13 enero 2014

Los cines redescubren el día del espectador... pues vale






Redactor: La Perra Verde
Nota: este es un artículo de opinión, esta opinión es exclusiva mía y no tiene por que ser compartida por el resto del staff.







[modo Sophia Petrillo]
1993, una joven y lozana muchacha de 12 años queda con sus amigas del colegio para ir al cine a ver "Sin escape: ganar o morir" de Jean-Claude Van Damme. De normal el cine vale 500 pesetas, los miércoles vale 300, y por eso aprovecha el grupito de preadolescentes para ir por la tarde... eran otros tiempos... [/modo Sophia Petrillo]

Desde hace un tiempo, los cines están haciendo estrategias para intentar que los espectadores vuelvan al cine, distintos tipos de tarjetas, promociones y el día del espectador... un momento ¿el día del espectador? ¿pero si eso ha existido toda la vida, no? bueno, si, pero con matices.

Cuando yo tenía 12 años, el día del espectador valía 300 pesetas (500 a precio normal), o sea que tenía un descuento del 40%, vamos, que te cobraban casi la mitad que los días normales. Eso a día de hoy no pasa, y antes de que habléis de los precios actuales, fijaros que yo no hablo de precios o precios ajustados a la inflación, estoy hablando de porcentajes, cosa válida para cualquier moneda y momento económico.

Hoy en día de normal vas al cine un sábado a un precio de 9 euros y pico (y pico largos en muchos sitios) y el miércoles te cobran "sólo" 7 euros o quizá poco menos... uyyyyyyyys, que pedazo descuento, me has quitado más o menos un 20% ¿y con eso me tengo que animar a ir un miércoles, cuando al día siguiente trabajo? vaya ¿como poder resistirse a eso?
Podréis decirme que esa oferta está dirigida a los estudiantes y no a la gente que trabaja, y no va a poder ir a una sesión anterior a las 20 o 22 horas. Vale, os lo acepto ¿y? un estudiante que no tiene presupuesto para pagar 9 euros, difícilmente va a tener presupuesto para pagar 7. O sea que el móvil económico se esfuma, y puestos a salir, pues mejor sales el sábado y de paso te vas de cena o de marcha con los amigos ¿no?

Y ahora diréis "pero chica, chica, tranquila ¿no te has enterado de todas las ofertas del día del espectador que están haciendo Kinepolis y demás?", pues si, por supuesto que me he enterado y me parecen geniales. Si no fuese por que todas y cada una de ellas tienen fecha de caducidad. Todas esas ofertas son por un par o algo mas de meses ¿y después? vuelta al día del espectador caro.
Pues oigan, si, me enfado, por que parece que no aprendemos. Me parece muy fuerte que en tiempos de crisis, el precio del día del espectador sea bastante más caro (en porcentaje) respecto a lo que valía en los 90, cuando todos íbamos por las calles montados en unicornios y atando a los perros con longanizas.

Ofertas envenenadas

La industria del cine al igual que la de la música está estancada en un estatus del que no quiere moverse y para ello le da igual destruir nuevos proyectos alternativos (no permitir que sus películas se proyecten en plataformas online aunque sean legales), iniciativas por parte de los proyectores (todas las películas más baratas excepto las de... ) y en definitiva, destruir su propia industria.

Algunos quizás me diréis que en el cine de vuestra provincia o pueblo hacen tal o cual cosa, o que el día del espectador es económico desde tiempos inmemoriales... no me toquéis la pepitilla, amigos, sabéis que estoy hablando de las grandes cadenas, que son las que predominan a nivel nacional, al menos en las grandes capitales, donde nos congregamos el grueso de la población. Me parece genial lo que haga el cine de tu pueblo, yo tengo que ir a CineBox, Kinepolis o cualquier otra cadena, que le voy a hacer.

Un gran ejemplo de buen marketing (no empecemos a hablar sobre el trato a trabajadores y demás, por favor) es el de "Los 100 montaditos", los miércoles y domingos ponen toda su carta a 1 euro y los lunes, el día malo, malo, todos los montaditos (bebida y demás, no) a unos míseros 0'50 céntimos.
¿El lunes ganarán dinero? pues obviamente no tengo yo sus libros contables delante, pero una cosa es segura, ese día iban a abrir, pagar luz, sueldos, impuestos y demás, pues si con esa oferta consiguen pagar la materia prima y pagar parte de los gastos diarios, han conseguido algo que no habrían hecho si la carta hubiera estado a precio normal.

Cuando se hizo la última fiesta del cine, se habló mucho sobre la bajada permanente y generalizada de los precios en el cine... a ver, no seamos más papistas que el Papa. Los cines tienen unos gastos, han de cubrirlos y han de obtener beneficios, que no son una ONG. Lo que yo les echo en cara es su falta de visión, de saber hacer, que vayan de viudas plañideras cuando ellos mismos están envenenando a quien les lleva el dinero a casa.

Yo mientras el día del espectador esté barato, aprovecharé para ir, ya que soy bastante cinéfila y realmente disfruto yendo, aunque sea sola (es muy triste, lo sé) ¿cuando lo vuelvan a subir y cueste casi igual que el sábado?  (día que no me puedo permitir), pues irá mi amiga, Rita la cantaora, y ya me leeré su reseña.

Conclusión final: día del espectador a precio del día del espectador de forma continua ¡ya!, no me lo pongas a X precio durante un tiempo, quítame SIEMPRE un 40% respecto al precio normal más o menos por sistema, y hablaremos.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

2 Comentarios somieriles:

buen artículo

La Perra Verde respondió...

¡Gacias! ya lo podía leer algún directivo y hacerme caso XD.

Responder

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus