15 febrero 2016

Sister Act - El musical



Título: Sister Act - El musical
Actores: Mireia Mambo Bokele, Ángels Gonyalons, Fermí Reixach, Edu Engonga, Benjamí Conesa, Gara Roda, Amparo Saizar, Malia Conde, Héctor Fernández, Ramón Balasch, Gerard Mínguez.
Duración: 145' aprox (con intermedio)
Fecha representación: 12 de febrero al 6 de marzo
Ciudad: Valencia
Lugar: Teatro Principal
Precio: 20 a 59 euros
Crítico: La Perra Verde



Sister Act - Una granuja a todo ritmo


De la mano de Whoopi Goldberg y basado en la película del 92, nos llega Sister Act, un musical bastante frenético y muy divertido que no deja espacio para el bajón, consiguiendo que sus cerca de tres horas (contra la hora cuarenta del film) se pasen volando.

Antes de entrar en el desarrollo de la trama, hablaré de los destacables aspectos técnicos.
Lo más reseñable, sin duda, es la escenografía, lejos de limitar la obra por no poder mover la acción a tantos lugares como tiene la película (que llega a localizarse en Reno), han conseguido mediante escenografía física, telones y juegos de luces, simular fidedignamente al menos 10 ambientes. Los telones están pintados con dibujos que simulan a la perfección profundidad, dando la sensación de un 3D que hace que el escenario parezca inmenso. Los juegos de luces producen transiciones en las escenas como si de cortinillas cinematográficas se tratasen. Y la escenografía tangible es maravillosa, sobre todo la que está relacionada con la iglesia.

Entrando ya en la trama, poco hay que decir, ya que han cogido básicamente la del film, y han seleccionado a un casting casi clónico. Es imposible no ver a estas monjas y asociarlas automáticamente con sus semejantes en la película.
Entonces ¿como han conseguido hacer más de una hora extra? pues cambiando un par de personajes y, como tiene todo musical que se precie, metiendo números musicales, ya que la película no era un musical, sino que era una película donde se cantaba, porque la música era uno de los pilares de la misma.

El mayor cambio es el de el policía, que pasa de ser un hombre serio y eficiente a el típico tontilán que nunca destacó en clase y que tenía un apodo ofensivo. Desarrollando su historia, consiguen añadir unos buenos minutos extras a la trama.
Deloris, la protagonista, es aún más guasona si cabe que la original. Al ser una chica muy guapa, no pueden hacer chanzas sobre su poco atractivo, como pasaba con Whoopi Goldberg, así que para compensar, la muestran un poco más "fresca y suelta" que su homóloga en el cine, lo que vendría a ser una choni de los años 70.

Los números son muy divertidos, dinámicos y están perfectamente enlazados por, como ya he mencionado antes, los juegos de transiciones a base de luces y movimientos de telón.

Lo único que puede descolocar un poco al espectador, es el no reconocer ningún tema. La banda sonora está compuesta específicamente para el musical, y no oiremos ninguna de las canciones que hicieron famoso el film. Pero eso no es ningún escollo, ya que las nuevas creaciones tienen el espíritu que se espera en esta obra.

Finalizando: si te gusta la película, el musical te gustará, como poco, igual. Risas aseguradas y un gusto para los oídos que nos viene de los cielos por obra y gracia de Stage Entertainment y El Terrat.



Este es uno de los mejores temas de la película ¿o no era así? guiño, guiño.




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus