, ya que resulta difícil sustraerse a la seducción emanada de un juego de precisión que nos interpela sin ambages hasta hacernos tomar partido.


 

Para alcanzar esta condición de obra fílmica harto recomendable, El regalo se sustenta en pocos, pero firmes, pilares, siendo uno de los principales el alto nivel interpretativo del trío protagonista, con el siempre solvente Jason Bateman como el marido que ha hecho de su carrera profesional uno de sus basamentos vitales, Rebecca Hall como la esposa que se aferra a la búsqueda de la maternidad para superar traumas pasados y cuyas indagaciones desencadenan los acontecimientos y Joel Edgerton como el atrabiliario y olvidado compañero de colegio que reaparece como vestigio de tiempos pretéritos entrando en la vida del matrimonio cual elefante en cacharrería.


Apenas hay lugar para más personajes, salvo los meramente instrumentales, ni falta que hace, ya que ellos solos se bastan y se sobran para captar nuestra atención espectadora a lo largo de casi dos horas de historia en trayectoria ascendente, donde se van colando algunas trampas quizá innecesarias, pero que no deslucen, ni mucho menos, un crescendo final en el que degustamos el dulce o agrio (según la toma de postura adoptada) sabor de ese plato que siempre se sirve frio.






Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus