02 abril 2014

Upstream Color - Atlántida Film Fest

Por 4º año consecutivo, la plataforma Filmin organiza su festival de cine online, el ATLÁNTIDA FILM FEST, del 27 de Marzo al 27 de Abril. Nada menos que 46 títulos, tanto de cine español como extranjero, premiados en diferentes festivales y difíciles de encontrar en cines. 5 películas por 10 Euros, o bien 20 películas por 30 para tener tu propio festival en casa.


Director: Shane Carruth

País: EEUU

Actores: Amy Seimetz, Shane Carruth, Andrew Sensenig, Thiago Martins, Juli Erickson, Ted Ferguson, Frank Mosley, Charles Reynolds, Kerry McCormick, Karen Jagger, Jack Watkins, Jeff Fenter, Cody Pottkotter

Año: 2013

Duración: 96'

Crítico: Harkness

Puntuación:



A Shane Carruth lo conocimos en 2004 gracias a su debut, Primer. Película de culto, triunfadora en el festival de Sundance, la ciencia-ficción y los viajes en el tiempo pocas veces se habían tratado en el cine de una manera tan hermética, experimental, sin darle ni una pista ni ayuda a un espectador más perdido que un pulpo en un garaje... una propuesta extrema y poco convencional, en definitiva, capaz de ganarse tanto admiradores como detractores. Una película llena de originalidad narrativa, o un intragable galimatías que hace falta tener dos carreras de física cuántica y avanzada para poder entender algo. Opiniones las hay de todo tipo... un servidor, aficionado al cine independiente y a las propuestas extrañas y bizarras, no sólo no no pilló nada, sino que además no le importó lo más mínimo aquello de lo que le estaban hablando, de pura antipatía en sus incomprensibles personajes y diálogos, tan mirando por encima del hombro.


Desde entonces, este enigmático hombre-orquesta (paradigma de “Juan Palomo”, él se encarga no sólo de la dirección, sino de la fotografía, montaje, guión, producción e interpretación de sus propios personajes) se ha mantenido en la sombra hasta su retorno en 2013, con un nuevo e indescriptible artefacto cinematográfico, nuevamente destinado a provocar controversia... UPSTREAM COLOR. Decir algo sobre el argumento es como no decir nada, así que me limitaré a la sinopsis oficial: “historia de un hombre y una mujer que se atraen el uno al otro para verse enredados en el ciclo vital de un organismo inmortal. La identidad se vuelve una ilusión mientras luchan para unir los fragmentos perdidos de sus destrozadas vidas”. 




Entre la “sci-fi” cerebral y metafísica, que atañe a las cuestiones existenciales, filosóficas, etc. en torno al ser humano, y el cine independiente de bajo presupuesto, la propuesta de Carruth parece un cruce imposible entre el cine de Malick y el de Cronenberg. Pese a que la historia central más o menos se entiende, se trata de la típica película que suscita distintas interpretaciones en cada espectador y que anima a ser vista más de una vez. Personalmente, me ha convencido más que Primer, al ser una propuesta que confía plenamente en la narración visual como herramienta expresiva, y el trabajo fotográfico, de dirección y de montaje (arriesgado, caótico, no necesariamente lineal ni entendible siempre), así como el meticuloso uso de una minimalista banda sonora, me parece que tiene muchos cojones.




¿Cuando la gente se enamora, lo hace por sí misma o es una fuerza superior lo que lo determina? ¿Existe la identidad individual, o es en realidad una ilusión? ¿Puede algo aparentemente insignificante ser lo más parecido a Dios? Los protagonistas se enfrentan a un pasado incierto y a una realidad que desconocen, que provoca en ellos unas reacciones y unas conductas imprevisibles, ilógicas en apariencia (y los diálogos que mantienen tampoco ofrecen respuestas), sólo al final descubrirán y asumirán el porqué. 


Y sinceramente... no se me ocurre mucho más que decir, simplemente recomiendo verla (si se tiene oportunidad) y formarse uno mismo una opinión, porque desde luego da pie a ello.







Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina
comments powered by Disqus