05 julio 2012

Thrawn

Cuenta la leyenda que Thrawn participaba en movimientos activistas, salvando las ballenas, los niños nigerianos, los árboles, y los bigotes.

Su vida cambió, cuando en una protesta policial recibió rayos ultra-sidosos en sus débiles ojos, lo que provoco la necesidad de unas gafas 3D para contener la radicación sidosa que escapa de su ser.

En ese momento, cegado por el sida y la rabia, decidió usar su poder para el mal, destruyendo y sacando defectos a todo lo habido y por haber.
En su ansiosa nueva afición, descubrió que hiciera lo que hiciera, o dijera lo que dijera, en alguna parte del globo, alguien se ofendería.
De esa forma el sida cambió su cerebro ultraintestinal, y provocó el efecto contrario: cuanto más ofensivo sea lo que escriba, cuantos más colectivos sociales se vieran dañados, mayor sería su idiosincrasia, su hirsutismo, y en definitiva, su completa y random felicidad.



Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro foro.

Opina
comments powered by Disqus