20 junio 2013

Monsters University



Director: Dan Scalon

País: EEUU

Actores: Animación

Año: 2013

Duración: 102’

Crítico colaborador: Uter




Puntuación:


Mike (Billy Cristal) ha tenido un sueño desde pequeño, ser el mejor asustador de la empresa Monster S.A. Para ello, asistirá a la prestigiosa universidad Monster en la cual se han formado los mejores asustadores del país. En ella conocerá a Sulley (John Goodman), un monstruo que tiene todo lo apropiado para triunfar. Pero, tras un incidente entre ambos, son expulsados de la facultad y su única esperanza será trabajar juntos en un concurso en el que se decidirá al mejor asustador de la universidad y con ello, conseguir su reingreso como alumnos de la facultad de asustadores.


En esta cinta, como buena precuela nos cuenta el origen de ambos y cómo se convirtieron en la uña y carne que nos mostraron en su primera película. A diferencia de la primera en la que acaparaba más protagonismo Sulley, en esta ocasión, Mike es quien llevará el peso de la cinta y nos hace ver que es un personaje bien construido que con la voz del carismático Billy Cristal hará las secuencias más divertidas del film. Hay que destacar, el magnífico acabado técnico puliendo los detalles hasta un extremo que roza el realismo (como es el caso de la hierba o el agua) o el diseño de los edificios que rodean la universidad, unas maravillas arquitectónicas que lo convierten sin duda en lo mejor del film. La lástima es que Pixar se está convirtiendo en un nuevo James Cameron haciendo que nos entre una película por los ojos nos asombremos cual tontos, y luego hacer un guión excesivamente simplón, en comparación con por ejemplo Wall-E, Toy Story 3, o Up podría haber acabado de forma medriocre, predecible, infantiloide y absurda pero, es en el tercio final en dónde veremos lo mejor del film y por el cual merece la pena darle una oportunidad.


El tercio final de la película resulta precioso y nos enseñan de nuevo lo que Pixar nos tiene acostumbrados con sus trabajos, una realidad auténtica ajena a lo que podría considerarse un final feliz que todos al final deseamos ver aunque en el fondo esperamos que no. Y pese a ello, consigue emocionarnos con una alegoría final del ya famoso «Sueño Americano», en el que pese a cualquier adversidad o tropiezo hay que levantarse, trabajar duro y ser lo mejor hasta en el sitio más miserable porque al final, trabajando duro siempre te acaba apareciendo alguna oportunidad. Resulta un poco ingenuo pensarlo y más en este mundo actual en el que si limpias letrinas pues limpiarás letrinas pero es agradable pensar de forma optimista y decir que con esfuerzo y talento todo se consigue. En definitiva, aunque esté en un escalón inferior a lo habitualmente visionado (aunque en todo caso superior a la de otras productoras del género), resulta lo suficientemente entretenida y emotiva como para darla una oportunidad.


Como nota añadida, también me voy a referir al habitual corto que ponen antes de las películas, en este caso se llamaba Blue Umbrella en el que pixar demuestra su máximo potencial técnico y dará lugar a un impacto visual el que podemos aventurarnos cómo será la calidad de sus futuros proyectos. Aunque la estructura del mismo, nos recordará mucho al ya mostrado en ¡Rompe Ralph! y que ganó el Oscar a mejor corto de animación este año, sí que esperamos que esto no sea un augurio de que a mayor calidad visual peor guión porque, de ser así, van a perder mucho enteros con la competencia y con ese sello de calidad que implica ver la lámpara de Pixar en pantalla.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus