26 abril 2014

The kings of summer - Atlántida Film Fest

Por 4º año consecutivo, la plataforma Filmin organiza su festival de cine online, el ATLÁNTIDA FILM FEST, del 27 de Marzo al 27 de Abril. Nada menos que 46 títulos, tanto de cine español como extranjero, premiados en diferentes festivales y difíciles de encontrar en cines. 5 películas por 10 Euros, o bien 20 películas por 30 para tener tu propio festival en casa.

 


Director: Jordan Vogt-Roberts

Actores: Nick Robinson, Gabriel Basso, Moises Arias, Nick Offerman, Megan Mullally, Alison Brie, Mary Lynn Rajskub, Thomas Middleditch

Año: 2013

Duración: 93'

Crítico: Harkness

Puntuación:
       



Triunfadora en Sundance el año pasado, sigue la historia de tres amigos que, hartos de sus respectivas situaciones familiares, deciden escaparse de casa un verano y retirarse a vivir en una cabaña que ellos mismos han construido en el bosque. Al principio se sienten unos hombres de los pies a la cabeza, capaces de ser autosuficientes (más o menos) sin depender de nadie, pero cuando los problemas amenazan su pequeño paraíso, estos tienen más que ver con sus rupturas y desengaños personales que con la supervivencia material.


Comparada con Los goonies y Cuenta conmigo, con John Hughes y Werner Herzog, se trata de una película “indie” de manual, sencilla, simpática y tragicómica, sobre las alegrías y las decepciones de la adolescencia, la incomprensión, la rebeldía, los problemas paternos... un viaje iniciático que pondrá a prueba la amistad de estos chavales, a medio camino entre la infancia y la edad adulta, que buscan en la naturaleza un espacio idílico y un mundo propio para huir de sus respectivas vidas. Hasta ahí, nada nuevo, de hecho lo que nos cuentan no puede ser más previsible de principio a fin. Lo que destaca es un tono mágico, onírico y ensoñador, como si se pretendiese replicar esa mirada adolescente, o como si nos estuvieran contando un cuento en imágenes.





El gran descubrimiento aquí creo que es Moises Arias, es decir, el amigo raro y de grimoso aspecto físico, pues sus salidas y sus líneas de diálogo surrealistas son todo un punto. La mezcla de absurdo, drama y humor la encuentro bien lograda (impagables la estupidez con que se retrata a los padres y a los policías), a lo que se le suman excentricidades de puesta en escena (en forma de visiones y cámara lenta), el trabajo de fotografía y las imágenes naturales con su propio protagonismo, por no mencionar una bizarra música electrónica que parece de videojuego.




Al final acaba bien, pero nadie es el mismo. The kings of summer es otra película que parece diferente gracias a su envoltorio, pero por dentro no deja de ser más de lo mismo. Describe unos personajes y situaciones con los que, de alguna manera, la identificación es sencilla. Pero tampoco cuenta nada nuevo o especialmente rompedor dentro del manual del cine “indie” actual, por lo que no va más allá de ser ser una propuesta agradable para pasar el rato y nada más.
 




Si quieres comentar este u otros artículos, te esperamos en nuestro facebook o twitter.

Opina
comments powered by Disqus