10 septiembre 2014

El Hombre mas buscado



Título: El Hombre Mas Buscado
Título original: A Most Wanted Man
Director: Anton Corbijn
País: UK
Actores:Willem Dafoe, Rachel McAdams, Grigoriy Dobrygin, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright, Daniel Brühl, Martin Wuttke, Nina Hoss, Rainer Bock, Mehdi Dehbi, Homayoun Ershadi, Neil Malik Abdullah, Vicky Krieps, Kostja Ullmann, Franz Hartwig, Vedat Erincin, Derya Alabora, Tamer Yigit

Año: 2014
Duración: 121'
Crítico: Lord Serdna





Valoración




El hombre más buscado es la última película del director Anton Corbijn, quien después de sorprender hace cuatro años con El americano, vuelve ahora con un thriller sobre un tema de rabiosa actualidad como es el terrorismo islámico.

Este realizador holandés, dedicado a la fotografía y la dirección de vídeos musicales, debutó como cineasta en 2007 con Control, una película sobre el cantante de Joy Division, y en 2010 regresó con El americano, un thriller protagonizado por George Clooney que generó una gran división de opiniones tanto entre crítica como entre público. La que hoy nos ocupa es su tercera película y, aunque su filmografía todavía es muy reducida, su gusto por la estética cuidada, el desarrollo pausado de sus historias y sus personajes crepusculares ya le han convertido en un autor con cierta personalidad.


En este caso, Corbijn adapta una de las novelas más recientes de John Le Carré, el prolífico novelista británico especializado en tramas de espionaje internacional que, en los últimos años, ha encontrado un filón en la amenaza del terrorismo yihadista. Como es habitual en las obras de Le Carré, la historia se centra bastante en las pasiones que mueven a los personajes y en sus conflictos personales, en este caso, mucho más que en la propia trama de espionaje, algo que sin duda interesa a un realizador como Corbijn, quien crea un thriller con ciertas similitudes a su anterior trabajo, con una historia bastante sencilla (incluso sorprendetemente sencilla, teniendo en cuenta que estamos ante una película de espías) y una eficaz desarrollo de personajes, especialmente del protagonista, un espía alemán interpretado por el tristemente fallecido Philip Seymour Hoffman. 


La película está ambientada en la actualidad en la ciudad de Hamburgo, principal puerto de Alemania, donde se organizó la célula de Al Qaeda que llevó a cabo los atentados del 11-S. Allí opera con su grupo el agente interpretado por Seymour Hoffman, un espía atormentado por fracasos del pasado que intenta dar caza a Issa, un joven musulmán checheno que ha entrado de forma ilegal en el país y que hace saltar todas las alarmas del espionaje occidental cuando se pone en contacto, a través de una ingenua cooperante de una ONG interpretada por Rachel McAdams con un banquero alemán algo turbio encarnado por el siempre inquietante Willem Dafoe.

Pese a las posibles comparaciones con El americano, Corbijn opta en esta ocasión por una puesta en escena menos lírica y contemplativa y más “realista”, entendiendo este término como se entiende en el cine actual, o sea, filmando las escenas de señores hablando en despachos con un cierto temblor de cámara. Un cansino recurso puesto de moda en la pasada década por Paul Greengrass en sus aportaciones a la saga Bourne y al cual hoy en día parece recurrir todo aquel que dirige una película de espionaje ambientada en la actualidad. Afortunadamente, Corbijn sabe contenerse y no abusa de este recurso. 


En cuanto al reparto, destaca por encima de todos Philip Seymour Hoffman, que llena la pantalla cada vez que aparece. Su personaje de espía torturado y perdedor es uno de los más entrañables de toda su filmografía. Sin duda, este actor merece que le dediquemos unas pocas líneas. Con su físico imponente y rollizo, era capaz de resultar hilarante, repulsivo o conmovedor (y en ocasiones, las tres cosas a la vez, como en el caso de la magnífica The master). Descansa en paz, master.
La película se centra mucho más en cuestionar los métodos anti-terroristas occidentales, y muy especialmente estadounidenses, que en tratar el tema terrorismo en sí, que es más bien un fantasma a lo largo de la trama. La mayoría de las novelas de Le Carré (entre las cuales se incluye la clásica trilogía del agente Smiley) están ambientas en la Guerra Fría y muchos de los compañeros de oficio del personaje de Seymour Hoffman en esta película se comportan como agentes de la Guerra Fría, mostrando una estrechez de miras contra un nuevo enemigo como es el terrorismo internacional que el autor se esfuerza en censurar. Resulta significativo que el personaje de Issa sea un islamista checheno hijo bastardo de un militar soviético. Una curiosa metáfora de Le Carré.


Tratando el tema que trata, resulta inevitable concluir esta crítica con unos breves apuntes sobre la ideología que hay detrás de la película, que es en esencia la que cabría esperar de una producción occidental actual. Aunque como hemos señalado antes, el film no se ocupa de forma explícita de la naturaleza del terrorismo yihadista, sin embargo, puede advertirse cómo echa mano de la manoseada teoría del choque de civilizaciones de Hutington, como se desprende de algunas conversaciones entre los espías o de algunas decisiones del director, como ese plano fijo de los rótulos luminosos de gimnasios o tiendas de discos frente a la mezquita. Una vez más, en la búsqueda de las raíces del terrorismo islámico, priman las cuestiones culturales frente a las socio-económicas.

Como aspectos negativos, tal vez su duración sea excesiva para la historia que cuenta, algo que en ocasiones perjudica la narración. Sin embargo, tanto la labor de Corbijn, como el trabajo de los actores, además del material que adapta, consiguen que el resultado sea un film bastante interesante y disfrutable para todos los aficionados al cine de espías con alopecia, barriga y sin artilugios voladores ni cócteles refinados.




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus