03 febrero 2015

Tusk







Título: Tusk
Título original Tusk
Año 2014
Duración 102 min.
País USA
Director Kevin Smith
Reparto: Justin Long, Haley Joel Osment, Genesis Rodriguez, Michael Parks, Ralph Garman, Johnny Depp, Harley Morenstein, Bill Bennett, Rob Koebel, Paula Jilling, Jennifer Schwalbach Smith, Harley Quinn Smith, Lily-Rose Melody Depp, Ashley Greene, Doug Banks, Matthew Shively.
Crítico colaborador: Dídac


Valoración:




Lo de Kevin Smith es de traca, uno de los directores más carismáticos y prometedores de los años noventa que fue capaz de regalarnos la trilogía de New Jersey (Clerks, Mallrats, Chasing Amy) o atrocidades cómo ‘Zack & Miri make a porno’ (2008) y ‘Cop Out’ (2010).

Acostumbrado a ser vapuleado por la crítica y alabado por el público, Smith tuvo que plantearse el rumbo de su carrera cuándo el público también empezó a juzgar sus decisiones artísticas con la infravalorada ‘Jersey Girl’ (2004), motivo que lo llevó a aceptar por primera vez a dirigir un guion ajeno en la horrorosa película con Bruce Willis.

De nuevo, hostias a tutiplén.

¿Qué estaba sucediendo? Tal vez el público que había crecido con sus películas noventeras, precisamente estaba haciendo eso…. Crecer.

Así que Smith decidió aventurarse en la mezcla de géneros que tan bien había funcionado a gente como Quentin Tarantino o Rob Zombie.


De hecho, la primera película de su ‘nueva etapa’ cómo director y titulada ‘Red State’ (2011) heredaba la estética de los últimos films del cantante y director.

Red State fue la segunda película (la primera sería Clerks) que el propio realizador tuvo que autofinanciarse. Sí, un director de cine internacionalmente reconocido financiándose su propia peli. Es de locos, ¿verdad? Este tipo de anécdotas dicen mucho de la actual situación cinematográfica.

Fue entonces cuando el 90% de los frikis que solemos poblar los festivales de cine vieron la resurrección de aquel director que había conseguido plasmar su adolescencia, emulando a lo conseguido por John Hugues en los años ochenta.

Smith vio que había funcionado, era el inicio de su nueva trayectoria profesional. Igual que Wallace, el protagonista de la película que nos ocupa, Kevin había dejado de ser aquel joven inocente que siempre tenía una broma para Star Wars.

Ahora (al igual que Wallace, personaje de Justin Long en Tusk) estaba dispuesto a pisotear a cualquiera (artísticamente hablando) para volver a llamar la atención del público.

Tusk (2014) es hasta la fecha, la película más arriesgada y comprometida del director. Un producto destinado a ser odiado y admirado con la misma intensidad

Una historia sobre la decadencia del ser humano, el animal más salvaje del planeta. Con unas divertidas e incluso a veces tensas actuaciones por parte de Michael Parks y Justin Long, acompañadas de (algunas veces) unos inspiradísimos diálogos, por supuesto marca del director. Un film que es capaz de hacerte reír y a la vez volverse enfermizo con una agilidad admirable.

Una broma macabra, surgida a raíz de un titular friki que Smith y su amigo (también productor) Scott Mosier comentaron en uno de sus podcast y que se les fue de las manos hasta tal punto de rodar dicha película. La prueba de ello la tenéis en los créditos finales si tenéis un poco de paciencia.

Una gamberrada propia del director de Mallrats, aunque en un envoltorio supuestamente más adulto. En los últimos cuarenta minutos hay tiempo para todo: Terror, amor, comedia...

LO MEJOR

- Algunas escenas brillan por sus diálogos, véase la llegada al aeropuerto de Canadá, el monólogo de Genesis Rodríguez mirando a cámara, el flashback de la pareja intentando hacer el amor a la vez que discuten o la presentación de Guy Lapointe, interpretado por Johnny Depp y nombrado igual que un veterano jugador de hockey (deporte al que es aficionado el guionista) 

- La música y no me refiero la clásica que utiliza frecuentemente, sino a la música original ambiental.

- La fotografía tampoco se queda corta, me arriesgaría a decir que es una de las películas mejor rodadas de Kevin Smith, a pesar de que todos lo consideren mejor guionista que director.

- La sutileza con la que el típico guión de colegas creado por Smith, sabe adaptarse a los tiempos modernos. Plagado de referencias a los podcast, los virales de youtube o la absoluta pérdida de privacidad que todos hemos sufrido a causa de la red o las nuevas tecnologías.

- Haley Joal Osment, el actor que se comió al niño de El Sexto Sentido. Mejor actor de lo que me esperaba y un gran acierto de casting.

- El final tan frío y tajante del film, tanto que deja con un sabor algo agridulce. Ayudado por la última escena, relacionando una conversación del pasado con el auténtico mensaje de la película.

LO PEOR

- Robert Kurtzman (responsable de los FX de maquillaje) es un buen artesano, aunque la falta de presupuesto y quién sabe si de Greg Nicotero pesan sobre el resultado final en cuanto a su trabajo se refiere.

- Como dije, la mayoría de los diálogos son buenos pero algunos pecan de ser excesivamente largos y en ocasiones pueden perder fuerza por dicho motivo.

- Que la comparen con 'The Human Centipede', cuando en realidad no tienen nada que ver la una con la otra, ni en intenciones o contenido.



Conclusión

En mi opinión, una de las mejores películas del año. Enfermiza, bizarra y divertida a partes iguales. 



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus