24 junio 2013

El Giallo

Autor: Warriors_77

Se aproxima el SomierFest 2013, y como proyectaremos Buenas noches, dijo la señorita pájaro, un homenaje al giallo, por ese motivo he decido aportar mi granito de arena para la ocasión. En el foro más de una vez hemos discutido acerca del giallo, y si su aportación al cine ha sido buena o no. En opinión de quién esto suscribe el giallo cambió la forma de ver el cine de de suspense y de terror como a continuación pienso explicar. Que su factura final sea del agrado o no del espectador depende de si la audiencia sabe entrar en el juego que nos proponen realizador, actores y guionistas. Después de este rollo introductorio vamos al turrón como dicen en Humor Amarillo.

El género giallo surgió en Italia entre mediados de los sesenta hasta mediados de la década siguiente. El nombre proviene del color (amarillo) en el que eran publicadas en Italia las novelas de crimen que se publicaban en el país de la bota en los años 30, para que os hagáis una idea sería la respuesta europea a las novelas pulp estadounidenses. 


Para hablar de giallo hay que hacerlo destacando a uno de sus padres y a su discípulo más aventajado. El que inauguró el género por así decirlo fue Mario Bava, realizador que con la cinta La muchacha que sabía demasiado dio el pistoletazo de salida a esta corriente cinematográfica. Pese a ser una cinta en el que es fácil adivinar la sombra del maestro del suspense Alfred Hitchcock, si que se empezaban a intuir algunas de las claves esenciales por las que se destaca este tipo de cine: falso culpable; identidad desconocida del asesino; asesinatos que se recrean en la sangre...

Poco tiempo después, Bava ya dirigió dos de las cintas esenciales dentro del giallo como son Seis mujeres para el asesino y Un hacha para la luna de miel, de 1964 y 1969 respectivamente. Pero fue precisamente en los años 70, gracias a Dario Argento cuando el género empezó a tomar la forma que hoy conocemos, fue gracias a su llamada “ trilogía de los animales “ y que está compuesta por El pájaro de las plumas de cristal; El gato de las nueve colas y Cuatro moscas sobre terciopelo gris y que fueron dirigidas en 1970 el primer título y los dos siguientes correspondientes al año 1971. Pero fue sin duda alguna el año 1975 cuando Argento dirige el que es para muchos la obra maestra de este género Rojo Oscuro.

He mencionado a dos directores básicos dentro del giallo, pero hay otros que también merece la pena destacarse como son Lucio Fulci con Una lagartija con piel de mujer o Angustia de silencio, de loas años 1971 y 1972 respectivamente; La tarántula del vientre negro de Paolo Cavara de 1971; La dama rosa mata siete veces de Emilio Miraglia en 1972 o La casa de las ventanas que ríen de Pupi Avati en 1975.

El giallo destaca por los asesinatos que son cometidos en primera persona, para ello la cámara adopta el punto de vista del asesino y por la utilización para los asesinatos en su mayoría de objetos punzantes o afilados como pueden ser cuchillos o hachas en la mayoría de los títulos que componen este género cinematográfico.

Unas líneas más atrás he mencionado a Bava; Argento y Fulci. Si los dos primeros destacan por ser más artesanales, por así decirlo a la hora de planificar las muertes, Fulci es lo contrario parece recrearse en la violencia como puede verse en algunos de los títulos que componen su filmografía como El destripador de Nueva York o Zombie 2 por nombrar tan solo dos títulos, pese a que el primero sea un slasher y el segundo pertenezca al ahora tan de moda género zombie. Aunque no entre dentro del giallo propiamente dicho, si que un título de Bava titulado Bahía de sangre y que es del año 1971 daría lugar a uno de los géneros que conocería su esplendor desde finales de los 70 y sobre todo en la década de los 80. La cinta de Bava fue la precursora de los asesinatos bastante crudos y que sin duda fueron una influencia más que evidente para el surgimiento de los psycho killers que hoy forman parte de la cultura cinematográfica. Sin la película del director italiano no hubiera existido Viernes 13, la cual es un homenaje (por no decir casi plagio) del film de Bava.

De nuevo vuelvo a Argento y a como usa el flashback. En el momento en que el protagonista de sus cintas es testigo de un asesinato ve una pista que tanto para él, como para los espectadores pasa desapercibida. Pero en el final de película el héroe se acuerda de lo que ha visto y eso resulta esencial a la hora de resolver el caso.

Hay que mencionar que en las cintas de Argento de los animales, y en algunos giallos la policía resulta más un estorbo que una ayuda, puesto que no suelen creer a los protagonistas y son ellos mismos, con la ayuda de amigos o novias los que tengan que resolver el misterio aún a costa de perder su vida.
Espero que este pequeño reportaje sobre la historia del giallo os haya gustado. Es un buen aperitivo para lo que nos espera en la quedada somieril del verano.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus