10 abril 2013

L'âge atomique - Atlántida Film Fest

La plataforma Filmin organiza por 3er año su festival de cine online, el "Atlándtida Film Fest", por 20 euros los nuevos usuarios y sólo 10 euros los ya registrados, puedes disfrutar a lo largo de un mes (22 de marzo hasta el 22 de abril), en tu casa y en el orden que quieras, de 37 películas que han ganado premios en festivales como Sundance o Sitges y que no se han estrenado en salas (ni probablemente lo harán). Incluso si no te apetecen tantas películas o no tienes tiempo, existe un abono de 10 euros para ver las 5 que prefieras.



Título: L’âge atomique

Director: Héléne Klotz

País: Mordor Francia

Actores: Dominick Wojcik, Eliott Paquet y más gente random

Año: 2011

Duración: 60’

Crítico: Harkness




Puntuación:


“L’âge atomique” es una película que sigue las andanzas de dos jóvenes a lo largo de una noche durante la cual intentan paliar la soledad que sienten, ya que uno intenta ligar, pero no puede, y le embarga la desesperación existencial de morir sin haberla metido en caliente. El otro tampoco es muy feliz que digamos, ya que el que le mola es precisamente su amigo, el cual no parece estar muy por la labor. A lo largo de diversas desventuras y encontronazos, los dos protagonistas empenden un “viaje hacia el fin de la noche” (expresión que también es el título de un libraco, francés también, la cual saco a relucir porque la situación se presta a ello y porque así os epato con mi vasta erudición, piojosos lectores de Dan Brown y del Hola). Y naturalmente, no volverán a ser lo mismos, etcétera.




La debutante directora ha intentado hacer una película pequeña, minimalista, de una hora justa de duración y una pareja de actores en la que recae todo el peso de la acción. Le da una importancia fundamental a la atmósfera y unos ambientes nocturnos de luces de neón, humo de cigarrillos y música de discotecas, que conforman el mundo de la noche por el que se mueven los personajes, la otra cara del día, en la que salen a la luz los problemas y las preocupaciones que permanecen inadvertidos durante la existencia diurna. Cual Isabel Coixet gabacha, ésta señora parece aquejada de cierta pretenciosidad a la hora de escribir unos diálogos de los cuales no me creo nada, cual divagaciones poético-existenciales que no parecen venir mucho a cuento. Diría que la extrema sencillez de todo (comparaciones con Robert Bresson que no falten, a lo cual yo digo: los cojones) resulta contradictorio con lo que mencionaba antes, es decir, con la atmósfera irreal e incluso onírica que lo rodea todo, así que el resultado es una película interesante y no demasiado densa para lo que podría ser, pero que me atrevería a calificar como fallida.


Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro. 

Opina

0 Comentarios somieriles:

Publicar un comentario

Todos comentarios serán moderados por el staff, si no aparecen en breve no te preocupes, serán aprobados lo antes posible. Puedes comentar también desde tu facebook, twitter, etc justo debajo.

comments powered by Disqus